Jueves, 19 de enero de 2017

| 1990/03/26 00:00

¿BARRIDA LIBERAL?

Todo indica que el Partido Liberal se alzará con casi todas las alcaldías de las diez principales capitales del país.

¿BARRIDA LIBERAL?


En estos días, la pregunta en la capital del país con respecto a la elección del alcalde el 11 de marzo no gira en torno a quién será el ganador, sino a cuántos votos de ventaja le tomará el candidato liberal Juan Martin Caicedo al conservador Hernán Vallejo. Caicedo, quien perdiera frente a Andrés Pastrana la competencia hace dos años, pero la ganara frente al otro liberal, Carlos Ossa Escobar, lo tiene todo a su favor: un respaldo unánime de todos los sectores liberales, que deben garantizarle más de medio millón de votos, si es que no una cifra cercana a los 700 mil; una imagen que en el 88 demostró que arrastraba más votos que la misma maquinaria que entonces lo apoyó, y una campaña publicitaria que, en medio de la cascada de avisos y vallas, ha llamado la atención por original y directa. Para Vallejo, en cambio, todos son obstáculos: es un hombre desconocido en la capital y no cuenta con mayores atractivos de imagen que contrarresten el carisma de Caicedo. Como si fuera poco, el respaldo electoral con que cuenta es claramente minoritario en la capital, que desde hace muchos años es definitivamente liberal, sobre todo cuando los rojos, como en esta ocasión, van unidos. El resto de los candidatos despiertan otro tipo de incógnitas: Carlos Romero, el de la Unión Patriótica, si será capaz de superar los 35 mil votos de su mujer Clara López, candidata hace dos años; y Carlos Pizarro, el ex comandante del M-19, quien aceptó, a pesar del escaso tiempo de campaña y la falta de experiencia de su gente en este campo, dejarse contar.

MEDELLIN
Como los caballos de pura sangre, en la recta final el candidato de las mayorías liberales a la alcaldia de Medellín ha descontado ventaja a su oponente conservador y algunos consideran que, en el cabeza a cabeza, terminará alzándose con la Sictoria. otros creen que no, pero to tos están de acuerdo en que la cosa será de "voto-finish". En la linea final estarán Omar Flórez, el liberal que a última hora logró consenso alrededor de su nombre, y Oscar Peña, el conservador. Si a la campaña le faltara más de un mes, Flórez estaría elegido, pues los analistas consideran que el respaldo de Yernardo Guerra, William Jaramillo, Federico Estrada, César Yerez y Alvaro Uribe Vélez le debería garantizar más de 150 mil votos. El problema es que Peña le lleva varias semanas de ventaja en la campaña. Sin embargo, es innegable que Flórez, un ingeniero de 39 años a quien le ha ido bien en el sector público, le está pisando los talones a Peña, un hombre respetado de 59 años, muchos de ellos consagrados al servicio público, quien además en estos días ha tenido que luchar contra los rumores de que aunque todos los dirigentes conservadores lo respaldan, no todos lo hacen con la misma decisión. En efecto, se dice que Alvaro Villegas, quien expidió la carta de presentación de Peña, le está dando todo su respaldo, pero que no sucede lo mismo con Fabio Valencia Cossio o Luis Alfredo Ramos, que parecen más timidos. En fin, el 11 de marzo, al igual que sucedió en el 88, la alcaldia de Medellín puede ser objeto de un duro regateo que se contará voto por voto.-

CALI
En la capital del Valle nada está escrito aún sobre lo que puede suceder en la elección del alcalde el 11 de marzo. Después de los complejos episodios que impidieron que el liberalismo presentara una candidatura única, son muchos los que creen que en Cali los conservadores obtendrán una de sus pocas victorias a nivel de capitales de departamento. La lucha interna liberal pasó hace ya muchas semanas el punto de no retorno y la única posibilidad de que los rojos conserven la alcaldía es que uno de los dos candidatos liberales le tome al otro una gran ventaja. Hay quienes creen que eso es exactamcnte lo que está sucediendo con José Renán Trujillo frente al otro candidato liberal, Federico Rengifo. Trujillo cuenta con el respaldo electoral de su padre, el gran elector del Valle y senador Carlos Holmes Trujillo, quien ya hace dos años llevó a su otro hijo, Carlos Holmes Jr., a la alcaldía. Aparte de su padre, Trujillo cuenta con el respaldo del grupo del periodista Henry Holguín, del de José Parda Llada y otros grupos liberales menores. Su base electoral se calcula en unos 100 mil votos. En cambio Rengito, a quien apoyan Gustavo Balcázar, Luis Fernando Londoño, Mauricio Giuzmán y Raúl Orejuela, puede no alcanzar una base de 60 mil votos.

Los rengifistas esperaban contrarrestar esta desventaja con votos de opinión, que se movilizaran como resultado de una reacción contra lo que algunos llaman "intenciones nepotistas" del senador Holmes Trujillo. Pero las encuestas no lo muestran así.

La más reciente coloca casi empatados a Trujillo y al candidato conservador Germán Villegas, con alrededor de 25 puntos porcentuales cada uno, mientras el otro conservador Humberto Pava, tiene 11 y Rengifo poco menos de 10. Villegas, quien cuenta con el respaldo de los senadores Carlos Holguin y Rodrigo Lloreda, estaría virtualmente elegido si no fuera por el hueco que Pava le puede abrir entre los azules. Pero aún con ese boquete, Villegas es firme candidato a pelear, voto por voto, la alcaldia de Cali contra Trujillo.-

BARRANQUILLA
En esta capital todo parece estar decidido a favor del candidato liberal Miguel Bolívar Acuña, un abogado penalista que se hiciera famoso como defensor en sonados casos criminales de la década del Setenta. Bolívar cuenta con un respaldo bastante sólido: los senadores José Name y Juan Slebi, liberales, y Roberto Gerlein y Abel Francisco Carbonell, conservadores, que ocupan cuatro de las cinco curules del Atlántico en la Cámara alta. Estos sectores cuentan con casi toda la burocracia departamental y municipal. Por todo lo anterior, Bolívar debe obtener entre 220 mil y 250 mil votos, contra su rival, el ex ministro conservador Carlos Rodado Noriega. Rodado es un representante pastranista que está respaldado por el Senador liberal Pedro Martín Leyes, el empresario Fuad Char (a quien todos como futuro senador), el representante Emilio Lébolo y otros grupos menores. Si Rodado alcanza una votación de 150 mil sufragios se puede dar por bien servido, pues aparte de su tinte azul en una ciudad ampliamente roja, está enfrentado contra una de las más sólidas maquinarias de todo el país.-

CARTAGENA
En la capital de Bolívar muchos creen que podrían ahorrarse la elección de alcaldes y posesionar de una vez por todas al liberal Nicolás Curi Vergara. Y no les falta razón: Curi, suplente del senador gavirista David Turbay, cuenta con el respaldo de todos los senadores liberales y todos los conservadores, así como de todos los concejales rojos de todos los azules. Semejante consenso es considerado un verdadero milagro en una región donde la división ha sido una tentación permanente en el seno de los dos partidos tradicionales. Curi se enfrenta a Luis Pombo Ramos, candidato cívico sin respaldo político alguno. Por todo lo anterior, nadie se extrañaría de que el 11 de marzo Curi se alzara con más de 130 mil de los 140 mil votos que se le calculan a Cartagena para la elección de alcalde.-

BUCARAMANGA
División es la palabra de moda entre liberales y conservadores de la capital santandereana. Hay tres candidatos rojos y tres azules aspirando a la alcaldia. Pero son dos liberales los que se disputan el triunfo: el ex ministro de Gobierno Alfonso Gómez Gómez, respaldado por el llamado Sindicato conformado por el Nuevo Liberalismo de Alfonso Valdivieso, un sector oficialista y el grupo samperista del ex procurador Horacio Serpa; y el empresario Alvaro Beltrán Pinzón, candidato de la Confederación Liberal de Santander del Contralor Rodolfo González y del senador Eduardo Mestre. Hace dos años. el Sindicato derrotó con Alberto Montoya a la Confederación, pero en esta ocasión Beltrán marcha arriba en las encuestas, lo que le debería permitir sobreponerse a la ligera ventaja de 60 mil votos contra 50 mil que el sindicato tiene en Bucaramanga por encima de la Confederación. La triple división conservadora de los candidatos Guillermo Prada, del grupo de Feisa Mustafá, Jaime Trillos, del de Jorge Sedano y Miguel José Pinilla, del de Enrique Larco Guerrero, los anula a los, tres en una ciudad mayoritariamente liberal.-

CUCUTA
Apesar de que el candidato conservador Guillermo Vega Pérez respaldado por las fuerzas de Hernando Barjuch, Gustavo Sanchez y Darío Ordóñez, que representan tres cuartas partes del potencial conservador en esa capital, se enfrenta a una cuádruple división liberal, son pocos los que creen que resulte ganador, ya que tradicionalmente en Cúcuta la votación liberal es ampliamente mayoritaria. Entre los cuatro candidatos liberales hay sólo dos con verdadera opción. Se trata de Jairo Slebi Medina, ex alcalde de la ciudad, respaldado por los grupos de Félix Salcedo (gavirista) y Jorge Cristo (samperista), que unidos son la mayor fuerza electoral de la ciudad; y de Alberto Ramírez Moros, ingeniero civil y también ex alcalde, respaldado por el grupo gavirista de Carlos Celis, la Unión Patriótica, un sector conservador, el M-19 y otras fuerzas liberales independientes. Se cree que Ramírez y Slebi protagonizarán un cerrado duelo por la alcaldía, que actualmente ocupa la liberal Margarita Silva de Uribe, quien ganara hace dos años con cerca de 50 mil votos, cifra a la que tiene que aspirar quien pretenda ser el próximo alcalde.-

VALLEDUPAR
La selección del alcalde de esa ciudad este 11 de marzo puede determinar el "perdón y el olvido" para una controvertida figura política de los años setenta: el ex contralor Aníbal Martínez Zuleta. Respaldado por el grupo duranista de Pepe Castro y el gavirista de Alfonso Araújo Cotes, parece puntear en los pocos sondeos de popularidad que se han hecho. Se enfrenta con el ex ministro de Trabajo José Antonio Murgas, tambien liberal, apoyado por un sector gavirista, por el ex ministro Carlos Arturo Marulanda, por los conservadores --que no tienen candidato propio-- y por la Unión Patriótica, todos ellos agrupados en el llamado Frente Cívico. Se supone que los cerca de 80 mil votos de maquinaria que reúnen Castro y Araújo en esa ciudad deben bastar para elegir a Martínez Zuleta, pues la votación total de Valledupar no debe Sobrepasar los 120.000 votos.-

PEREIRA
En la capital risaraldense como en otras capitales, el asunto es
entre liberales, y a los conservadores no les ha quedado más remedio que colgarse unos a uno y otros a otro. César Castillo Ramirez, 38 años, hombre de empresa privada y banca, es el candidato que respalda el gavirismo en pleno, con Juan Guillermo Angel y Fabio Villegas a la cabeza, así como otros grupos liberales y el sector alvarista de Emiliano Isaza. Su oponente es Luis Enrique Arango, un ingeniero eléctrico de 40 años, concejal de la ciudad, ex gerente de las Empresas Públicas y formado políticamente en el Moir. Lo apoyan el senador Oscar Vélez Marulanda, la dirigente María Isabel Mejía, el sector pastranista de Jaime Salazar y la Union Patriótica. Aunque se le concede una ligera ventaja a Castillo, quien cuenta con el respaldo de 12 de los 19 concejales de la ciudad, todo el mundo acepta que en Pereira no se ha dicho la última palabra y que los cerca de 100 mil votos que debe haber el 11 de marzo para alcalde se van a repartir de manera más bien pareja.-

SANTA MARTA
Aquí, como en Valledupar, se habla de la resurrección de un muerto político. Se trata del liberal Ignacio Vives Echeverría, el legendario Nacho Vives, el mismo que terminó en la cárcel después de conducir candentes debates en contra de la administración del presidente Carlos Lleras, hace ya más de 20 años. Nacho Vives, quien cuenta con el respaldo de los dirigentes Edgardo Vives, Juan Carlos Vives y Víctor Dangond, cree que estos le pueden aportar una base de por lo menos 28 mil votos, que él espera aumentar con su popularidad, que en Santa Marta es inversamente proporcional a la que tiene en el resto del país. Vives deberá superar a dos candidatos nada fáciles: el también liberal José Domingo Dávila, quien ha recibido el respaldo de algunos concejales conservadores, y el conservador Carlos Lacouture Dangond. Ambos tienen una base electoral calculada en poco más de 20 mil votos y por eso los que conocen la situación política samaria creen que pueden terminar anulándose entre sí y dejándole el camino libre a Nacho Vives. Un tercer candidato liberal es Jorge Linero, médico de 41 años, respaldado por los dirigentes José Ignacio Díazgranados y Enrique Caballero, pero pocos consideran que pueda estar en la pelea.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.