Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1992/04/27 00:00

ANTIOQUIA

ANTIOQUIA

METRO A METRO
ADIOS LO QUE ES DE DIOS Y AL CESAR LO que es del César. Gracias a los dos por el metro" es el eslogan de una valla publicitaria en la capital antioqueña anunciando la reanudación del proyecto del metro de Medellín.
Después de dos años de parálisis, la ETMVA ( Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá) y el consorcio hispano-alemán decidieron darle vida a un proyecto que hoy, para muchos es cuestión de orgullo.
El interés del presidente César Gaviria en la terminación de la obra y sus intervenciones ante los gobiernos español y alemán, han hecho que Medellín se despierte con el martillar de los obreros y el bullicio de la maquinaria mientras realizan tan imponente trabajo.
Pero, ¿qué piensan los antioqueños de esta obra que por sí sola se destaca? Según una encuesta hecha por la firma InvamerGallup Ltda. para la administración del alcalde saliente Omar Flórez sobre una muestra de 600 hogares en Medellín, el 90.2 por ciento dice que es necesario que se termine la obra, el seis por ciento dice que no y el 3.8 por ciento restante dice que no sabe.
El entusiasmo de la Empresa del Metro y la administración municipal y departamental de Medellín es total. Argumentan que el proyecto será, por una parte, un gran generador de empleo y por otra, la solución perfecta para el problema de transporte que se presenta en la ciudad.
El alcalde saliente Omar Flórez considera que el metro sí va a solucionar el problema de empleo porque va a generar de 2.500 a tres mil empleos y descongestionará significativamente las vías de la ciudad especialmente en horas pico.
Además, Flórez asegura que el Metro será un importante atractivo turistico. Primero porque será el primer metro del país y segundo porque será el único metro que en Colombia podrá ser visitado por carretera.
La afluencia de turistas a la ciudad que producirá el Metro, influirá en el mejoramiento de los ingresos. Por lo tanto, el costo del Metro será en parte retribuído por la divisas de la industria turística.
Por su parte el alcalde electo Luis Alfredo Ramos asegura sin duda alguna que la obra beneficiará a la ciudad pero al mismo tiempo, traerá grandes compromisos. "Aplaudimos la gestión del Presidente, del gobernador de Antioquia y del alcalde de Medellín para la reanudación del contrato y reactivar los trabajos del metro. Mi administración estudiará aspectos muy importantes como el reordenamiento que tiene que darse en Medellín en materia de transporte, el reordenamiento urbano y estudiar la ley de metros que ordena un derrame de valorización muy alto para la ciudad de Medellín".
Según José Alvear Sanín, un antioqueño que desde los inicios de la obra se ha opuesto a su realización afirma que el "Metro es, fue y será un error". Sin embargo, Alvear también se une al clan de las 600 familias encuestadas y afirma que es partidario de que la obra culmine.
Alvear asegura que la construcción del metro sí genera empleo, pero temporal, y eso es un paño de agua tibia para solucionar el lunar negro en el que se ha convertido el desempleo. Además, para Alvear, acomodar todo el transporte en función del tren metropolitano va a ser dificil porque Medellín es una ciudad radial. Esto significa que todas las rutas llegan a un solo sitio, al centro y de allí distribuyen a los pasajeros a lo largo y ancho del Valle de Aburrá.
Sin embargo es claro que el reordenamiento de las rutas no es imposible. La Empresa del Metro tiene todo debidamente planeado y sólo falta echarlo a andar.

EL COSTO
Cuando se inició la obra el monto total de la inversión era de 655,4 millones de dólares. Hoy la suma alcanza los 2.200 millones de dólares. El alcalde saliente Omar Flórez aseguró que el aumento no sólo obedece al estancamiento de la obra sino al efecto cambiario de las monedas europeas con respecto al dólar. Pero con la firma del nuevo contrato entre la ETMVA y Metromed, quedan establecidas las responsabilidades de las firmas extranjeras con la obra hasta el último toque de gracia.
A ello se suma que la Ley de Metros también compromete al municipio de Medellín y al departamento de Antioquia a cumplir con las garantias que se ofrecieron en la mesa de negociaciones. Y como si fuera poco, la Nación, en cabeza del presidente Gaviriá, también ofreció un total apoyo para que el metro de Medellín sea una realidad.
En palabras más simples, detrás de la obra del metro existen varias manos dispuestas a impulsar esta obra de grandes dimensiones y de muchas expectativas.

CONTRA VIENTO Y MAREA
A mediados de este mes se presentó un nuevo cambio en la concepción del metro. El recorrido inicial de Bello hasta Itaguí queda borrado del plan para la construccion de la obra. Ahora el tren metropolitano llegará hasta la Estación de Aguacatala en El Poblado, es decir que no pasará por Envigado ni por el municipio de Itaguí. Se suprimen las estaciones de Ayurá, Envigado e Itaguí.
La decisión fue tomada teniendo en cuenta la carta enviada por la alcaldía de Envigado al gobernador de Antioquia, Juan Gómez Martínez, en donde se aclaran los puntos económicos y sociales por los cuales la administración del muncipio se abstiene de formar parte del recorrido del metro.
La empresa del metro diseñó un nuevo plano, suprimiendo el tramo que pasaba por Envigado y llegaba hasta Itaguí. Por su parte, la ETMVA sustentó a la prensa antioqueña el nuevo diseño y expuso los puntos que cambian en el proyecto.
Primero se reduce la demanda de pasajeros en un siete por ciento. Segundo, el costo de la inversión disminuye en 30 millones de dólares. Tercero, el plazo de ejecución de la obra disminuye en dos meses. Cuarto, evita la compra de tierras en Envigado e Itaguí, es decir se economizan siete mil millones de pesos. Quinto, no se realizarán las obras complementarias en esta región. Y sexto, disminuye ligeramente el personal, el consumo de energía y el mantenimiento.
El corte de este tramo del metro trae beneficios para la inversión total del proyecto, pero desafortunadamente deja por puertas el objetivo inicial de transportar a la mayoria de los obreros que viven en Itaguí y trabajan en Bello y viceversa.
Contra viento y marea, el metro avanza en su construcción. El programa se desarrollará en tres fases. La primera, el tramo de Niquía a El Poblado, que según los expertos se entregará en octubre del 94. La segunda de San Javier en el occidente hasta la estación Maturin ( Línea B) en el centro de la ciudad que se entregará en febrero del 95. Y la tercera y última el proyecto complementario para abril del 95.
Para 1995 Medellín tendrá el metro en funcionamiento y los antioqueños verán realizado un sueño que lleva varios años rondando por las calles de la ciudad y en el bolsillo de los ciudadanos. En síntesis se trata de un sueño que nació hace 42 años y que está próxima a convertirse en una realidad.
Y aunque muchas han sido las luchas para sacar el proyecto adelante, en la actualidad el metro viaja "sobre ruedas" al ritmo del empuje paisa. Pero además, algunos expertos aseguran que la obra constituirá uno de los pilares fundamentales en la ciudad.
No sólo ayudará a solucionar los problemas de transporte que hoy padece la capital antioqueña sino que además atacará uno de los problemas más graves de la ciudad: el desempleo.'
Simultáneamente con la construcción del Metro de Medellín es necesario realizar una campaña educativa y promocional. Esto significa crear identidad entre los ciudadanos y el avance que representa una obra de esta envergadura.
Porque metro a metro se va levantando una obra discutidá, luchada y sustentada. Sin duda, en tres años el metro de Medellín se alzará sobre la ciudad como resultado de más de 40 años de propuestas, idas, venidas, contratos y negociaciones.

EL TIEMPO PASADO
.1950:Nace la idea del metro en Medellín cuando la administración planea reservar fajas de tierra paralelas al río Medellín para una futura construcción de un sistema de transporte masivo.
. 1977:Comienza los estudios para definir las alternativas y estrategias para la construcción de un tren metropolitano.
.1979:Convenio entre el municipio de Medellín y el Departamento de Antioquia para crear ETMVA, empresa de Transporte Masivo para el Valle de Aburrá. Primer polo de negociaciones para la financiación del metro.
.1982: Al comenzar el gobierno del Presidente Betancur, el Compes aprueba el endeudamiento para el proyecyo.
.1983: Se abre el concurso de licitaciones y en el mes de noviembre de este año se le adjudican al consorcio hispano-aleman.
.1985:En abril se inicia los diseños y en noviembre comienzan los trabajos.
.1987: El compes aprueba un endeudamiento adicional de 350 millones de dólares.
.1988: El proyecto entra en crisis cuando la administación del municipio de Envigado se opone a que la obra pase por la localidad.
.1989:Metromed suspende los trabajos definitivamente. Dos años de parálisis total de la obra.
.1990:Comienzan las negociaciones. El acuerdo contempla un nuevo endeudamiento por 500 millones de dólares. El presidente Gaviria, el mandatario Español Felipe Gónzalez y el primer ministro alemán Helmunt Kolh acuerdan devolverle la vida al tren metropolitano de Medellín.
.1992:Se reanudan los trabajos con la firma del nuevo contratro en el que el consorcio hispano-alemán asumen las responsabilidades total de la financiación para la terminación del proyecto y se establecen las "reglas de juego" con la ETMVA.
El costo inicial del proyecto era de 650 millones de dólares hoy se estima que constará 2.200 millones de dólares. Aumentó 1.550 millones de pesos en diez años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.