Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2005/12/03 00:00

Alicia Dussán

Antropóloga, arqueóloga y etnóloga. Ella y su esposo hicieron el hallazgo de? la cerámica más antigua de América.

Alicia Dussán

Una de las primeras mujeres colombianas en obtener gran estatura como científica. Para fortuna de la antropología, abandonó la carrera de derecho que había comenzado en la Universidad Nacional e ingresó al Instituto Etnológico Nacional, y formó parte de la primera promoción que se graduó en 1941. Ya fuese de manera independiente o junto con su esposo, Gerardo Reichel-Dolmatoff, con quien establecería una fructífera colaboración, nos ha dejado un extenso legado de publicaciones sobre una gran variedad de temas arqueológicos y etnográficos, resultado de investigaciones a lo largo y ancho del país. De sus 53 publicaciones, 23 son en coautoría con su esposo. Se adelantó a su época al realizar trabajos de antropología urbana, antropología física, antropología aplicada y antropología médica, siendo también pionera de los estudios de género en Colombia. Sus intereses la llevaron a desempeñarse como arqueóloga y etnóloga en la Costa caribeña y a fundar con su esposo el Museo Etnológico del Magdalena, en el que transformó la manera como hasta entonces se representaban las culturas indígenas. Su interés y su trabajo en museología la llevarían más tarde a ser asesora técnica del montaje del Museo del Oro (1967), jefe de la División de Museos y Restauración de Colcultura (1970-1973), curadora visitante del Museo de Historia Cultural de la Universidad de California (1978) y asistente investigadora del Museo del Condado de Los Ángeles (1980). En el campo de la docencia es recordada como cofundadora y profesora del departamento de antropología de la Universidad de los Andes, en 1965. Del extenso trabajo realizado por Alicia y su esposo en el Caribe, lo más sobresaliente es el estudio de una comunidad mestiza en Cesar y la publicación de la monografía titulada The People of Aritama. Así como el descubrimiento, en 1960, muy cerca del Canal del Dique (Bolívar), de la cerámica más antigua de América. Ambos también realizaron importantes investigaciones arqueológicas y antropológicas en la Costa Pacifica. Su trabajo no se limitó al área exclusiva de la investigación y la docencia. Pasó al campo del activismo político en la lucha por el reconocimiento y el respeto de los territorios indígenas, proponiendo, desde 1950, la constitución de nuevos resguardos . Tuve el honor de estar presente en la ceremonia de entrega del premio a la Vida y Obra, que le otorgó en 2002 el Ministerio de Cultura, año en que también recibió el Premio a la Obra Integral de un Científico, de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, donde durante muchos años fue una de las pocas mujeres en ser un miembro de número. A esto se suman muchas otras distinciones como la Mención de Honor, Categoría Científica de Mujeres de Éxito (2001), el de ser Oficial de la Orden de la Democracia de la República de Colombia (1998), el Honor al Mérito Cultural de la Alcaldía Mayor de Bogotá (1993), y el Honor al Mérito del III Congreso de Antropología en Colombia (1984). Alicia Dussán nació en Bogotá, en 1920.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.