Lunes, 22 de diciembre de 2014

| 1993/05/17 00:00

TESTIGO MUNDO

TESTIGO MUNDO

Testigo mudo
LA FOTOGRAFIA DE UN pequeÑo, vestido con su su traje de primera comunión, fue lo único que quedó intacto en uno de los numerosos automóviles calcinados por el carro bomba que explotó el jueves pasado en la calle 93 con carrera 15, en Bogotá.
La imágen, captada por el fotógrafo Carlos Vásquez, es una muestra no solo del drama que encierran los atentados narcoterroristas, que han cobrado entre sus víctimas a varios menores de edad, sino de la impotencia de los colombianos ante este terrible flagelo. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×