Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/1/1994 12:00:00 AM

LOS BARBAROS

CON LA MIRADA ESQUIVA, Carlos Roncancio y Julio Calderón se enfrentaron a la prensa. El jueves de la semana pasada, estos dos agentes de la Policía Nacional, vestidos de civil y borrachos, hicieron detener el bus en que viajaban en un sitio céntrico de Bogotá. Al bajar, dispararon indiscriminadamente. Mataron a un joven de 25 años y subieron a la fuerza al niño Walter Iván Gaviria de Luca, de 13 años, quien vendía dulces en los semáforos. Pese a las súplicas del pequeño, Roncancio lo agarró del pelo y le destruyó el cráneo de un balazo. Y si el hecho no quedó impune fue por la colaboración de varios taxistas. Ante lo sucedido, el alcalde Jaime Castro aplazó la prohibición de que los menores de 18 años salgan a la calle después de las 12 de la noche. ¿Cómo dejar a la juventud bajo el control de agentes como éstos?-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.