Sábado, 25 de febrero de 2017

| 1995/08/07 00:00

OMAR ESCORCIA QUIROZ

OMAR ESCORCIA QUIROZ

BAJA EL UROLOGO OMAR ESCORCIA QUIROZ, quien en una operación que estaba destinada a extraer un cálculo renal, terminó por extirpar los dos riñones de la paciente Ligia Ferrer de Alvarado. La cirugía, que se realizó en Barranquilla el 15 de junio, se convirtió en un escándalo cuando el hijo de la paciente denunció ante la Fiscalía al Instituto de Seguros Sociales por negligencia. Es increíble que a las puertas de siglo XXI, con toda la tecnología disponible, un médico profesional se equivoque de semejante forma. La investigación ya está abierta tanto en la Clínica como en la Fiscalía y se espera que el Tribunal de Etica Médica se pronuncie sobre el hecho.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.