Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/28/2000 12:00:00 AM

Arde Lima

Dos mensajes ambiguos, el del presidente Alberto Fujimori y el del candidato opositor Alejandro Toledo, condujeron a la violencia el viernes en la capital peruana. Fujimori había prometido la “democratización” del país tras derrotar a Toledo en unas elecciones muy controvertidas, pero su discurso inaugural resultó sólo un saludo a la bandera. Toledo había convocado a multitudinarias demostraciones pacíficas, pero llamó a “acabar con la dictadura” y conformó un ‘gobierno en la sombra’. Una cosa y otra llevaron a un estallido de vandalismo generalizado que, reprimido con gases lacrimógenos por la policía, causó varios incendios de gran tamaño y puso a muchos a pensar en la viabilidad de un gobierno como el de Fujimori, que ha sido reelegido dos veces y lleva más de 10 años en el poder.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.