Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/4/1999 12:00:00 AM

QUINCE AÑOS

HACE YA 15 AÑOS, EL 30 DE Abril de 1984, el país se estremeció con el asesinato de su
ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla. Su muerte fue el primer magnicidio desde el de Gaitán y sin
embargo pocos entendieron que se cernía sobre Colombia uno de sus períodos más oscuros. El más joven
ministro de Belisario Betancur se había adelantado a muchos en advertir la gravedad de los efectos que el
nárcotrafico era capaz de producir en su sociedad, y por eso libraba una lucha personal contra una empresa
criminal de poder casi ilimitado. La narcoguerra que siguió cobró la vida de decenas de funcionarios,
asesinados por honrar el ejemplo de Lara, y la de centenares de Víctimas de terrorismo indiscriminado. Hoy
cuando ese capítulo parece cerrado pero el narcotráfico sigue siendo una amenaza, el recuerdo de Rodrigo
Lara Bonilla, como mártir de la nacionalidad, hace renacerlas esperanza en la Colombia que tantos como él
siguen soñando.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.