Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1995/12/18 00:00

ANTIOQUIA

ANTIOQUIA

EL HOTELERO, UN SECTOR QUE SE REFUERZA
Más de 600 nuevas habitaciones en hoteles de cinco estrellas obligan a los gremios del turismo a adelantar estrategias para atraer visitantes a la capital de Antioquia.
PESE A QUE MEDEllín no es propiamente una ciudad que tenga cualidades intrínsecas para un desarrollo del turismo clásico, ya que su localización cerrada y alejada de la costa no le ofrece los elementos más atractivos para las expectativas usuales de los usuarios de estos servicios, en estos momentos los inversionistas desarrollan proyectos en hotelería que dotarán a la ciudad con más de 600 habitaciones en el segmento cinco estrellas.
El Hotel Belfort se encuentra a punto de abrir sus puertas con una oferta de 96 habitaciones, el Forte Medellín estará listo en el primer semestre de 1996, poniendo a disposición de los visitantes 123 habitaciones, y en dos años se terminará la obra del Hotel Dann, el cual dispondrá de 220 habitaciones.
A estas cifras hay que sumar el recientemente inaugurado Park 10, con 81 habitaciones; la ampliación del Poblado Plaza con 35 y el Portón de Oviedo con 71 habitaciones. Es por ello que los constructores y empresarios han visto grandes posibilidades en esta ciudad como potencial turistico, pese a otras consideraciones que establecen que en 1996 la demanda por concepto del mercadeo de productos, como congresos, ferias, compras y negocios, va atraer un público con exigencias de tarifas más cómodas.
Pero lo cierto de todo es que en Medellín no existe un estudio integral acerca del desarrollo, la planificación y las perspectivas de este mercado. Todo obedece a iniciativas independientes que arriesgan sus propios estudios sectoriales y, según Luis Bernardo Duque, director de Fomento y Turismo, "Aún no se conoce una identificación plena de los mercados y es evidente que el sector no ha crecido en los segmentos de tres y cuatro estrellas".
Sector que se incrementara con la puesta en servicio del metro, beneficiando especialmente a los hoteles del centro, como el Nutibara y el Amarú. Esto ha hecho que en la ciudad proliferen pequeños hoteles y apartahoteles que vienen a cubrir esos vacíos con tarifas más cómodas, atención personalizada y no siempre cumpliendo con los requerimientos legales y tributarios correspondientes.
Esta sobreoferta en la alta hotelería tendrá definitivamente que enfrentarse a la circunstancia de una ocupación promedio anual de un 52 por ciento, lo que indudablemente está obligando a los empresarios y gremios del sector a idear estrategias y productos que induzcan a los visitantes a venir a Medellín.
Es aquí cuando surge el Grupo de los 6, conformado por los gerentes de los hoteles más grandes de la ciudad, quienes han liderado una serie de acciones dirigidas a abrir mercados internacionales. Empezaron por Panamá y Aruba, para hacerlo luego extensivo a otros países que tengan interés en el turismo especializado, como el de salud, campo en el cual la ciudad ofrece una vasta oferta.
Esta iniciativa está siendo apoyada por entidades como Hotelán, Fomento y Turismo, Turantioquia, las clínicas de la ciudad, las agencias de viajes y el Palacio de Exposiciones, así como por Avianca y Sam. La acción del grupo apunta también a transformar la imagen que Medellín derivó de la oscura noche de finales de los 80 y principios de los 90, cuando la violencia impulsada por el narcoterrorismo contribuyó a alejar de la ciudad a los turistas y deterioró aún más la precaria imagen internacional.
De acuerdo con Manuel José Molina, gerente del Hotel Poblado Plaza y miembro del G6, "Este grupo ha aportado una pauta importante para unir las distintas partes del sector y así proponer estrategias y adelantar acciones que beneficien el turismo".
Están trabajando en la imagen, a través de viajes para presentar el potencial de la ciudad en el campo de la salud, de las convenciones y hasta de la educación, ya que Medellín posee varias universidades importantes con carreras y posgrados de gran interés.
Paralelamente se han unido todos los gremios del sector, entre ellos Anato, Hotelán, el Fondo Mixto, Proexport, Fenalco y Acodres, para crear la Bolsa Internacional de Turismo de Medellín, la cual se realizará en octubre del próximo año y servirá de vitrina a todas las propuestas para el turismo en la región.
De todas formas el panorama tiende a aclararse ya que, según cifras de la Cámara de Comercio, mientras en 1991 ingresaron a Medellín 14.484 extranjeros, el año pasado hicieron presencia en la ciudad 23.593, lo cual refleja, según fuente del gremio financiero, una recuperación del turismo receptivo en la ciudad.
Siendo así las cosas se prevé para los años próximos un incremento importante en la demanda de los servicios turísticos de esta ciudad, que como se dijo en el informe monitor sobre la competitividad, ratifica la teoría de las desventajas selectivas, es decir la necesidad de tener desventajas que induzcan a la gente a ser más innovadora y más aguerrida.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.