Jueves, 19 de enero de 2017

| 1997/06/23 00:00

ALEJANDRO GALVIS

ALEJANDRO GALVIS

Este bumangués, desde la provincia, ha montado un imperio de medios de comunicación cuyo cubrimiento no es ya una realidad regional sino nacional. En un país tan centralizado como Colombia esto no puede ser considerado sino como una hazaña. Heredó de su padre el control del periódico Vanguardia Liberal en 1976 y compró El Universal de Cartagena en 1981. Se hizo al control de La Tarde de Pereira, El Liberal de Popayán, la agencia de noticias Colprensa y finalmente creó El Nuevo Día de Ibagué. Para manejarlos creó una promotora de inversiones que hoy agrupa 30 empresas en todo el país. Quizá su mayor activo es el de tener el toque de Midas para los negocios en las regiones más diversas de Colombia, no con un mismo producto sino adaptándolo a las particularidades regionales. Nadie tiene mayor influencia en esa Colombia que no está en las grandes ciudades, cuyo potencial de crecimiento es enorme y donde está todo por hacer. Con su empuje y perseverancia, seguramente estará en la pelea por seguir en el liderazgo de las comunicaciones en los próximos años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.