Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/1/1995 12:00:00 AM

ANTIOQUIA



RINCON DE LAS FLORES
A sólo tres horas de Medellín se encuentra el pueblo más bello de Antioquia.

TODO COMENZO en 1860 cuando Indalecio Peláez y su esposa, Clara Echeverri, decidieron poblar la región que hoy es el municipio de Jardín. Actualmente es una zona llena de vida, de flores y de mujeres hermosas que se caracterizan por su tez acaramelada y sus ojos verdes de gato. Y como si esto fuera poco, es una región con un clima ideal en donde cada rincón posee su historia, su anécdota y su colorido propios.
El ambiente nocturno de Jardìn es singular. Familias enteras salen todas las noches al parque principal; allí, en mesas colocadas en desorden, comparten sanamente varias horas antes de regresar a sus casas.
Por ser el pueblo tan pintoresco y sus habitantes tan amables y hospitalarios, el turismo se convirtió en una de sus mayores fuentes de ingresos, sin olvidar que los jardinenses son cafeteros y agricultores por naturaleza. Dichas actividades se pueden observar en las parcelas de café, los cultivos de flora, de caña de azúcar, de maíz y de fríjoles que son protegidos por la gran fertilidad de las tierras del municipio.
Según Hugo Arango, administrador del principal hotel de la zona, desde cuando se terminó de pavimentar la carretera que va desde Medellín hasta Jardín, hace aproximadamente ocho años, una avalancha de turistas comenzó a llegar al poblado. Debido a la falta de habitaciones para recibir a los visitantes, los jardinenses pusieron a la orden los cuartos desocupadas de sus casas y se creó así la modalidad de los fami-hoteles. Hoy en día tres hoteles y 45 fami-hoteles le aportan al pueblo cerca de 830 camas que los fines de semana y los puentes se ocupan por completo.
Los sitios que se pueden mirar en Jardín son múltiples, pues prácticamente todas las casas y los campos verdes de la zona tienen su encanto propio. Sin embargo no puede faltar la visita al templo de la ciudad, que fue construido entre 1919 y 1934 con piedras obtenidas en la cantera de la vereda de Las Peñas.
Si se desea observar una vista panorámica del casco urbano y de los alrededores del pueblo, hay que acercarse a El Alto de las Flores. Además está el paseo por la avenida La Primavera, ya que sobre ella funcionan varios estaderos donde se pueden pasar momentos agradables.
Otra fuente que atrae el turismo a la zona son las trucheras. En los pozos, técnicamente construidos, los amantes de la pesca pueden practicarla, y lo mejor del caso es que tienen la oportunidad de saborear el producto en un ambiente inigualable.
Definitivamente la lista de los atractivos de Jardín es interminable. La región y su gente hacen que visitar la zona sea una excelente oportunidad para huir del estrés y la contaminación de las ciudades al menos por un fin de semana. Después de todo, como alguna vez afirmó el poeta Gabriel Peláez, "Jardín es suave para nacer, grato para vivir y dulce para morir".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.