Martes, 17 de enero de 2017

| 2001/02/05 00:00

El corazón de las tinieblas

El corazón de las tinieblas

Los cultivadores de papa, arveja, maíz y flores de la Sabana de Bogotá empezaron mal el año debido a las fuertes heladas que les marchitaron la mayoría de sus plantaciones. El frío en las madrugadas puede ser imaginado al contemplar este paisaje fotografiado a las 6 de la mañana del pasado jueves en la población de Sesquilé (Cundinamarca). La temperatura que ese día registró el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) fue de 5,5 grados bajo cero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.