Sábado, 21 de enero de 2017

| 1996/10/14 00:00

CANTE AUNQUE NO CANTE

CANTE AUNQUE NO CANTE


AUNQUE PARA NADIE FUE una sorpresa el retiro del vicepresidente Humberto de la Calle Lombana la semana pasada, los términos en que ésta se produjo sí dejaron de una pieza al ministro del Interior, Horacio Serpa Uribe, quien finalmente encontró el contradictor que buscaba. A los mensajes enviados por De la Calle al presidente Ernesto Samper y al Congreso en los que hizo un desalentador retrato de la situación que atraviesa el país, Serpa respondió con una destemplada serenata con la que pretendió desestimar la renuncia del vicepresidente. Con su lógica nadaísta De la Calle sólo se limitó a decir: "Si el deseo del doctor Serpa es cantar, ¿por qué no lo hace en la Fiscalía?".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.