Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/28/2014 12:00:00 AM

Seguridad privada al día

Desde siempre se ha visto la necesidad de que un tercero vele por la seguridad de las personas y sus pertenencias. Aquí le mostramos las últimas tendencias.

Los libros de historia tienen un común denominador sin importar la cultura a la que se refieran: el dolo, el abuso de confianza y el crimen en general están presentes en todas sus formas. A pesar de que las sociedades han constituido los cuerpos de policía para la defensa de la honra y bienes de los ciudadanos, siempre hay una rendija por la cual se cuelan los malintencionados.

Es en esa brecha en la que las compañías de seguridad privada entran a proveer soluciones de diversa índole, pues más allá del simple vigilante del pasado, en la actualidad este servicio ha evolucionado y especializado según el tipo de riesgo que se quiera cubrir.

La seguridad privada moderna

El concepto de seguridad evoluciona y se va adaptando según las necesidades tanto de la persona como del contexto. Hoy por hoy se trata de la prestación de servicios encaminados a la protección de la vida de las personas, sus instalaciones y sus contenidos, e incluso de intangibles. 

Según Mauricio Gutiérrez, gerente general de  G4S Secure Solutions Colombia S.A., se tienen en cuenta cuatro conceptos que comprenden la seguridad: “primero, el gerenciamiento de los riesgos, es decir, aquello que pueda afectar la integridad de una persona o un bien; segundo, la seguridad física, visto como las medidas necesarias para asegurar la integridad de los bienes materiales; tercero, la protección de personas, entendida como la visualización estratégica de los hábitos de un personaje y de su entorno con miras a asegurar su integridad; y cuarto, la seguridad de la información, muy de moda en estos tiempos de espionajes digitales y protección de la información de personas e instituciones.”

Como se ve, el campo de la seguridad privada es complejo, pero lo es aún más para las personas o empresas que en algún momento de su existencia deben tomar la decisión de protegerse. Precisamente, se debe comenzar a pensar en algún tipo de esquema de seguridad cuando se tiene conciencia de la administración de los riesgos. Es por ello que, sin importar el tamaño o actividad de la empresa, se deben identificar y valorar los riesgos que la afectan para estar en capacidad de adoptar una política y decidir las medidas para gestionarlos y asegurar su continuidad.

Entorno de la seguridad privada

Al analizar este servicio salen a la luz debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas que la afectan. Por ejemplo, dentro de las debilidades se tienen las dificultades de orden público propias del país, además del camino grande por recorrer en materia de capacitación y entrenamiento del personal del servicio. 

A renglón seguido cabe anotar que las Amenazas de esta industria se centran “en la falta de un marco normativo que defina la actividad y las reglas básicas para evitar prácticas irregulares en muchas compañías que afectan el mercado y estigmatizan injustamente el sector”, explica Gutiérrez.
Quizás por la misma necesidad de seguridad privada por causa de la situación de orden público es que ha surgido una fortaleza: se lee con frecuencia en la prensa que en la actualidad el recurso humano se ha venido profesionalizando, tanto que hoy en día es buscado en el exterior.

El punto es que, como actividad económica, el crecimiento de la economía garantiza el crecimiento del sector, el cual hoy se ha diversificado hacia la Justicia, la Educación, los espectáculos y, en general, la gestión integral de la seguridad.

Tendencias de la seguridad

Teniendo en cuenta los diferentes campos que comprende la seguridad surgen varias preguntas: ¿cómo se garantiza una buena protección en espacios domésticos y empresariales? La respuesta va más allá del vigilante uniformado pues, en cambio, se deben identificar y valorar los riesgos para implementar medidas ajustadas a las metas y cultura de la empresa (o conjunto habitacional), midiendo su desempeño y ajustándolas a los cambios que se presenten.

En cuanto a personas de alto riesgo, quienes por su perfil de riesgo así lo ameriten, deben contratar con un servicio que sea especializado en la materia y que haga énfasis en identificar y administrar los riesgos relacionados con la vida del protegido.

Por su parte, la seguridad del dinero y los valores en general, pasó de la simple custodia a la logística de dinero, la cual comprende la identificación y estructuración de diversos procesos que garantizan su flujo tanto dentro como fuera de las empresas.

Por último en cuanto a las novedades en materia de seguridad informática, en este momento se está hablando de la vulnerabilidad de las claves alfanuméricas y se está trabajando para buscar nuevas formas para evitar el acceso fraudulento a la información. 

Quizás usted no lo sepa, pero es posible que usted o su empresa estén necesitando una adecuada evaluación de los riesgos para reestructurar un sistema de seguridad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.