Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2016/03/08 00:07

La Responsabilidad Social como esencia de la Universidad

Desde la segunda mitad del siglo XX, la Responsabilidad Social Universitaria (RSU) impuso nuevos retos a la educación superior en Colombia. Las universidades debieron convertir el conocimiento en un instrumento útil para comprender, abordar y dar solución a las problemáticas sociales.

La Responsabilidad Social como esencia de la Universidad Foto: Universidad del Rosario

A raíz de estos retos, la Universidad del Rosario se propuso orientar sus acciones para incidir en el desarrollo de la sociedad y siguiendo su misión institucional, adoptó como uno de sus principales propósitos trabajar por el fortalecimiento del Estado, el incremento de la competitividad y la productividad de los sectores, con el objetivo de contrarrestar los problemas más urgentes de la sociedad, contribuyendo con soluciones prácticas a los problemas relacionados con la salud, la pobreza, la construcción de paz, el crecimiento, el desarrollo local y el fortalecimiento de las comunidades.

Es así como en el marco de la Responsabilidad Social Universitaria, y bajo la iniciativa y dirección del abogado Mauricio Plazas, en el año 2007 nace el Instituto Rosarista de Acción Social “Rafael Arenas Ángel”- SERES, como un organismo dedicado a trabajar en conjunto con poblaciones en condición de vulnerabilidad, que promueve la investigación e interacciones concretas encaminadas a la lucha contra la inequidad y la injusticia social.    

Según explica la socióloga e investigadora Mónica Mendoza Molina, el Instituto trabaja en dos frentes: línea de acción social o interacción directa con las comunidades y línea de investigación social. “Procuramos que la investigación aporte a la acción social directa y que la acción social también se pueda documentar a través de la investigación”. La línea de acción social encausa sus labores directamente con comunidades, enfocada principalmente a los temas de infancia, adolescencia y juventud, y adultos mayores.    

Los proyectos de la línea de investigación social están conformados por grupos interdisciplinarios que aportan a la construcción de análisis integrales y complejos de los fenómenos sociales, pues como explica Mónica Mendoza, no son un grupo de investigación, no son una facultad y no tienen docentes vinculados pero trabajan en conjunto con grupos de investigación de diferentes facultades de la Universidad que tienen la oportunidad de aplicar su conocimiento fuera de las aulas y conocer las dinámicas sociales y, a su vez, ponen sus conocimientos al servicio de comunidades vulnerables para contribuir a mejorar sus condiciones sociales, económicas y organizativas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.