Martes, 17 de enero de 2017

| 2001/03/19 00:00

Bogotá educada

Con nuevas bibliotecas metropolitanas y centros de formación conectados a Internet, la educación pública da un salto hacia el futuro.

Bogotá educada

Hasta hace poco tiempo la Luis Angel Arango era la única biblioteca metropolitana de Bogotá y los visitantes debían realizar largos recorridos desde diferentes sitios hasta el centro de la ciudad para poder utilizar sus servicios. Para hacer frente a la falta de este tipo de centros de información pública, la Alcaldía Mayor puso en marcha el programa Bibliored, un moderno conjunto de bibliotecas interconectadas con altos estándares de dotación y servicio compuesto por cuatro nuevas bibliotecas metropolitanas, seis bibliotecas locales de cobertura sectorial y 11 bibliotecas menores de cobertura barrial. Según las cifras de la Alcaldía Mayor, se calcula que estas nuevas bibliotecas, sumadas a las ya existentes como las de la red de Colsubsidio, ofrecerán un cubrimiento en todas las localidades de la ciudad y beneficiarán a más de 1.400.000 niños y 900.000 adultos. Las megabibliotecas se construyen en zonas de alta densidad como los parques Simón Bolívar y El Tunal y en otras zonas como El Tintal en Kennedy. Cada una de estas megabibliotecas tendrá más de 6.500 metros cuadrados de construcción y capacidad para atender de manera simultánea a más de 600 usuarios. Comenzarán con cerca de 30.000 volúmenes y tendrán una capacidad para 150.000.

Este proyecto, adelantado por la Secretaría de Educación de Bogotá (SED), es uno de los tres grandes programas que impulsará Cecilia María Vélez, quien ha sido ratificada por Antanas Mockus al frente de la entidad. Según la funcionaria, las otras dos prioridades de su despacho serán la evaluación de competencias básicas “que no sólo involucra a docentes sino también a estudiantes y padres de familia en dos mediciones básicas para avanzar hacia mejores niveles de formación académica como son la cantidad de conocimientos que han adquirido los alumnos y cuál es la mejor manera de aprovecharlos”. Igualmente la Secretaría seguirá impulsando el proyecto Redp (Red Integrada de Participación Educativa) que conecta al sistema de educación pública de la ciudad con lo último en tecnología informática y el mundo del Internet. Con una inversión que alcanzó los 35 millones de dólares, se lograron conectar más de 15.000 equipos de cómputo de los centros educativos del Distrito, lo que significa el salto definitivo a la era de Internet y las nuevas tecnologías como parte de los ambientes de aprendizaje tanto para estudiantes como para docentes. “Además de fomentar el autoaprendizaje entre los alumnos, la Redp mejorará la capacitación de los profesores, pues el uso de estas tecnologías ha revolucionado la calidad del sistema educativo”, concluye Vélez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.