Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/08/29 00:00

A primera vista

Cada vez más se piensa en las fachadas como un recurso estético y arquitectónico. ¿Cuáles son las tendencias y novedades en esta materia?

Hotel Virrey B3

Nueva York, Madrid y Ámsterdam mandan la parada en innovación de fachadas, pues allá los arquitectos le apuestan a diseños vanguardistas que además acogen una idea de conservación y amigabilidad con el medioambiente.

Bogotá no es la excepción, pues desde hace varios años la ciudad ha visto aparecer nuevos proyectos que utilizan recursos sostenibles y novedosos que permiten no solo un bajo impacto ambiental, sino también diferentes propuestas estéticas y arquitectónicas.

Es el caso de edificios como el Hotel B3 Virrey, que cuenta con una fachada de 3.360 metros cuadrados tapizados con plantas a lo largo de sus ocho pisos. Según Unika Promotora -firma que la diseñó- “redefine el significado del término ‘alojamiento verde’”. El proyecto es uno de los más novedosos en el país, ya que cuenta con un sistema automatizado para regar las plantas.

La industria apunta a la construcción pensada para cuidar el planeta, pues desde los acabados interiores hasta el diseño de la fachada giran en torno a la sostenibilidad. Para Javier Casas, director de diseños de proyectos de Superficies Colombia, esta tendencia traduce un cambio de mentalidad que se está produciendo en  todo el mundo: “Gracias a los procesos de globalización y a las problemáticas que estamos experimentando por cuenta del cambio climático, podemos encontrar una gran variedad de materiales con tecnología de punta. Esto ha permitido que el gremio de la arquitectura se enfoque en usar materiales amigables con el medioambiente en los diseños de los proyectos arquitectónicos”.

También marca la diferencia en el panorama urbano de Bogotá la fachada del Urban Plaza. El proyecto, además de tener un diseño futurista, está compuesto en su mayoría por vidrio y ventanería a gran escala fabricada por Tecnoglass.

José Manuel Daes, CEO y cofundador de esta compañía, asegura que el empeño que se le dedica a la fachada descansa sobre la idea de que “el diseño y ejecución de estos elementos son fundamentales, primero, por la parte estética y, además, porque los niveles de enfriamiento y calentamiento interno del edificio, al igual que la iluminación, dependen de estas estructuras”.

Así mismo, Christian Daes, CEO y cofundador de Tecnoglass, no duda de que en Colombia los constructores le están metiendo empeño al tema de fachadas: “Nuestro país se ha actualizado bastante rápido y ha entendido las ventajas de optimizar en la escogencia de los vidrios y fachada, por ende, cada vez se hacen más exigentes en cuanto a control solar, atenuación de ruido, y transmisión de luz”.


Redefiniendo materiales
Si bien algunos materiales cumplen funciones específicas en las fachadas, bajo la idea de sostenibilidad y de optimización de recursos, es posible redefinir el papel que juegan en ella. Según Rodrigo Ibáñez, gerente general de la división de construcción de Ajover Construcción, “las nuevas tecnologías y el diseño innovador permiten que productos como las tejas dejen de ser productos exclusivamente destinados a aislar la lluvia, el frío y el sol, para ofrecer iluminación interna, así como un aspecto agradable en el exterior”.

Las funciones complementarias que cumplen varios materiales y recursos de construcción, la aplicación de diseños vanguardistas y la apuesta por una industria con responsabilidad ambiental hacen que las fachadas sean un escenario de innovación. En últimas, como asegura Charles Carvajal, arquitecto de Constructora Shalama, “la importancia de la fachada radica en que ella expone la personalidad de la arquitectura, es la cara visible y define buena parte de la identidad de quien la diseña”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.