Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/20/2015 12:00:00 AM

“Cali es Cali y también es loma”

Hasta lo alto de la ladera, en la Comuna 20 de Cali, llega el MIO Cable, un sistema de transporte que comunica e integra a los habitantes de una de las zonas más vulnerables de la ciudad.

Con 60 cabinas, cada una con capacidad de llevar a 10 personas, para un total de 20 mil al día, el teleférico es la solución de transporte para los habitantes del llamado ‘pesebre de Cali’, quienes no podían conectarse fácilmente con el resto de la ciudad. Incluso, algunas personas debían caminar hasta 45 minutos para encontrar un transporte.

El nuevo sistema hace parte del Masivo Integrado de Occidente. “El MIO Cable me parece buenísimo porque le sirve mucho a la gente de acá. Antes era muy difícil transportarse porque, imagínese, con semejantes lomas y sin este medio, a uno le quedaba más complicada la cosa”, afirma Elsa García, usuaria del sistema y habitante de la ladera.

Para ampliar la cobertura del sistema masivo, Metrocali estudia la posibilidad de integrar las ‘gualas’ como alimentadores del sistema. Estos camperos tradicionales llevan y traen personas desde hace años en los 11 barrios del sector como Siloé, Brisas de Mayo y Lleras Camargo.

“Ya diseñamos las rutas, en conjunto con las empresas de ‘gualas’. Falta llegar a un acuerdo sobre el valor de la tarifa del pasaje. También se necesita definir el aspecto legal, pues las ‘gualas’ son transporte público colectivo y como los rige la normatividad de la Secretaría de Tránsito, no están bajo la sombrilla del transporte masivo”, asegura Juanita Concha, directora de Operaciones de Metrocali.

Por todo lo alto
Desde septiembre pasado se puso en marcha el teleférico, que realiza cuatro paradas y recorre una distancia de 2,2 kilómetros en aproximadamente 10 minutos, desde la terminal Cañaveralejo, estación motriz, hasta la Brisas de Mayo ubicada en lo alto de la ladera. “En hora valle, las cabinas alcanzan 13,5 kilómetros por hora y en los horarios de alta demanda el sistema opera a 18 kilómetros por hora”, comenta Jhon Fredy Reyes, supervisor de operación del MIO Cable.

En la estación Lleras Camargo se presenta un giro de 89 grados que hace parte de las particularidades del moderno diseño del MIO Cable, “y es el único sistema de transporte de este tipo en el país que cuenta con esta característica”, comenta Reyes sobre la estructura. Los pasajeros del MIO Cable pueden acceder, sin pagar un nuevo pasaje, al MIO a través de la estación de Cañaveralejo y movilizarse fácilmente a otros puntos de la ciudad.

No solo es un medio de transporte

La movilidad no es lo único que mejora en la Comuna 20 con la puesta en marcha de este sistema de transporte. Para continuar con las políticas de inclusión social y generación de empleo en la zona, la Alcaldía de Cali lideró junto a Participación Ciudadana, el programa Territorios de Inclusión y Oportunidades –TIOS- y Metrocali, una iniciativa para vincular a los habitantes de la ladera como funcionarios de MIO Cable y familiarizar al resto a la comunidad con el uso de este medio de transporte.

La Administración Municipal realizó una convocatoria abierta para vincular laboralmente a 49 personas de la ladera como técnicos, auxiliares de abordaje, auxiliares de socialización, personal de aseo y seguridad, entre otros. Entre los seleccionados se encuentra Yuri Arango Parra, sicóloga y habitante de Siloé, quien no había encontrado empleo fijo en su área de estudio. “La experiencia ha sido muy gratificante porque vinculan personas que necesitan el empleo, tienen las capacidades y que viven acá”, asegura la ahora asesora de gestión humana de MIO Cable.

“¡Esto es la machera!”, comenta sobre el sistema José Almeiro Pardo, líder comunitario y creador del Centro Experimental de Arte y Cultura Lomeritos, un lugar dedicado a trabajar por el bienestar de los habitantes del sector a través de la educación, el arte y la cultura. Conocido por todos como ‘Lomerito’, toca su guitarra que lo acompaña en su primer viaje en MIO Cable. Sus versos, dedicados a su comuna, reflejan su deseo de verla lejos de la indiferencia y la violencia por la que ha estado marcada. Mientras la cabina está a punto de hacer su primera parada en la estación Tierra Blanca, este artista “graduado de la universidad de la vida”, comenta la importancia que tiene para la ladera un sistema de transporte que “termine con el aislamiento que ha sufrido la comunidad”.

Al reconocer su barrio desde el aire, ‘Lomerito’ parafrasea la famosa frase “Cali es Cali, lo demás es loma” para enfatizar en la necesidad de que todos los caleños pongan sus ojos sobre la ladera. Porque, en realidad, “Cali es Cali pero también es loma”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.