Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/10/2004 12:00:00 AM

A la cabeza

El sombrero vueltiao se convirtió en símbolo nacional, un reconocimiento a los indígenas de Córdoba.

En Tuchín, Córdoba, todavía no se ponen de acuerdo sobre quién fue el primero que puso de moda el sombrero vueltiao. Algunos dicen que fue el ex boxeador Miguel 'Happy' Lora y otros recuerdan a Carlos Muñoz en su célebre interpretación de la telenovela Caballo viejo, pero ahora todos se llenan de orgullo cada vez que ven al presidente Álvaro Uribe usar uno de los suyos.

Este auge, o tal vez moda, ha hecho que en todas las casas de este antiguo cabildo indígena se consolide la artesanía de la caña flecha. En total son 17 microempresas que agrupan a 325 familias, que sin contar las que viven entrada la sabana subsisten de su producción.

En cada calle del poblado y en las veredas casi todos sus pobladores trabajan alrededor de la fibra: familias enteras la cultivan, la venden, la deshilazan e incluso la colorean, a la vieja usanza con ceniza y vija, que mezclan en un hueco abierto en la tierra. María Fermina es una de las matronas que trabaja la caña flecha y señala que si bien la moda les ha traído más trabajo y reconocimiento, se ha cambiado el tejido tradicional. "Ahora piden diseños como la eme o el grano de arroz, porque son bonitos, pero se ha ido perdiendo el interés por el bordado tradicional del quinciano, el 19, el 21 y el 23", explica.

La familia de Luz Mila de Jesús, de 37 años, es una de las que por décadas se han dedicado a la fabricación de los sombreros y cree que la clave para los artesanos es combinar la tradición con nuevos diseños. Luz Mila, que ha descubierto que la caña flecha puede ser utilizada en otras aplicaciones como carteras, pulseras y anillos, trabaja para Salvarte y dice que con la caña flecha se pueden hacer maravillas. "El asunto es despertar la coquetería en las mujeres".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.