Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1986/10/06 00:00

AMOR Y AMISTAD

AMOR Y AMISTAD

LOS AGUEROS DEL AMOR
Mientras las mujeres del siglo pasado soñaban con el príncipe azul y bordaban sábanas para llenar el "baúl de la buena esperanza", las de hoy se tercian su mochila y acuden a un juez para formalizar civilmente su unión con el hombre que aman. Pero de una u otra forma, con encajes o bluejeans, el matrimonio sigue en pie con su carga de costumbres y supersticiones que llenan las bodas de símbolos sin respetar edades cronológicas ni fronteras geográficas.

Esa institución, tema obligado de revistas libros, congresos y reuniones de fin de semana, comenzó con el rapto y desde entonces ha viajado a través de la historia absorbiendo como una esponja toda clase de simbolismos.

En las Islas Fidji, por ejemplo, las parejas se casaban a los cuatro años y en la antigua Nueva Caledonia, las muchachas eran prometidas en matrimonio desde el mismo instante de su nacimiento.
Cuando un joven africano decide casarse o un hombre mayor quiere aumentar una esposa, no necesitan escogerla, pues un grupo de amigos y parientes toman por la fuerza a cualquier muchacha desprevenida y la llevan a donde el "novio"; allí la joven termina por acostumbrarse a su marido y es entonces cuando se avisa a su familia para que fije el precio de la dote y celebren la boda brindando cerveza a los ancianos.

Mucho más cerca, en la Guajira, preparan a la futura esposa con extraños rituales relacionados con su primera menstruación y luego anuncian las capacidades económicas de Las muchachas casaderas con los diferentes tamaños de las borlas de lana que lucen en sus sandalias.

FIELES AL AMO
Las bodas están rodeadas de objetos y simbolismos comenzando por la moneda de oro que rompían los antiguos para entregar una mitad a cada uno de los amantes como sello de un compromiso.
En otras culturas se usaban los anillos para sellar pactos sagrados. Parece que su origen se desprende de las pulseras y brazaletes que les ponían a las mujeres capturadas como esclavas para servir a un amo, de alguna forma el anillo simbolizaba la pérdida de la libertad. No es un simple capricho el colocarlo en la mano izquierda, la de la sumisión, pues la derecha es la del poder. Por fortuna, la argolla matrimonial de hoy se confunde con los anillos dejando atrás aquel simbolismo que enardecería a las feministas. En cuanto al dedo, la argolla se ha usado en todos, pero hubo una época en la que se pensó que por el anular pasaba una vena o nervio que iba a parar directamente al lugar del cuerpo en donde se asentaban los sentimientos de honor y afecto.

La argolla comun dio paso al famoso anillo de brillantes, sueño de muchas mujeres, que opacaba los demás fabricados en plata, cobre, cuero y hasta madera. Para él, se usaron muchas piedras pero el solitario diamante era el preferido como augurio amoroso, sólido y esperanza de una nueva vida.

EL AJUAR DESVALORIZADO
En la vieja Irlanda el hombre que deseaba casarse entregaba un brazalete de cabello humano trenzado y su aceptación por parte de la novia era promesa de amor eterno. El uso de rizos en pequeñas cajitas todavía se acostumbra.
Otra de las costumbres enmohecidas por el tiempo pero adaptadas con nuevo lustre a la época moderna es el arcón, el baúl de la buena esperanza o la llamada trousseau, trousse o "hatillo", todo dependía de la capacidad económica de la novia que lo recogía por años. Hoy también se acostumbra venga de donde venga y armado con sábanas compradas en almacenes de cadena, pero hubo épocas en las que el novio revisaba aquella especie de dote (vajillas de plata, oro, manteles finos tapices...) y podía incluso rechazarla si no la encontraba a su nivel.

El traje de novia es otro de los simbolismos, su color significa la pureza de la novia y los encajes y adornos se encargan de significar el brillo del acontecimiento. Lo que si está totalmente prohibido es que el novio vea el traje antes de la boda.

El velo nupcial está sobrecargado de tules, flores y significados, simboliza la sumisión de una esposa, asi como los velos de las monjas simbolizan la sumisión de las esposas de Cristo. Hasta hace unos años las novias entraban a la iglesia con la cara cubierta por el velo y sólo lo levantaban cuando el sacerdote los declaraba marido y mujer; hoy en cambio, la mujer anda tan descubierta que sería hasta ridículo que conservara aquella tradición. Pero aun hoy existen culturas que mantienen la costumbre e incluso le cortan el cabello a las esposas, pues este es considerado como su mayor atractivo y debe desaparecer para no ser deseadas por otros hombres. Así como las japonesas debían afeitarse sus gruesas cejas consideradas como su más bello atractivo físico.

La despedida de solteros no es cosa nueva y tampoco lo son las flores de azahar, simbolo de fertilidad y buena suerte. Las damas de honor vienen desde épocas medievales y el hecho de arrojar el ramo sustituye a la vieja costumbre de pelear por la liga de la novia hasta manosearla y maltratarla por conservarla como amuleto de buena suerte. Algo peor ocurria en Francia durante el siglo XIV cuando los invitados se peleaban por la media de la recién casada.

Otra de las costumbres es la de lanzar arroz a los novios en el momento en que salen de la iglesia como un deseo de fertilidad. Esto se usa en muchos paises y de lugar a lugar cambian los granos pero no las intenciones. En Grecia lanzan harina y dulces, en el Mediterráneo frutos de nuez y en otras partes lanzan trigo, maiz, panecillos en Inglaterra que son derramados sobre la cabeza de los novios y luego se convierten en talismanes de la suerte para los invitados. Depende el lugar, los felices contrayentes deben soportar muchas cosas sobre sus cabezas: una tarta, una canasta de pan y queso, un pastel de avena, etc. En otros paises, la comida se lanza para distraer a los demonios que por comerla no se meten con la nueva pareja, pero los chinos van mas lejos y los espantan con disparos y petardos.

ADIOS VIRGINIDAD
Romper un vaso significa la pérdida de la virginidad y es costumbre de muchos pueblos. Los japoneses beben vino intercambiando sus copas por nueve veces y luego las rompen para significar que ambos participan de algo que no puede compartirse con nadie.

Otros rompen platos, huevos, vasos, prendas para desear que el matrimonio sea felizmente consumado y todos se van de luna de miel, especie de reclusión que tiene sus raices en el matrimonio por rapto de los primeros pueblos, cuyo nombre es originario del norte de Europa, en donde los nuevos esposos debian pasar un mes bebiendo vino de miel .

¿QUE CUESTA TOCAR MADERA?
Quizás son cuentos. Pero tal vez sean ciertos.
Por lo que pueda pasar con estos agueros es mejor tenerlos en cuenta: --Doble boda comporta la desgracia para una de las parejas.
--Ver el vestido de la novia antes del matrimonio trae mala suerte.
--Atravesar el umbral de la iglesia con el pie izquierdo atrae la felicidad.
--Es de buen aguero casarse en un dia lluvioso.
--Perder el anillo de boda trae mala suerte.
--La novia debe ser la primera en cortar el pastel de boda.
--El mes de junio es el mes de los matrimonios.
--La novia debe llevar algo nuevo, algo azul, algo viejo y algo prestado.
--Dentro del pastel se esconde un anillo y el que lo encuentre (lo devuelve) será el próximo en casarse.

Las supersticiones no tienen ningún fundamento científico para creer en ellas, pero ¿qué cuesta tocar madera? --

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.