Domingo, 22 de enero de 2017

| 2000/10/30 00:00

Más alto, más fuerte, más lejos

Más alto, más fuerte, más lejos

Mientras el mundo aún admira la plasticidad y la fuerza de los atletas que compitieron en los Juegos Olímpicos de Sydney que acaban de terminar, en Ciudad Bolívar, localidad del sur de Bogotá, 50 niños practican diversas ramas del atletismo a 3.000 metros de altura sobre el nivel del mar, en el Club Potosí, una pista de 162 metros de largo construida en la cumbre del cerro denominado Arbol del Ahorcado. Los elementos con los que se ejercitan han sido hechos por ellos. Allí cultivan el deporte niños y jóvenes que no tienen dinero suficiente para desplazarse a la unidad deportiva El Salitre. Siete de ellos forman parte de la selección Bogotá y dos han representado a Colombia en eventos suramericanos. Al frente de este proyecto se encuentra Giovanny Castro, un joven que ha hecho realidad la máxima de los Juegos Olímpicos de la Grecia clásica: más alto, más fuerte, más lejos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.