Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/14/2015 12:00:00 AM

Tareas pendientes

Santiago Castro, presidente de Asobancaria, habla sobre cuáles son los principales desafíos que tiene el sistema bancario del país.

SEMANA: ¿Qué retos hay en materia de marco legal para promover la creación de nuevos canales de servicio con los cuales se mejore la calidad y se amplíe la cobertura?

SANTIAGO CASTRO:
El país cuenta con un marco regulatorio que ha facilitado la creación de nuevos canales para la inclusión financiera y los corresponsales bancarios han sido uno de sus pilares. Para continuar con la inclusión, convendría mejorar la reglamentación del sector de telecomunicaciones y fomentar el comercio y los pagos electrónicos, enfatizando en regulaciones que faciliten temas como la reversión de pagos, o que favorezca la creación de nuevos instrumentos. La reforma tributaria que se está discutiendo es un escenario clave para derrumbar la barrera que constituye el gravamen a las transacciones financieras.

SEMANA: ¿Qué pasa con la seguridad en las operaciones?, ¿es otro desafío?

S.C.: Los avances tecnológicos han permitido masificar los canales electrónicos pero también imponen retos importantes en materia de seguridad. Para esto el sector invierte cuantiosos recursos (por lo menos, 120 millones de dólares anualmente) y dispone de mecanismos de seguridad robustos que pone a disposición de los clientes para mitigar los riesgos de fraude. Es evidente que los usuarios todavía tienen muchos temores de utilizar los canales electrónicos en reemplazo de la oficina tradicional y de allí la importancia que la gente comprenda que los canales electrónicos cuentan con herramientas de seguridad para tratar de evitar que los hurtos se materialicen. El riesgo de ser hurtado es realmente bajo y, en muchas ocasiones, el banco reintegra los recursos.

SEMANA: ¿Cómo está el sector bancario en desarrollo de tecnologías de la información?

S.C.: Estamos bien pero aún hace falta trabajar en algunos aspectos. La banca viene cambiando del mundo físico al mundo virtual y este es un sector que invierte cuantiosos recursos en tecnología pero los cambios no son sencillos. Desarrollar nuevos canales transaccionales como internet o banca móvil es complejo. Más aún, si se considera que, a través del sistema financiero, se realizan cerca de 3.700 millones de transacciones en un semestre y se procesan alrededor de 6.350 billones de pesos en el mismo periodo. Estos volúmenes exigen robustos sistemas y mecanismos que ayuden a prevenir riesgos como el de fraude. Hace falta trabajo del lado de los consumidores y acceso a sistemas de información. Hace falta educación en el uso de la tecnología. Y esto es algo que requiere del trabajo mancomunado entre diferentes actores además de la banca.

SEMANA:
¿Hay que trabajar en diferentes formas de aproximación a los consumidores?

S.C.:
Sí, en los últimos años se han presentado cambios radicales en términos de las expectativas y deseos de nuestros usuarios. El boom de las redes sociales y los avances tecnológicos han cambiado la manera en que interactúan las personas y han dejado en evidencia la creciente necesidad de innovar en las aproximaciones entre entidades y consumidores financieros. La banca continuará redoblando esfuerzos en seguir mejorando la experiencia del cliente en su contacto con el sector, disminuyendo aún más el número de procesos que se realicen en oficinas físicas, promoviendo el uso de los canales virtuales y dinamizando los programas de educación financiera, claves para el sistema y fundamentales para contar con consumidores satisfechos.

SEMANA:
¿Cómo competir con la variedad de opciones que hay para hacer transacciones por medios electrónicos cuya operación es independiente a los establecimientos de crédito?

S.C.: La banca debe adaptarse a los nuevos cambios y retos que imponen ese tipo de plataformas. Para eso venimos trabajando en mecanismos y canales que permitan hacer transacciones financieras cada vez más ágiles y seguras. Esto genera importantes desafíos, no solo desde el punto de vista tecnológico, sino también regulatorio. La banca tiene que cumplir con muchos requisitos (de capital, de administración de riesgos, de protección al consumidor) respecto a otros agentes que ofrecen este tipo de servicios. Entonces, el mundo de los sistemas de pago debe pensar en cómo disponer de una regulación adecuada que permita competir en igualdad de condiciones y garantizando el cuidado de los recursos del público. Y la banca debe avanzar cada vez más en soluciones de pago para todos los agentes de la economía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.