Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/09/23 00:00

Más cerca del nirvana

Más cerca del nirvana

El Buda de bronce más grande del mundo medita en postura de flor de loto y con las manos en varada mudra para alejar las penas e invocar la alegría y la caridad humana, encima del templo del monasterio de Lo Pin en la isla de Lanatau, Hong Kong. Hasta la semana pasada los creyentes y turistas que quisieran visitarlo debían tomar un ferry, luego un taxi y finalizar con una caminata que incluía subir 268 escalones. Hoy, quienes quieran conocer la estatua del Buda gigante, que mide 34 metros y pesa 250 toneladas, podrán hacer uso del teleférico Ngnong Ping 360 Skyrail, inaugurado el 18 de septiembre. Aunque los monjes de Lo Pin realizaron una campaña para que no se construyera el proyecto, por miedo a que su lugar sagrado se convirtiera en un parque de diversiones, el gobierno de Hong Kong terminó por aprobarlo y espera con ansias un aumento significativo en los visitantes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.