Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/07/25 08:23

'Ecosistemas' tecnológicos: de la ciencia ficción a la realidad

Acciones que alguna vez fueron parte de las películas y los libros futuristas, como participar en una videoconferencia desde cualquier parte del mundo e incluso montar una montaña rusa sin moverse de la casa, ahora son una realidad gracias a los avances en materia de dispositivos móviles.

'Ecosistemas' tecnológicos: de la ciencia ficción a la realidad Foto: COMERCIAL

Cada vez son más las personas que utilizan los smartphones para llevar a cabo todo tipo de tareas en el día a día. De hecho, según un informe presentado por Cisco, uno de los principales fabricantes de equipos de redes, en los próximos cinco años alrededor de 5.500 millones de personas serán usuarios de algún tipo de dispositivo móvil, lo que representa el 70% de la población mundial.

Estas cifras representan una importante oportunidad para las empresas de tecnología, que han logrado combinar hardware, software y accesorios para crear un ‘ecosistema’ tecnológico que permite a las personas realizar tareas y actividades que hasta hace unos años eran parte de la ciencia ficción, como por ejemplo, hacer llamadas a través de un reloj de pulso (una idea que apareció por primera vez en la serie de televisión Dick Tracy) y hacer traducciones simultáneas sin necesidad de saber el idioma.

La tecnología se ha convertido en parte fundamental de la vida cotidiana, y los avances de los últimos años han cambiado la manera de hacer negocios, viajar o ir de compras. Estos son algunos de los cambios que han sido posibles gracias al trabajo de la compañía coreana Samsung y otras empresas del sector tecnológico.

Una nueva forma de experimentar la realidad

Conocer el mundo es uno de los grandes sueños de miles de personas, pero la falta de tiempo o dinero son en ocasiones un impedimento para explorar los rincones más visitados del planeta. Sin embargo, gracias a la tecnología, esto ya no es un problema. Actualmente existen en el mercado dispositivos de realidad virtual que permiten, en cuestión de minutos y sin salir de casa, navegar en góndola por los canales de Venecia, caminar por Times Square en Nueva York o sobrevolar en helicóptero la sabana africana.

Este importante avance tecnológico no solo le permite a las personas “teletransportarse” a los lugares que deseen visitar, al mejor estilo de las series de ciencia ficción, sino que también está cambiando la forma en la que se consumen contenidos. Por ejemplo, existen dispositivos de realidad virtual como las gafas Gear VR de Samsung, que son capaces de recrear la sensación de estar en una sala de cine o convertir a personas de todas las edades en héroes de videojuegos gracias a que proveen un ángulo de visión de 96 grados y una experiencia envolvente de 360 grados.

Además, cámaras como la Samsung Gear 360 le dan a cualquier persona la posibilidad de crear su propio contenido de realidad virtual, y de esta manera compartir los momentos más importantes de su vida con amigos y familiares sin importar lo lejos que estén.

Adiós al reloj analógico

Pese a que se trata de un invento relativamente nuevo en el mercado, el número de personas que ha reemplazado los relojes con calculadora y cronómetro por relojes inteligentes, capaces de conectarse con los celulares para compartir información, consultar mapas, leer correos electrónicos, controlar la reproducción de música e incluso monitorear la actividad física es cada vez mayor.

De hecho, según un estudio realizado por Strategy Analytics, la venta mundial de relojes inteligentes llegó a los 8,1 millones de unidades en el último trimestre del 2015, superando así las ventas de los relojes suizos que durante años han dominado el mercado.

Esto ha sido posible, en gran medida, gracias a que estos dispositivos brindan la posibilidad de manejar muchas de las funciones del celular sin necesidad de tenerlo en la mano; como el caso del reloj Samsung Gear S2 que permite controlar la música, leer y contestar mensajes, hacer y recibir llamadas, y tomar fotografías directamente desde la muñeca.

Oficinas móviles al servicio de los ejecutivos

Una de los efectos más importantes que la tecnología ha tenido en la vida cotidiana es, sin duda, la manera en la que se trabaja y se hacen negocios. Gracias a los teléfonos inteligentes, los ejecutivos de hoy tienen acceso a una gran cantidad de aplicaciones que permiten editar documentos, realizar videoconferencias, enviar correos electrónicos, realizar presentaciones y estar conectados permanentemente con todo lo que ocurre en el día a día de sus empresas desde cualquier lugar.

Además, el cambio de dispositivo no es un problema a la hora de conservar la información gracias a desarrollos tecnológicos como el Smart Switch de Samsung, que permiten la transferencia de fotos, archivos y datos de un teléfono a otro de manera rápida y fácil.

El idioma ya no es una barrera

La posibilidad de viajar y comunicarse con personas de otros rincones del mundo a pesar de la diferencia de idioma era, hasta hace algunos años, un invento de escritores de ciencia ficción como Douglas Adam, autor de The Hitchhiker‘s Guide to the Galaxy.

Sin embargo, gracias al desarrollo de aplicaciones como S Translator, el ser humano no necesita de robots personales o criaturas del espacio para explorar el mundo sin inconvenientes: basta con dictarle al dispositivo móvil una frase para que este, a través de un sistema de reconocimiento de voz, convierta el sonido en un texto en inglés, francés, alemán, italiano, chino o portugués.

¿Es este el primer paso en la construcción de dispositivos capaces de “descargar” idiomas y otras habilidades directamente al cerebro, tal y como lo hizo Neo en Matrix? Solo el tiempo lo dirá.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.