Viernes, 20 de enero de 2017

| 1995/10/09 00:00

AMOR Y AMISTAD

AQUELLOS DETALLES...

AMOR Y AMISTAD

EN PAREJA
Hoy en día existen villas y hoteles especializados en lograr que las lunas de miel y los aniversarios sean momentos inolvidables.
PASAR UNOS RElajantes días en una paradisíaca isla caribeña, navegar en un crucero por el Mediterráneo, disfrutar de una semana esquiando en los Alpes suizos, tomar un safari por el continente africano o quedar impactado con un exótico paisaje australiano... Definitivamente, cuando se trata de decidir cómo pasar la luna de miel, el aniversario de bodas o las mejores vacaciones en pareja no existe ningún tipo de límite para la imaginación. La lista de opciones entre las cuales escoger es enorme.
Pero, ¿qué factores toman en cuenta los colombianos a la hora de decidirse por un plan específico? Como es lógico, el punto de partida es el presupuesto. Como afirma Mauricio Materón, director para Colombia de los cruceros Royal Caribbean, las parejas tratan de buscar el mayor beneficio que puedan obtener con el dinero del que disponen. Además, las personas desean algo sofisticado y por supuesto romántico. Pero lo más importante, según Connie Venegas, gerente de Vía Libre S.A., es que hoy en día los colombianos buscan comodidad y, por eso, los planes en los cuales todo está incluido dentro de un mismo precio son los más solicitados.
Por lo general, en el caso de las lunas de miel, la pareja tiende a elegir sitios que ninguno de los dos haya visitado para que el paseo sea más emocionante. Por lo anterior, según Fernando Herrera, gerente de Sol y Nieve -el mundo del esquí-, entre más han viajado las personas antes de casarse, más exótico es el sitio que eligen para pasar la semana después del matrimonio. Es por eso que existen parejas que terminan tomando un safari en Africa o visitando el Lejano Oriente luego de la noche de bodas.
Es así como, dependiendo del dinero del que se disponga, la pareja decide qué tipo de vacaciones experimentar. Existen los planes de descanso, como pasar una semana en un resort en el Caribe o navegar en un crucero que para en las islas más románticas del mundo. Para los que buscan aventura se incluyen los safaris y las visitas a las estaciones de esquí. Para terminar, se pueden mencionar los paquetes que tienen como principal objetivo conocer nuevas culturas y ciudades, como un tour por Europa o un recorrido más exótico por Australia o el Oriente.

PARAISO CARIBEÑO
El destino que más acogida posee actualmente es el Caribe. Para muestra un botón: en una feria de tan sólo cuatro días, la cadena de los Sandals -hoteles caribeños- logró vender poco más de 50 lunas de miel. Connie Venegas considera que el éxito de las islas del Caribe estriba, entre otros factores, en su infraestructura hotelera basada en el sistema super incluido. "Cuando las personas viajan, por ejemplo, a Jamaica, no tienen que cargar ni un dólar en sus bolsillos porque las comídas, los deportes, las habitaciones, el trago, los 'shows', las propinas y los traslados aeropuerto-hotel-aeropuerto ya están incluidos dentro de la tarifa".
Lo mejor de todo es que los planes en el Caribe están dentro de la franja menos costosa que se ofrece en el mercado. De hecho, actualmente existe una oferta en uno de los hoteles Sandals que permite que, por 1.375 dólares por persona, la pareja disfrute de ocho días y siete noches en Jamaica (Este precio incluye no sólo lo que se mencionó en el párrafo anterior, sino además el tiquete aéreo y el traslado al aeropuerto en limosina).
Por otra parte, Guillermo Ortiz, de Cielos Abiertos, considera que lo que más varía el precio entre un plan y otro es el boleto de avión. "Mientras un tiquete a cualquier isla caribeña cuesta aproximadamente 350 dólares, un vuelo hasta el continente europeo vale airededor de 1.500 dólares. Así, con lo que se paga un paquete de ocho días en Jamaica, apenas alcanza para pagar el tiquete aéreo de un plan en Europa".
En realidad, para Materón el éxito del Caribe se resume en el precio y en el tiempo de viaje. No vale la pena pagar tiquetes de avión de hasta 2.500 dólares por cinco o siete días que dura la luna de miel. Un paseo por el Oriente o Australia amerita una estadía de al menos dos semanas.

CRUCERO DEL AMOR
Cuando se habla del romance y el amor no se pueden dejar de lado los cruceros. Existen múltiples posibilidades: desde pasar cinco días recorriendo un grupo de islas caribeñas hasta viajar al Mediterráneo y visitar las islas griegas.
Para Mauricio Materón, director de los cruceros Royal Caribbean, el problema es que todavía existe gente que cree que los cruceros son costosos y aburridos. Además, algunas personas piensan que se pasa todo el día mareado dentro de la cabina y que van a tener que preocuparse por comprar todo un ajuar de trajes de gala, pues la gente en los cruceros es complicada para vestir. Todos los anteriores no son nada más que mitos y estereotipos. En realidad un crucero de siete días puede costar 1.400 dólares por persona y si las reservas se hacen con antelación esta cifra puede reducirse a la mitad (Esta tarifa incluye todo menos el licor y el tiquete de avion).
Y lo mejor del caso es que la pareja tiene la posibilidad de conocer hasta cinco islas diferentes, con la ventaja de que se evitan los aeropuertos y la desempacada en cada uno de los destinos que se visitan.
En lo que se refiere al supuesto aburrimiento, Materón afirma que éste se combate a través de las múltiples actividades recreativas y deportivas que se pueden disfrutar durante el día. Y, por supuesto, el casino, los shows y los espectáculos nocturnos que hacen pasar una velada agradable hasta al más amargado de los pasajeros.

SI DE AVENTURA SE TRATA...
Si a la pareja le apasiona el esquí o tiene como sueño recorrer las montañas cubiertas por la nieve, qué mejor alternativa que optar por visitar una cálida y romántica estación de esquí en Suramérica, Norteamérica o Europa.
Para Fernando Herrera, gerente de Sol y Nieve, cada país posee estaciones de esquí con distinto carácter y personalidad. Por ejemplo, en los Alpes suizos los hoteles son tipo chalet antiguo. Las chimeneas y la madera le otorgan una calidez hogareña a los alojamientos, y la gastronomía se resume en quesos, vinos y embutidos.
Aunque las familias son el principal segmento de mercado para las vacaciones de esquí, cada día crece el número de las parejas que deciden pasar su aniversario o su luna de miel en una estación rodeada de nieve. Herrera reveló que en los últimos seis años alrededor de 600 parejas colombianas decidieron pasar sus vacaciones esquiando.
Mucha gente tiene la idea de que ir a esquiar se resume en bajar montañas las 24 horas del día. Sin embargo, la realidad es que sólo se practica este deporte de 10 de la mañana a 4 de la tarde. Luego, la pareja tiene tiempo de relajarse en el jacuzzi o de calentarse en un sauna para después conocer la zona donde se ubica la estación, comer y disfrutar de los espectáculos que se ofrecen en el hotel.
Herrera calcula que un paseo de ocho días en una estación de esquí cuesta un promedio de 1.400 dólares mas el tiquete y las comidas. A pesar del costo tan elevado es mínimo el número de personas que no repiten el paseo varias veces a lo largo de su vida.
Y es que para Herrera, "las estaciones de esquí son lugares de descanso donde la gente disfruta al saborear los más deliciosos chocolates calientes, y sólo toma licor como aperitivo y no para emborracharse. Las personas las visitan con el único objetivo de relajarse y tomar aire fresco".

CRUZANDO EL CHARCO
Para aquellas parejas que cuentan con un presupuesto un poco más elevado, la opción de cruzar el Atlantico y conocer las principales ciudades europeas se convierte en una posibilidad. Claro está, considerando que un tour completo de un mes puede costar un promedio de 10.000 dólares por pareja.
En este caso, según Guillermo Ortiz, como se trata de viajes con un destino mucho más alejado, por lo general los turistas aprovechan para alargar su estadía.
Y si la pareja ya conoció Europa, ya esquió y ya tomó un crucero, los destinos exóticos son la última alternativa. Tomar tours por los países más raros del Oriente o aventurarse por las más lejanas ciudades africanas y australianas es el sueño que muchas personas desean hacer realidad.
En fin, la lista es ilimitada. No hay fronteras para que los enamorados pasen unos días solos en los parajes más románticos del mundo, pues existe la posibilidad de visitar cualquier rincón del planeta. Y lo mejor es que existen paquetes para todos los gustos y bolsillos. Además, no importa dónde se pasen las vacaciones pues, si es en compañía del ser amado, no cabe la menor duda de que se disfrutarán plenamente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.