Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/11/2012 12:00:00 AM

“Una calumnia es diferente a una opinión”

El empresario Carlos Mattos explica por qué demandó al periodista Óscar Collazos.

SEMANA: Usted demandó por injuria y calumnia al periodista Óscar Collazos. Las posibilidades de ganar esos pleitos en Colombia históricamente han sido pocas. ¿Por qué lo hizo?
 
CARLOS MATTOS:
La libertad de expresión no significa que los periodistas estén por encima de la ley, ni que puedan asumir la función de los jueces. Aquí también existe una tradición de respeto por el buen nombre y la dignidad de las personas. Esa es lo que estoy invocando.

SEMANA: Pero en Colombia no es delito expresar opiniones, aunque no le gusten al afectado.

C.M.: Una cosa es expresar una opinión y otra acusar a una persona de un delito, que es lo que hizo el señor Collazos. Eso es calumnia y una calumnia sí constituye un delito.

SEMANA: ¿Y cuál fue la calumnia que le hicieron a usted?

C.M.: El periodista habló de un supuesto origen “oscuro” de mi fortuna. Esa no es una afirmación que yo pueda dejar pasar callado. He trabajado 30 años con mucho éxito como representante de Hyundai en Colombia, doy trabajo a más de 2.800 familias y esa insinuación me hace daño a mí y a mi familia.

SEMANA: Pero Collazos considera que el motivo de su acusación es que él criticó su financiación al alcalde de Cartagena, la cual él relaciona con sus intereses comerciales en Chambacú.

C.M.: Esa es una interpretación que él tiene que demostrar. Yo tengo una casa en Cartagena y, como muchos empresarios que creían que Campo Elías Terán sería un buen alcalde, participé en su campaña. Inferir que apoyar a un candidato obedece a algún propósito irregular es otra cosa que tampoco puedo permitir.

SEMANA: Pero dentro de los criterios de libertad de expresión hay posibles interpretaciones de los hechos que pueden ser considerados por un juez más una opinión que una calumnia.

C.M.: Creo que los ciudadanos particulares no podemos ser tratados por los medios de comunicación con el mismo rasero que los funcionarios públicos. Yo creo que toda persona, mientras no cometa un delito, tiene derecho a que se le respete su privacidad.

SEMANA: ¿Entonces cuál es su objetivo con la demanda?

C.M.: Yo no quiero perjudicar al señor Collazos como él me ha perjudicado a mí. Lo que quiero es que él se retracte y respete mi buen nombre. Si él logra demostrar que yo incurrí en alguna actividad ilegal, que los jueces me condenen; pero de no ser así, que reconozca que se equivocó.

SEMANA: ¿Y usted ve una conciliación cercana?

C.M.: En este momento Collazos y mi apoderado están hablando y posiblemente va a tener lugar una reunión entre ellos. Creo que ni él ni yo tenemos interés de que esto pase a mayores y que lo que estoy pidiendo es elemental y justo. Lo único que pido es que se me respete mi integridad personal, empresarial y familiar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.