Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2004/12/26 00:00

"Somos pobres pero honrados"

Transparencia por Colombia calificó al gobernador de Boyacá, Jorge Eduardo Londoño Ulloa, como uno de los mejores en 2004. ¿Por qué?

"Somos pobres pero honrados"

SEMANA: ¿Usted cree que ser honrado en Colombia vale la pena?

JORGE EDUARDO LONDOÑO: Por supuesto que sí. La honradez es una de las mejores herramientas para salir del subdesarrollo porque nos permite crear capital social.

SEMANA: ¿Qué ha conseguido siendo honrado?

J.E.L.: Entre otras cosas, el orgullo de lo que nos pasó en 2004: Transparencia por Colombia, la filial de Transparencia Internacional, dictaminó que Boyacá es el departamento con menor riesgo de corrupción en el país.

SEMANA: ¿Para usted qué son los dineros públicos?

J.E.L.: Los dineros públicos son sagrados. Son unos recursos benditos que uno no puede manchar ni con la imaginación.

SEMANA: ¿De dónde sacó usted sus valores?

J.E.L.: Soy herencia de Luis Carlos Galán. Cada día procuro actuar con transparencia, con ética, con una alta moral pública, con todo lo que nos enseñó él. Esta es la mejor ratificación de que a sus ideas no las pudieron asesinar y de que en este país, pese a las percepciones, los buenos somos más.

SEMANA: Todo eso suena bien en teoría, ¿pero cómo lo lleva a la práctica?

J.E.L.: Por ejemplo, el Plan de Desarrollo. Para elaborarlo convocamos a unos encuentros provinciales en los que participaron más de 15.000 personas. De esta manera, con procesos participativos, ampliamos la democracia y fortalecemos el tejido social.

SEMANA: Pero su departamento sigue siendo uno de los más atrasados.

J.E.L.: Claro, porque yo no soy la Virgen de Chiquinquirá para andar haciendo milagros. Hago política independiente y para la comunidad y ayudo a crear procesos que con el tiempo revertirán nuestra actual situación. Por ahora digo con satisfacción que somos pobres pero honrados.

SEMANA: ¿Quiénes?

J.E.L.: Todos los boyacenses. Es un valor histórico. Como el niño de 11 años Pedro Pascasio Martínez, que cuando capturó al general Barreiro éste intentó comprarlo con unas monedas de oro. Él las rechazó y con su acto cambió la historia de nuestra nación. Por eso digo que desde tiempos ancestrales aquí hemos aprendido que la honradez nos hará libres.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.