Viernes, 20 de enero de 2017

| 1995/01/23 00:00

ADEUS AYRTON

ADEUS AYRTON

ERA DOMINGO Y ERA primero de mayo. El automóvil Fórmula 1 de Ayrton Senna no dobló en la endiablada curva de Tamburello, del circuito de San Marino en Imola, Italia, siguió de largo y se estrelló de frente contra el muro de cemento externo a una velocidad de 310 kilómetros por hora. El triple campeón del mundo permaneció inmóvil en su silla, con la cabeza reclinada hacia atrás y hacia la derecha. La ambulancia tardó 75 segundos en llegar. Eran las 2:17 de la tarde. Moría el mejor y nacía una polémica, que aún no termina, en torno de la seguridad de las competencias de Fórmula 1.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.