Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/5/2015 12:00:00 AM

Cinco conceptos sobre el ahorro que usted debería saber

Si quiere conocer las nociones más importantes sobre cómo manejar esta práctica, no deje de leer las definiciones dadas por la subgerencia de estudios económicos del Banco de la República.

1. ¿Qué es el ahorro?
Es la parte del ingreso (o del producto de una economía) que no se consume. Se refiere a recursos (además del dinero) que se guardan y se pueden convertir en ingreso o inversión para el futuro. En esa medida, es una variable importante pues su disponibilidad evita que el ahorrador tenga que hacer un ajuste abrupto en su consumo y, por tanto, en su bienestar cuando se enfrenta a choques negativos que disminuyen su ingreso (como pérdida del empleo), o cuando tiene que enfrentar situaciones inesperadas (enfermedad) o quiere disponer de recursos para la vejez (pensión).

2. ¿En qué se diferencia del atesoramiento o, coloquialmente, guardar a plata debajo del colchón?
Son dos cosas distintas. Se mencionó que el ahorro es la parte del ingreso que no se gasta y que contribuye a financiar la inversión, a suavizar el consumo y a la acumulación de capital con beneficios para el crecimiento económico. La diferencia con el atesoramiento es que este último, si bien también constituye una parte no gastada del ingreso, no tiene los efectos potenciales positivos que sí tiene el ahorro. Se entiende que cuando se atesora no se busca un retorno futuro de esos ingresos o rentabilidad, ni se guardan con un propósito de ingreso futuro, que permita estabilizar el consumo a través del tiempo.

3. ¿El ahorro se puede hacer sin acudir al sistema financiero? ¿Cómo?

Como se explicó, cuando el ingreso supera al consumo existe ahorro. Pero solo una parte de ese ahorro se canaliza hacia el sector financiero. Es lo que se conoce como el ahorro financiero. En su mayoría las fuentes de este ahorro son productos tradicionales, como las cuentas de ahorro, corrientes y CDT. Existen formas por fuera del sistema que no son necesariamente seguras.


4. ¿Cuál proporción de los ingresos es ideal para ahorrar?
Aunque el porcentaje de ahorro de una persona u hogar varía de acuerdo con sus ingresos, gastos e intereses, lo recomendado por los expertos en planeación financiera es que por lo menos se ahorre el 10% de los ingresos con el fin de enfrentar choques negativos comunes como el desempleo o la enfermedad. Por supuesto, porcentajes de ahorro por encima de esta proporción permiten adicionalmente al hogar acumular capital físico y humano, lo que a su vez redunda en el bienestar de los hogares.

5. Existe un concepto llamado Loan to value, ¿en qué consiste?

Es la relación entre el préstamo y el precio del activo (por ejemplo una vivienda o un carro). Si el Loan To Value (LTV) es 70 por ciento, quiere decir que la entidad financiera presta el 70 por ciento del valor del activo que se va a adquirir y con el ahorro personal se debe cubrir el 30 por ciento restante. Con frecuencia una parte, o el valor total del activo constituyen la garantía que respalda el préstamo, en caso de que el deudor no pueda pagar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.