Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1987/04/13 00:00

ANTIOQUIA HOY

ANTIOQUIA HOY

MADE IN MEDELLIN
.150 millones de metros de tela para el negocio de moda.
No es exagerado afirmar que Medellín es el centro textil del país y una de las ciudades más avanzadas en diseño de moda dentro del panorama nacional. No es casual que haya sido escogida para ser sede del Primer Salón Nacional Moda 87, evento sin antecedentes en Colombia que atraerá no sólo a diseñadores, textileros y clientes colombianos, sino también las miradas internacionales. Y no hace falta extenderse en explicaciones, pues las cifras hablan por si solas.
La industria textil paisa produce en un año más de 150 mil kilómetros de tela de un metro de ancho, lo que significan 150 millones de metros cuadrados.
De los 635 millones de metros cuadrados de telas de algodón, lana, tejidos y fibras sintéticas que se producen en Colombia para el mercado nacional y extranjero, por lo menos un sesenta por ciento es fabricado en las textileras antioqueñas Coltejer, Fabricato y Tejicondor, entre las más importantes. Por esta razón es también Medellín el mayor consumidor del algodón que se produce en el país, exactamente un 83 por ciento, más una parte del que por épocas es necesario importar. Es igualmente esta ciudad, la que tiene una mayor cantidad de maquinaria instalada, las dos terceras partes de la maquinaria textilera del país, que a su vez es manejada por el 57 por ciento del personal dedicado a esta industria.
Todas estas razones hacen de Medellín un centro nacional de la moda, en donde confluyen todas las disciplinas relacionadas con el sector, desde el diseño textil hasta la más sofisticada técnica de costura computadorizada.
Esta vanguardia ha llevado a las personas involucradas en el negocio a mantenerse al día en una cadena de información que toma tiempo y requiere dinero.
Todo comienza en los centros de moda europeos y norteamericanos, y en el Brasil por supuesto. Allí viajan jefes de mercadeo, producción y publicidad de las grandes textileras, con el fin de conocer colores, diseños y texturas de moda para planear su producción. También viajan los agentes de telas para saber cuál es la tendencia de la moda y programar con mucha anticipación sus pedidos a las textileras. No faltan a estas citas semestrales, los confeccionistas que buscan confrontar sus ideas y traer modelos para adaptar al medio colombiano, y con frecuencia, representantes de los grandes almacenes también acuden a estos encuentros de la moda para informarse sobre lo que se venderá en la temporada siguiente.
Es todo un mecanismo que opera con las empresas grandes, pero que tiene su manera de extenderse a los pequeños textileros y confeccionistas que van a la zaga de los grandes y reciben información de las empresas de telas interesadas en compartir su información sobre moda para vender sus tejidos.
Medellín es pieza fundamental de esta industria que, en diferentes campos, mueve cifras millonarias de significativo peso en la industria nacional.









¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.