Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/18/2011 12:00:00 AM

Adulam, casa de exdrogadictos

Jairo Humberto Rodríguez vivió el infierno de las drogas y ahora trabaja para darles una nueva oportunidad de vida a los adictos.

Trece años en el mundo de los alucinógenos llevaron a Jairo Humberto Rodríguez a buscar una solución radical a su situación. Después de una vida callejera en los barrios populares de Cúcuta, decidió cambiar de vida. Siete años después abrió la primera casa de rehabilitación, el centro de drogadictos Adulam, en el que utiliza un método teoterapéutico basado en la oración. "Si Dios no cambia, no hay quien cambie". Tenía una remontadora de calzado en el barrio de invasión donde vivía, y todas las noches salía hasta la madrugada para buscar jóvenes.

De eso hace 25 años, y desde entonces Jairo y Miriam, su esposa, no dejan de trabajar con adictos con un único requisito: que quieran salir de ese infierno. Muchos desertan tras los primeros días en la casa, ubicada en la avenida 9 con calle 13 del centro de Cúcuta, pero los 25 o 30 que logran pasar un año entero en el programa aseguran que verdaderamente transforma.

Por ahora, en esa casa, que además ya es propia, habitan cuatro enfermos mentales y un cuidandero. Pero la pareja sueña con construir bloques en los que la rehabilitación se extienda a mujeres, ancianos y hasta a bebés que nacen en el mundo de las drogas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.