Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/09/11 00:00

Cali renace a ritmo de clave

La capital del Valle del Cauca despierta. ¿Qué está haciendo la administración municipal para fomentar el desarrollo de la ciudad y sus habitantes? ¿Y cuáles son los factores que influyen en ese nuevo impulso?

Cali renace a ritmo de clave

Hasta hace algunos años esa Cali que avanzaba al son arrebatado de la salsa perdió el ritmo. Acordes disonantes como la ineficiencia de las administraciones, el narcotráfico y la violencia, hicieron que la ciudad y sus habitantes se adormecieran. Pero hoy otra tonada resuena en la ciudad y los caleños recuperan el paso.

Según datos de la administración actual, en 2005 la inversión de la Alcaldía en programas sociales era de 400.000 millones de pesos y en 2014 ascendió a 1,4 billones de pesos. Ese incremento se traduce en nuevas estrategias de inclusión social en las zonas vulnerables que logran, entre otras cosas, que Cali tenga hoy la tasa de homicidios más baja en esos 20 años. Esta cifra, 66 por cada 100.000, sigue siendo alta pero es un logro importante para una ciudad que llegó a ser azotada por una tasa de 94 homicidios por cada 100.000 habitantes.

Lo mismo pasa con la educación en Cali. La ciudad recibe en 2015 57.300 millones de pesos en recursos propios para este sector, monto que cuadruplica el destinado de los últimos cinco años. La inversión total en educación gestionada por la Alcaldía también aumentó al pasar de 394.446 millones de pesos en 2010 a 628.819 millones de pesos en 2014, según cifras oficiales. Este dinero permite aumentar la cobertura e implementar programas como TIT@, plataforma tecnológica que incorpora herramientas digitales de aprendizaje, que entregó más de 60.000 portátiles y tabletas a las aulas de clase.

Otro indicador del crecimiento de la ciudad es la recuperación de la malla vial. Según el informe Cali Cómo Vamos, durante los últimos tres años la ciudad intervino la malla vial y logró que el 50 por ciento esté en buenas condiciones, el 38 por ciento en regular estado y el 12 por ciento malo. En 2006 solo el 2 por ciento de las vías se encontraba en buen estado, según el mismo documento.

La inversión en salud también experimentó un aumento notable. En siete años pasó de 166.946 millones de pesos en 2007 a 549.326 en 2014, según reportes oficiales es la inversión más alta en los últimos 20 años. Esa inyección de capital permite que la ciudad goce de un 95 por ciento de cobertura en vacunación y que la tasa de mortalidad esté disminuyendo, un importante primer aliento que impulsa nuevas medidas para prevenir y tratar las principales enfermedades de los caleños.

Los recursos que permiten aumentar la inversión pública para Cali son el resultado de uno de los aspectos destacados de la actual Alcaldía: el saneamiento de las finanzas municipales y el recaudo de impuestos.

Durante la administración de Rodrigo Guerrero, según cifras del Departamento Administrativo de Hacienda Municipal, el recaudo total tributario a 2014 fue de 896.241 millones de pesos, con un aumento del 35 por ciento respecto a 2012. Se proyecta que el incremento sea del 53 por ciento en 2015, si se recauda la totalidad de impuestos esperados para el año, que suman 1.019.166 millones de pesos.

Las cifras que hoy arroja la ciudad son más alentadoras que en años anteriores. Muestran que Cali baila de nuevo a ritmo de clave y que los avances permiten una recuperación prometedora. Sin embargo aún hay retos por asumir a corto plazo y otros que dependen de las futuras administraciones para que la Sultana del Valle no siga rezagada frente al resto de capitales del país.•

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.