Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/07/29 00:00

Ahorrar para el futuro

La actual coyuntura económica del país hace pensar a los expertos que es un buen momento para guardar el dinero. Las estadísticas así lo demuestran.

Los analistas recomiendan que cada persona busque el mecanismo de ahorro y la entidad que más se ajuste a sus necesidades

Camilo Gutiérrez piensa que no tiene sentido ahorrar porque se ha ganado el dinero con mucho esfuerzo y debe darse gustos, ya que el día en que muera no podrá disfrutar lo que ha conseguido. Según el perfil del ahorrador colombiano, realizado por el grupo financiero Skandia, esta mentalidad es muy común en el país, pues sólo seis millones de habitantes tienen algún tipo de ahorro.

El vicepresidente comercial de esa compañía, Santiago García, dice que muchos de los ahorradores son personas mayores de 40 años que destinan el 20 por ciento de sus ingresos mensuales al ahorro y tienen como motivaciones, en orden descendente, invertir en vivienda, educación, salud, retiro y, por último, por prevención.

Algunos dirán que es muy difícil ahorrar con la situación de pobreza que atraviesa el país, pero en este momento, Colombia tiene niveles de ahorro entre el 20 y el 25 por ciento de su PIB, una cifra satisfactoria comparada con los niveles que tuvo en el pasado, cuando llegó a estar por debajo del 20 por ciento. Daniel Castellanos, economista jefe de Bbva Colombia, dice que la situación económica del país no es mala, que es en este momento cuando los colombianos tienen más posibilidad de ahorrar y que es más bien cuestión de mentalidad y orden.

El ahorro en el país ha crecido, en los últimos cinco años, en un 3,8 por ciento. Sin embargo, Andrés Flórez, director del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafín), explica que al comparar el ingreso y el desarrollo de la economía colombiana con otras similares, se percibe que el ahorro efectivo en instituciones financieras es más bajo de lo que debería ser:˜Esto puede significar que el común de la gente no tiene conciencia de la importancia del ahorro. Por ello, es que tanto los bancos como el sector público eduquen a la población sobre su relevancia".

La persona que ahorra en un banco tiene mayores ventajas frente a quien guarda su dinero en casa: facilita transacciones financieras como el préstamo, y el dinero guardado no pierde valor con la inflación. Las entidades financieras ofrecen mecanismos básicos para ahorrar, como abrir una cuenta de ahorros, un CDT, ahorrar en carteras colectivas, acceder al mercado accionario e invertir en fondos de pensiones.Algunas entidades, como el Banco de Bogotá, ofrecen opciones específicas dirigidas a jóvenes, niños y adultos.

Es imposible dar una fórmula mágica a los ahorradores, pues existe una disyuntiva entre rentabilidad y seguridad, los dos elementos principales a la hora de ahorrar. Mientras más se arriesga el usuario, tiene mayor posibilidad de ganar dinero, por eso es importante tener el cuenta, en el momento de elegir una entidad financiera, la solidez de esta para que pueda soportar momentos de vacas flacas en la economía.

Andrés Flórez señala que en materia de ahorro, no hay una respuesta única para todo el mundo. En todo caso, cada usuario, dependiendo de sus capacidades económicas y del objetivo del ahorro, debe elegir la opción más idónea entre las diversas combinaciones de plazos, rentabilidades y niveles de riesgo.

Santiago García dice que las personas que desarrollan hábitos de ahorro logran un nivel de vida equilibrado y su organización financiera les permite darse gustos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.