Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/24/2015 12:00:00 AM

¿Es posible reutilizar el agua perdida?

En la actualidad, la tecnología está al alcance del ciudadano común y las industrias para proteger el líquido vital. Conozca qué está pasando con este recurso en las nuevas construcciones.

Algunos analistas de la geopolítica aseguran que, de seguir el daño al medio ambiente y sus recursos, la siguiente guerra mundial será por agua. A pesar de que la Organización de las Naciones Unidas establece como límite el consumo de 25 a 50 litros diarios por persona, esta también afirma que cerca del 40% del planeta sobrepasa esos límites. 

No obstante, ya asoman en el país instalaciones industriales y hoteleras que arman ‘de cero’ construcciones con decidido criterio ambiental, tanto por conciencia como por el cada vez mayor costo económico del agua pública.

Al respecto, Germán Castaño, gerente comercial de Eduardoño, asegura que “para construcciones que están en desarrollo como conjuntos residenciales o industrias, que por sus mismos procesos productivos generan aguas residuales, existen tecnologías y sistemas muy completos que les permite no solo hacer un tratamiento adecuado de las aguas antes de ser vertidas en afluentes, con porcentajes de depuración hasta del 95%, sino también procesos y mecanismos para reutilizarlas en otras actividades, generando importantes ahorros y cuidados ambientales”.

Por ejemplo, las aguas grises, aquellas provenientes de los lavamanos, las duchas y la misma agua lluvia, puede recogerse y tratarse para uso en los sanitarios, limpieza de pisos y riego de jardines, pues construcciones diseñadas con sistemas de tratamiento de agua residual permiten la reutilización de este tipo de aguas y evitan el desperdicio.

Además, la opacidad que pueda quedar en el agua de este proceso también tiene alternativas de tratamiento; existen filtros de ósmosis inversa, (que refiere a un proceso purificador donde los fluidos se presionan a través de una membrana, mientras que los sólidos disueltos quedan atrás), y generadores de ozono que clarifican el agua y evitan la coloración que no genera buena impresión. 

Al ver las soluciones que hay en el mercado, sorprende cómo no se han aplicado con anterioridad. “Las posibilidades existen, pero la protección de los recursos naturales comienza por una decisión de hacer las cosas responsablemente. Así como es un derecho ciudadano disponer de agua potable en cada hogar, también es un deber aprovechar los mecanismos disponibles para tratar las aguas en hogares y empresas”, señaló Castaño.

Por ejemplo, con el necesario estudio de suelos que toda construcción nueva debe contratar, se puede conocer el nivel de las aguas subterráneas y qué potencial hay para aprovecharlas.

Según Samuel Huertas, gerente de una de estas construcciones medioambientalmente sostenible en Bogotá, como el BioHotel Colombia, cualquier negocio que quiera sostenibilidad a futuro debe partir de una filosofía de conservación ambiental, con conceptos claros de protección de los recursos y con la aplicación de las tecnologías que ya están a disposición de cualquier ciudadano responsable.

Y es que este hotel se considera un caso de éxito en el manejo de las aguas. Según su gerente, “el estudio de suelos arrojó que el aprovechamiento de las aguas subterráneas era viable y por eso tenemos una planta de tratamiento de agua potable, la cual nos sirve para el consumo humano junto con la que viene por el acueducto”, afirma Huertas.

¿Agua perdida?
Una cosa son las aguas grises, otra lo que se conoce como aguas negras. ¿Es viable recuperar algo de estas aguas o es simplemente agua perdida? Al parecer, hasta en esto la tecnología es milagrosa, pues con “procesos de decantación y retención de sólidos, de separación de materiales livianos flotantes, de degradación de la materia orgánica por bacterias anaeróbicas y de filtración anaeróbica de flujo ascendente, es virtualmente factible volver a depurar las aguas negras hasta en un 80%”, explica Paulo César Pérez, Ingeniero Ambiental de Eduardoño. 

Desde luego, este sistema de ciclo cerrado parte de la base de que haya un volumen constante de agua, razón por la cual es necesario almacenarla en recipientes adecuados para tal fin. Es decir, que sean elaborados de material resistente a la intemperie, liviano, de fácil manipulación y, claro está, que estén tapados.

Hoy en día, tanto hoteles como muchas otras industrias tienen en su quehacer diario procesos que dejan como residuos grasas y lodos. Para ello, además de una legislación ambiental, también existen soluciones para evitar daños en el planeta. 

“Ya no existe excusa. Un lavadero de carros no puede existir sin trampas de lodos y grasas porque en su naturaleza están estos residuos… las soluciones a estos agentes contaminadores existen desde hace años y hay toda una industria y tecnología al servicio de este tipo de establecimientos para reducir su impacto y reciclar el agua”, añade Germán Castaño, de Eduardoño.

Es así como se juega hoy en día el papel del agua dentro de los procesos de construcción y utilización, en donde la tecnología le devuelve el papel principal, sin generar consumos extras y despilfarros que puedan agotar este valioso recurso.

Técnicas para preservar el H2O
• Los hogares y las empresas pueden mejorar su calidad de agua potable con la instalación de equipos domésticos de ósmosis inversa de baja presión, que por presión filtra los sólidos disueltos en el agua, además del uso de los conocidos ahorradores de agua tanto en duchas y lavamanos, como en las cisternas de los sanitarios.

• El tratamiento del agua con ozono tiene propiedades de desinfección; la ósmosis inversa, aporta una purificación más completa.

• Las plantas de tratamiento de aguas grises y negras son de más fácil instalación en proyectos por construir como en inmuebles ya entregados, pero se pueden hacer reformas ambientales previo estudio de especialistas y de acuerdo con las administraciones de la propiedad horizontal.

• Empresas como Eduardoño en su línea de Soluciones Ambientales tienen líneas de producto que contribuyen a la protección del agua: pozos sépticos, tanques de almacenamiento, plantas de tratamiento de aguas residuales y plantas de agua potable.

• El ‘Principio de precaución’ obliga a los ingenieros hidráulicos a utilizar aguas negras y grises potabilizadas únicamente para labores rutinarias como descargas de sanitarios y aseo de zonas comunes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.