Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/2/1987 12:00:00 AM

BILLONARIOS!

Escobar y Ochoa más ricos que los Rothschild, los Rockefeller, los Getty y Kashogui, según las dos revistas más prestigiosas de negocios del mundo

BILLONARIOS! BILLONARIOS!
En la carátula de la revista Fortune del 12 de octubre aparece una foto de la reina Isabel de Inglaterra con el título de "Los billonarios". A renglón seguido un subtítulo dice: "Una mirada por dentro a las 100 personas que tienen más de mil millones de dólares".
La revista Forbes, por su parte, la principal competencia de Fortune en materia económica, trae en carátula en su edición de octubre 5 un informe titulado: "El hombre más rico del mundo" seguido del subtítulo: "Y los 95 que le siguen". La ilustración, es un hombre solo parado sobre el globo terrestre. En una rara coincidencia periodística las dos revistas más prestigiosas del mundo en materia de negocios dedicaron sus ediciones de esta semana al mismo tema: quiénes y cómo son los hombres más ricos del planeta. Concretamente, los considerados en Estados Unidos billonarios, es decir, poseedores de más de mil millones de dólares. Por primera vez en estas listas aparecen dos ciudadanos colombianos. Pero no es como podría esperarse la llegada de Julio Mario Santodomingo y Carlos Ardila Lulle a las Grandes Ligas. No, estos dos nombres aparentemente son considerados "pobretones" y ni siquiera los registran. Los colombianos que aparecen son, ni más ni menos, que Pablo Escobar y Jorge Ochoa. Según la revista Forbes, Escobar tiene por lo menos tres mil millones de dólares y Jorge Ochoa y su familia, por lo menos dos mil. Esto dejaría al primero como el decimocuarto hombre más rico del mundo y al segundo cerca del puesto número 20.
La docena de personas que están por encima de ellos tiene títulos o nombres muy impresionantes: el rey de Saudí Arabia, el sultán de Brunei Ferdinand Marcos, la reina Isabel de Inglaterra, el jeque de Kuwait, la reina Juliana de Holanda, el duque de Westminster y cuatro o cinco particulares de Estados Unidos, Canadá y Japón con nombres como Walton, Newhouse, Thomson y Tsutsumi. Tal vez más impresionante que los que es tán por encima de los colombianos, son los billonarios que están por debajo: los Rockefeller, los Getty, los Hunt, los Du Pont, los Agnelli...
Como dato curioso, la revista Forbes hace una lista de semifinalistas, titulada "Los que quedaron por fuera", refiriéndose a las 20 personas que, segun sus investigaciones, casi clasifican para los mil millones de, dólares, pero no llegaron. Entre estas están los Rothschild, el Aga Khan Kashogui, Duvalier, Niarkos, Cristina Onassis y, créanlo o no, Gonzalo Rodríguez Gacha y Carlos Lehder. En cuanto al primero, Forbes señala que "no está totalmente claro que haya podido acumular mil millones de dólares hasta la fecha". Sobre Lehder, el comentario es: "Si alguna vez llegó a tener mil millones de dólares, es casi seguro que ya no los tiene".
¿Pero cómo calculan estas publicaciones las fortunas de Escobar y Ochoa? La revista Fortune los incluye en un capítulo, "La riqueza que no deja huellas", donde se menciona que existe una serie de personas a las cuales no se les puede probar que tiene la cifra mágica del billón de dólares, pero que, por deducción e indicios aislados, lo tienen que tener. Los únicos nombres que aparecen en esta categoría son Escobar, Ochoa, Lehder, Ferdinand Marcos, Mobutu el presidente de Zaire y López Portillo de México. A diferencia de Forbes que no le ve el billón a Lehder, Fortune considera que si bien tiene mucho menos que Escobar y Ochoa, alcanza a clasificar. La base de su cálculo es que el trio de colombianos está exportando mensualmente 15 toneladas de cocaína a los Estados Unidos y a Europa. Afirma que sobre un volumen de esta naturaleza es imposible que ninguno de los tres esté por debajo de los mil millones, aún siendo Lehder el colero. Aunque la cifra de 15 toneladas mensuales suena inverosímil, la publicación asegura que ese es el dato que han obtenido sus investigadores.
Más elaborado es el informe de Forbes. Su cálculo básico es que entre 1981 y 1986 el cartel de Medellín tuvo que haber ganado más de 7 mil millones de dólares. Según sus fuentes, la participación de Escobar es del 40% y la de Ochoa es del 30%, lo que los lleva a las cifras minimas de tres billones y dos billones respectivamente. Agrega que el 60% de la cocaína que llega a los Estados Unidos es de procedencia colombiana y que el cartel compra la pasta, la procesa en laboratorios y posteriormente subcontrata el transporte para enviarla a unas casasbodega a donde el producto llega a un costo promedio de 8.500 dólares por kilo. Estas últimas tienen que ser típicas casas de clase media para no despertar ninguna sospecha y están repartidas en diferentes ciudades de los Estados Unidos y todas pertenecen al cartel. De ahí la cocaína se vende en lotes de 10 a 100 kilos a los traficantes norteamericanos, quienes, después de diluirla y reempacarla, la venden al detal a un precio promedio de 176 mil dólares el kilo. De esta cifra, según Forbes, los ingresos para los colombianos han sido del orden de 43 mil dólares por kilo en los últimos años.
La revista señala que con este margen de utilidad, aun con el cálculo más conservador del volumen exportado y descontando "pérdidas extraordinarias" que pueden significar hasta 200 millones de dólares en una operación frustrada, tuvo que quedarle al cartel un neto de no menos de siete mil millones de dólares por sus actividades entre 1981 y 1986. Obviamente "libre de impuestos", puntualiza Forbes.
La revista le dedica a Escobar un capítulo al chief paisa, en donde enumera detalladamente sus datos biográficos afirmando que en 1978 ya estaba moviendo 35 kilos de coca al mes. Refiriéndose al famoso zoológico de la hacienda Nápoles, el escritor del artículo, David Henry, sostiene que, según la DEA, "Escobar ha tenido más problemas legales en Colombia con la importación de animales exóticos que con la exportación de cocaina". Por otro lado aclara que los investigadores federales norteamericanos no han podido ubicar dónde tiene escondidos sus más de 3 mil millones de dólares, aunque afirman saber que está tan activo en el negocio como siempre, a pesar de que los márgenes de utilidad están disminuyendo debido a que la demanda muestra signos de decrecimiento. Termina expresando el pesimismo del gobierno norteamericano sobre las posibilidades de arrestar o extraditar al colombiano.
El capítulo de Jorge Ochoa se llama "Los hermanos Ochoa" y tiene como subtitulo "La idea genial de Jorge", haciendo referencia a la creación del cartel de Medellín, iniciativa que le atribuyen. Originalmente según la revista se trataba de hacer un frente unido para enfrentar a los guerrilleros que habían secuestrado a su hermana Marta pero una vez solucionado este probiema, sin pagar un centavo, los guerrilleros y el cartel formaron una alianza en la que los primeros les garantizaban la seguridad a los segundos, obviamente muy bien paga. El periodista David Henry afirma que la gran contribución de Jorge Ochoa al negocio fue haber montado personalmente la red de distribución en los Estados Unidos con la colaboración de su hermano Fabio, quien se radicó en Florida para tales efectos. A Fabio Ochoa padre lo describe como "un hombre obeso que usa sombreros de paja y que se dedica de tiempo completo a la cría de caballos de paso". Sus hijos, sin embargo, parecen haber preferido la aviación ya que, según Henry, en 1983 tenían una flota aérea de 55 aviones. Forbes entrevistó a Willian Moran, el abogado de los Ochoa en los Estados Unidos, quien, con sorprendente candidez, respondió "Jorge es un hacendado y un hombre del campo y todas esas sugerencias de que está involucrado en el negocio de la cocaína son muy exageradas".
El artículo señala que el jefe del clan trató de establecer una planta procesadora en Nicaragua con el acuerdo del gobierno Sandinista para servir de puente de los envíos de droga entre Colombia y los Estados Unidos. Tal vez la mayor chiva es que el Congreso de los Estados Unidos aprobó una partida de 500 mil dólares para quien suministre información que conduzca al arresto y condena de Jorge Ochoa. Esta es la recompensa más grande ofrecida en la historia de los Estados Unidos.
En las páginas siguientes SEMANA presenta a sus lectores la lista detallada y el perfil de los "compañeros de clase" de Escobar y Ochoa. Es decir de ese grupo selecto de los afortunados ciudadanos de este mundo que cuentan con la bicoca de más de mil millones de dólares.

Los 20 más ricos

En millones de dólares
1. Yoshiaki Tsutsumi 25.000
2. El sultán de Brunei 25.000
3. El rey de Arabia S. 20.000
4. Ferdinand Marcos 10.000
5. Samuel Walton 8.700
6. Sam y Don Newhouse 7.500
7. Reina Isabel II 7.400
8. Kennet Irving 6.000
9. Lester Crown 5.700
10.Kenneth Thomson 5.500
11.El jeque de Kuwait 5.000
12.Beatriz de Holanda 4.400
13.Duque de Westminster 4.000
14.Pablo Escobar G. 3.000
15.Friedrich K. Flick 2.800
16.Johanna Quandt 2.800
17.J.Thurn und Taxis 2.800
18.Keith R. Murdoch 2.200
19.Jorge Luis Ochoa 2.000
20.Jeque de Dubai 2.000

LOS OTROS BILLONARIOS
Estos son los que compiten con Escobar y Ochoa

Yoshiaki Tsutsumi 53 años
US$ 25.000 millones - Japón
Finca raíz
Para la revista Forbes este es, sin duda, el hombre más rico del mundo. Combina la doble condición de haber sido uno de los grandes herederos del Japón, con la de ser un genio de los negocios y con la ambición y tenacidad del "Self-made-man". Es el mayor terrateniente del Japón y además el mayor accionista de grandes negocios de transporte de trenes y de buses. Su padre era un avaro mujeriego que se casó tres veces y tuvo docenas de amantes. Yoshiaki es hijo ilegítimo de una de estas amantes pero por un capricho del viejo lo quería más que a su medio hermano, hijo legítimo de una de las esposas y su único otro hijo, quien resultó comunistoide y tirapiedra. Esto le costó su herencia, que pasó a manos de Yoshiaki, quien sí le marchaba a la ideología de su papá. Hoy a los 53 años, además de las tierras y los trenes, tiene una cadena de más de 30 hoteles, 25 canchas del golf, esquiaderos, etc. El dato aterrador es que el avalúo de sus 149 millones de metros cuadrados asciende a 70 mil millones de dólares y la revista insinúa algo inverosímil que no se atreve a afirmar de frente: el 40% de la Holding Company, que tiene estos 70 mil millones de dólares, la Kokudo Keicaco, está a nombre suyo, mientras que otros dos bloques de 30%, están a nombre de dos de sus ejecutivos, que bien pudieran ser testaferros. De ser así, el 100% de la compañía sería suyo. Conocedores de las finanzas japonesas señalan que testaferros de 21 mil millones no pueden existir.
Pero al mismo tiempo están de acuerdo que tampoco puede haber empleados con 21 mil millones de dólares de patrimonio. Limitándose a lo que está a nombre suyo, Forbes lo calcula en 25 mil millones de dólares.

Sultán Muda Hassanal Bolkiah - 41 años
US$ 25.000 millones - Brunei
Petróleo
Lo que hace que Fortune considere al sultán Muda Hassanal Bolkiah, de 41 años, uno de los dos hombres más ricos del mundo es que prácticamente todo lo que hay en su país, Brunei, le pertenece personalmente. A diferencia de los otros monarcas las grandes inversiones de su país están a su nombre y no del Estado y sus súbditos aceptan que todo es de él como si fuera una finca de la que ellos son simples trabajadores. En cualquier caso, el sultán explota el petróleo de Brunei en asociación con Royal Dutch Shell y Mitsubishi. Vive con sus dos esposas y sus 9 hijos en un palacio que con sus 1.788 cuartos sobrepasa en tamaño al Vaticano. Este modesto hogar le costó 300 millones de dólares y lo inauguró con una fiesta de 4 mil trescientos invitados entre quienes estaba el príncipe Carlos de Inglaterra. Un banquero norteamericano estima que al sultán le alcanza la plata al año para pagar los gastos de su país --en el que sus 224 mil súbditos tienen un nivel de vida envidiable hasta para los suecos--, invertir mil millones de dólares y gastarse en sí mismo --la plata de bolsillo-- 100 millones. Cuando le preguntaron de qué tamaño debía construirse el nuevo aeropuerto de su capital preguntó: "¿Y de qué tamaños hay?".

Rey Fahd - 67 años
US$ 20.000 millones - Arabia Saudita
Petróleo
La riqueza de este rey de las mil y una noches tiene vasos comunicantes con su tesoréría nacional que hacen imposible distinguir una de otra. En su juventud un legendario playboy, hoy asume con devoción el papel de custodio de los lugares más sagrados del Islam, La Meca y Medina. Se ha revelado como un experto economista que duerme en las tardes y trabaja en las noches, y no ha perdido el gusto por los lujos occidentales. Tiene residencias suntuosas en el Hyde Park de Londres, en la Riviera Francesa y en Ginebra, para mencionar sólo algunas. Cuando terminó en 1983 la construcción de su palacio de Jiddah,--que ya está reemplazado por otro-- descubrió que los huéspedes del Hotel Intercontinental podrían ver sus jardines desde la terraza y, desconcertado, compró el hotel para convertirlo en su casa de invitados. Para transportarse tiene un nuevo yate, el Abdul Azizi, con 500 pies, el más grande del mundo, que incluye un teatro para 100 personas, unidad de cuidados intensivos, y cañones antiaéreos. Pero si decide ir por aire, son 4 sus aviones jumbo, el último de los cuales está equipado con un trono giratorio que siempre mira hacia La Meca. La revista Fortune, intentando desvincular la fortuna personal de la oficial, llegó a la conclusión de que la primera no puede ser inferior a los 20 mil millones de dólares.

Ferdinand Marcos - 69 años
US$ 10.000 millones - Filipinas
Ejercicio del poder
En muchas partes del mundo, la corrupción con frecuencia conduce a la riqueza, no sólo a los que quiebran la ley sino a las que las hacen. Es el caso de Ferdinand Marcos, un presidente con un salario anual de 5.700 dólares y a quien su sucesora Corazón Aquino atribuye haber esquilmado cerca de 15 mil millones de dólares al tesoro nacional. Fortune cree que es menos pero que supera los 10 mil. Se trata de todas maneras de una cifra tentativa y no parece haber un medio fidedigno de comprobarla, por ello, las revistas comentadas lo incluyen en la clasificación de "las fortunas que no dejan huella". Al menos las cuentas que el presidente vitalicio mantiene en Suiza, que se calculan entre 2 y 5 mil millones de dólares se revelarán en el futuro próximo, pór virtud de una reciente orden judicial de ese país. Pero allí no está el "final del arco iris" según las palabras de Imelda Marcos, la esposa del ex dictador. Se han podido probar hasta ahora propiedades en Manhattan (Nueva York) por 350 millones de dólares y se sigue la pista de una cantidad indeterminada de inversiones alrededor del mundo, cuyo verdadero valor tal vez nunca se sabrá.

Sam Moore Walton - 69 años
US$ 8.700 millones - Estados Unidos
Cadena de almacenes
Walton tiene el 39% de la cadena de almacenes Wal-Mart, cuya acción ha subido tanto en el último año que el valor de la empresa pasó de 4.500 a 8.700 millones de dólares. Su imperio incluye más de mil almacenes en ciudades pequeñas cuyo gancho es vender muy barato. Vive en una pequeña población de Arkansas con su esposa Helen y maneja un pick-up viejo para ir a la oficina, donde almuerza siempre con una simple hamburguesa. Cada vez que uno de sus miles de empleados se acerca nerviosamente y le dice Mr. Walton, invariablemente le contesta "llámeme solamente Mr. Sam". Su único hobby, además de su trabajo, es la cacería del faisán. Tiene 4 hijos que lo ayudan en el manejo de sus negocios. Se hizo famoso hace dos años, cuando le fijó una meta de crecimiento anual a sus ejecutivos en una asamblea, y juró que si la cumplían se vestiría de hawaiana y bailaría el hula hula en Wall-Street. Dicho y hecho. La meta se cumplió y como buen hombre de palabra el ciudadano más rico de los Estados Unidos, conguirnaldas de flores y falda de paja, acompañado de unas profesionales encargadas de quitarle el complejo, se paró en la calle más famosa de Nueva York y delante de todas las cámaras de televisión, comenzó a bailar a lo hawaiano.

Samuel y Don Newhouse - 59 y 58 años
US$ 7.500 millones - Estados Unidos
Prensa y T.V.
Existe la polémica en Estados Unidos sobre si los hermanos Newhouse sor más ricos que Sam Walton. Poseedores del 100% de la compañía Advance Publications and Newhouse Broadcasting. Esta sociedad es la compañía de familia más grande de los Estados Unidos. Como sus acciones no se negocian en bolsa no tiene las oscilaciones de la fortuna de Walton que pasó de 4.500 millones de dólares a 8.700 en escasos 2 meses. A pesar de que la fortuna Newhouse está avaluada en 7.500 millones de dólares, se considera que su valor sería muy superior si se hiciera una emisión de acciones al público. Los hermanos tienen 26 periódicos, televisión por cable y múltiples revistas que incluyen Vogue y Newyorker. Sam de 59 años maneja los periódicos y Don de 58 las revistas. Lo único que han hecho es sentarse en la herencia de su papá Sam Sr. y administrarla conservadoramente. Como la prensa es el negocio de mayor valorización en los Estados Unidos, pasaron a ser billonarios en los últimos años.

Reina Isabel II de Inglaterra - 61 años
US$ 7.400 millones
Joyas, finca raíz, arte
La mujer más rica del mundo es una reina. Cargada de títulos que se remontan muchos siglos en el pasado, Isabel II maneja una fortuna personal estimada por Fortune en 7.400 millones de dólares. En semejante riqueza influye en alto porcentaje la finca raíz, con propiedades tan famosas como el castillo de Balmoral, rodeado por 50 mil acres de terreno, Sandringham House en Norfolk (Inglaterra) y, caso curioso, una cantidad indeterminada de inmuebles en Manhattan, Nueva York, que la hacen según la revista "una de las mayores propietarias de esa área". Sus joyas, que deben distinguirse de las de la corona, constituyen un conjunto impresionante: 14 coronas, 11 tiaras, y diamantes, rubíes y esmeraldas a discreción. Su colección de estampillas es la más valiosa del mundo y sólo se compara con sus obras de arte, que incluyen 900 dibujos de Leonardo, y obras varias de Miguel Angel, Rubens, Rafael y Rembrandt. Pero para Fortune la condición que la coloca más cerca de la inmortalidad, no es la de tener tantas propiedades sino la de no tener que pagar impuestos. Tan rica y todo, Isabel se define a sí misma como una señora del campo con muchos perros y caballos, y ordena noche a noche apagar las luces del castillo "para ahorrar luz". En términos globales la revista calcula que sus joyas, objetos de arte, caballos y finca raíz valen 4.100 millones de dólares; mientras que sus inversiones en acciones son del orden de 3.300 millones.

Kenneth Collin Irving - 88 años
US$ 6.000 millones - Canadá
Petróleo y comunicaciones
El que se asome por el ventanal de cualquier oficina de un edificio alto en St. John, New Brunswick, y observe a su alrededor, podrá ver la mayor refinería de petróleo de Canadá. Pero también podrá observar un astillero, la torre de un pozo petrolero marítimo, un dique seco, una estación de televisión, una estación de radio, el edificio de un periódico, las sedes de una compañía de buses y otra de camiones, y varios locales de lavanderías automáticas. Todo eso pertenece a Kenneth C. Irving. Entre los multimillonarios canadienses, Irving, de 88 años, es el más rico y el menos conocido. Alto, calvo, litigioso y reservado KC, como es conocido, ha construido un imperio que vale 6 mil millones, según Fortune. Irving jamás se ha destacado como una figura sobresaliente del mercado de acciones de Toronto, lo que se debe al carácter extremadamente privado de su fortuna. Hijo de un inmigrante escosés, sirvió como piloto en la Primera Guerra Mundial y comenzó sus negocios vendiendo automóviles Ford en 1924. De esta actividad pasó a la venta de gasolina, y luego pareció lógico construir una refinería y adquirir camiones y barcos para transportar petróleo y gasolina. De ahí pasó al astillero. Y de ahí a las 300 compañías que hoy maneja personalmente a través de su firma matriz, además de la docena de compañías en Bermudas, donde pasa, para acogerse a la legislación de impuestos de dicho país, seis meses al año.

Lester Crown - 62 años
US$ 5.700 millones - Estados Unidos
Aviones
Con 62 años es considerado por Fortune uno de los más ricos herederos de Norteamérica y del mundo. De su padre Henry heredó una compañía de arena y grava que, gracias a su audaz manejo, fue la base para construir su fortuna de 5.200 millones de dólares. En la actualidad Crown tiene inversiones en finca raíz, posee el 23% de General Dynamics --una de las compañías más importantes que contratan con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos-- y tiene intereses en instituciones deportivas tan importantes y famosas como el equipo de béisbol "Los Yankees" de Nueva York. En declaraciones a Fortune expresó: "Mi familia puede viajar en jet comercial o caminar por la calle sin ser reconocida y yo quiero que las cosas sigan así".

Kenneth Roy Thomson - 64 años
US$ 5.500 millones - Canadá
Prensa y almacenes
Lord Thomson ot Fleet, título que heredó de su padre, posee una fortuna calculada en cinco mil quinientos millones de dólares según Forbes y Fortune. Su padre Roy, compró en 1931 una pequeña estación de radio en Ontario y un periódico. Pero sólo hasta los cincuenta llegó a ser millonario y magnate de los diarios. Por esos años se trasladó a Inglaterra en donde compró publicaciones de la talla del Times de Londres, el Sunday Times y el Scotsman de Edimburgo. Mientras estaba en Inglaterra fue convencido por su amigo J. Paul Getty para que invirtiera en la compañía petrolera North Sea de la que es copropietario su hijo. A la muerte de su padre, Kenneth regresó a Canadá, en donde tiene sus cuarteles generales. Algunas de sus propiedades son: International Thomson Organization, que tiene publicaciones regionales, de aviación y de negocios e inversiones en el campo petrolero; Thomson Newspaper Ltda. que es dueña de 159 publicaciones en Canadá y los Estados Unidos, y la Hudson's Bay Co., la más antigua de Norteamérica, fundada en 1670 por el rey Carlos II.

Jeque Haber Al Sabah - 61 años
US$ 5.000 millones - Kuwait
Petróleo
Heredero de una dinastía que se remonta a 1751, el dueño absoluto de Kuwait, un país donde el ingreso per cápita es de 23 mil dólares anuales, es un hombre de trabajo a quien su inmensa riqueza no le ha afectado su hábitos tan puntuales, que sus vecinos de la embajada británica --los campeones de la regularidad dicen que ajustan sus relojes con el horario del jeque. Desafortunadamente para él, no solamente los diplomáticos ingleses le contaban su tiempo, y un atentado le quitó para siempre el placer de ir personalmente a comprar el pescado en el mercado local, o a visitar a sus súbditos en sus propias casas. Pero tiene mucho para consolarse, pues controla una fortuna personal calculada por Fortune en 5 mil millones de dólares, que fluye de unas reservas petroleras que no se agotarán, al menos, por los próximos 245 años.

Reina Beatriz de Holanda - 49 años
US$ 4.400 millones Finca raíz y acciones
La segunda mujer más rica del mundo también se ciñe una corona real y, como Isabel de Inglaterra, es enormemente querida por sus súbditos, que ven en ella un reflejo de su personalidad colectiva. Y eso en Holanda significa negocios. Su entrenamiento en ese campo empezó temprano, pues su padre, el príncipe Bernardo, limitaba estrictamente los gastos de su hija e insistía en cobrarle al centavo cada uno de los préstamos que le hacía. La educación que recibió, primero en Canadá en los años de la guerra y luego en Amsterdam, la prepararon para asumir el trono con una actitud decididamente progresista. Hoy vive una existencia tranquila, respaldada por una riqueza familiar estimada por Fortune en 4.400 millones de dólares, tiene 5 palacios y las joyas de la familia Romanov, aportadas por su antepasada Anna cuando se casó con el rey Guillermo II en 1816; sin embargo, como en el caso de Isabel, una importante porción de su fortuna está representada en acciones y tampoco paga impuestos.
La familia real tiene el 5% de Royal Dutch Shell, la tercera compañía más grande del mundo, lo que significa que allí no más, Beatriz tiene 1.800 millones de dólares, sin contar con su participación en Exxon y KLM.

Gerald Grosvenor, Duque de Westminster - 35 años
US$ 4.000 millones - Inglaterra
Finca raíz
De todos los de la lista es probablemente el más envidiable. Heredó a los 27 años título de duque de Westminster con todos los castillos, obras de arte y propiedades que esto entraña. En la práctica es el dueño de Londres ya que los elegantes barrios de Belgravia, Mayfair, Hyde Park y Knightbridge le pertenecen. Esos 300 acres eran la finca de su ancestro sir Thomas Grosvenor quien la compró en 1677. Como la tierra urbana en Londres no se vende sino se arrienda hasta por 99 años, cada vez que un arrendamiento de estos termina, revierte a él o a sus descendientes. Es por esto el inglés más rico después de la reina Isabel. En la sucesión de su padre, quien murió en 1979, le tocó entregarle al Estado el barrio de Pimlico, que equivaldría a tener que entregarle Chapinero al gobierno colombiano para no tener que pagar impuestos de sucesión. Casado con una descendiente del zar Nicolás I de Rusia, su vida transcurre de cacería en cacería como corresponde a un aristócrata inglés. Sus mejores amigos son el príncipe Carlos y Diana Spencer, de cuyo segundo hijo es padrino.

Friedrich Karl Flick - 60 años
US$ 2.800 millones - Alemania Occidental
Automóviles Mercedes Benz
Todos los ricos de Alemania debieron reconstruir sus fortunas después de la derrota sufrida en 1945, pero tal vez ninguno fue tan exitoso como el padre del actual Flick, el viejo Friedrich. Después de amasar una fortuna con el carbón y el acero, consideró que no había mejor seguro para sus negocios que las conexiones con el gobierno. Esa premisa no le funcionó muy bien, pues pasó 7 años preso luego de haber sido juzgado en Nuremberg, acusado de crímenes económicos. Liberado, se le puso frente a una disyuntiva: o el carbón, o el acero. Escogio el acero en una época en que el carbón era la fuente primaria de la riqueza, con una visión admirable. Con lo que le pagaron por el carbón, invirtió en una fábrica de automóviles, la Mercedes Benz, que después de la guerra tenía un futuro incierto, pero su inversión rentó con el tiempo más de 2 mil veces. Su hijo, el actual Flick, luego de heredarlo todo en 1972 vendió sus intereses en la fábrica en medio de un escándalo político con ribetes de soborno. Hoy vive tranquilamente en Munich, disfrutando de su fortuna calculada en 2 mil 800 millones de dólares.

Johanna Quandt - 65 años
US$ 2.800 millones - Alemania Occidental
Automóviles BMW
La fortuna de la familia Quandt es otro ejemplo del boom sucedido en Alemania después de la Segunda Guerra Mundial, cuando nadie apostaba un peso por la recuperación del país. El viejo Gunter Quandt había amasado antes de la guerra una pequeña fortuna que incluía un porcentaje de la Daimler Benz. Cuando la BMW estuvo a punto de quebrar, antes de 1960, y se pretendió que su competidora, la Daimler Benz, la adquiriera, los hijos de Quandt resolvieron comprar ellos mismos el stock ofrecido, que era del 26%, y ganaron el control de una compañía casi en bancarrota. Pero le dieron un giro a su política y atacaron el mercado del automóvil de tamaño mediano. Su éxito los llevó a la riqueza absoluta y lo que en su momento fue, según Forbes, una inversión inferior al millón de dólares, se ha convertido en un imperio de 2 mil 200 millones, que incluyen entre otras cosas el control al menos del 60% del emporio de baterías Varta. Johanna, la tercera esposa del Herbert, el hijo mayor de Gunter, es hoy tal vez la mujer más rica de Alemania.

Príncipe Johannes Von Thurn und Taxis - 61 años
US$ 2.800 millones - Alemania Occidental
Finca raíz
Playboy y el mayor terrateniente de Europa. La historia de la familia de príncipe Johannes Batista de Jesús María Miguel Friedrich Bonifazius Lamoral Furst Thurn und Taxis es tan larga como su nombre. Tanto, que afirma se descendiente nada menos que del rey mago Melchor, por virtud del matrimonio en épocas de las cruzadas, de un antepasado suyo con una princesa siria que, según ella, descendía del compañero de Gaspar y Baltasar. En cualquier caso, su fortuna se remonta al siglo XVI, cuando Francesco de Tassis estableció el primer servicio postal entre Viena y Bruselas. Pronto consiguió la bendición papal y la franquicia postal para todo el sacro imperio romano germánico. De ahí a ingresar a la aristocracia no había nada más que un paso, y en 1695 la familia recibió el título hereditario de principe, cuando ya hacía tiempo que el nombre original se había alemanizado. Al final de las guerras napoleónicas los Thurn und Taxis habían adquirido vastas exténsiones expropiadas a la iglesia católica. Finalmente, en el siglo pasado al tiempo que fundaban uno de los bancos más grandes de Alemania, los servicios postales fueron asumidos por el estado austríaco, a cambio, otra vez, de grandes extensiones de tierra, con las que el actual principe es el más grande terrateniente de Europa. Posee 100 mil acres en Alemania. Luego de sortear con éxito dos guerras mundiales, la fortuna permanece incólume a través de los siglos, gracias a la primogenitura. Notorio playboy en su juventud, desde 1970 se aplacó e inició nuevas inversiones en Brasil y Canadá. A los 61 años, casado con una hermosa aristócrata de 27 y con tres hijos pequeños, la vida de Johnny TNT, como le llamaban en los círculos del jet set internacional, es lo más parecido a un cuento de hadas.

Rupert Murdoch - 56 años
US$ 2.200 millones - Estados Unidos
Periódicos y medios
El mayor magnate de las comunicaciones en el mundo. Cada mes compra una compañía de cine, prensa o televisión en algún rincón del planeta. Australiano de origen, comenzó en su tierra natal con el minúsculo periódico de su padre Adelaide News en los años cincuenta. Despreciado al comienzo por sus colegas, que veían en él a un intrascendente editor de tabloides picantes, hoy se le reconoce una visión indeclinable para los negocios que lo ha llevado a intentar, en una operación de alto riesgo, construir un imperio mundial de comunicaciones. No le ha ido mal hasta ahora. Se nacionalizó en los Estados Unidos y posee el 47% de News Corporation, conglomerado internacional que tiene entre sus activos nada menos que la Twentieth Century Fox, la red de televislón Fox que aspira a convertirse en la cuarta cadena de televisión en los Estados Unidos, 8 estaciones independientes de televisión, y 17 periódicos que incluyen el Times de Londres y el New York Post de Nueva York. Su fortuna se calcula en 2.200 millones de dólares.

Jeque Rashid Al Maktoum - 77 años
US$ 2.000 millones - Dubai
Petróleo
Con 77 años gobierna Dubai, un país con

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com