Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/09/25 00:00

Cabuyaro: río y playa

Este municipio metense se ha convertido en un atractivo destino turístico por su exuberante belleza natural y sus playas.

Los festivales, fiestas y paisajes son los mayores atractivos de este municipio.

A117 kilómetros de la capital del Meta se encuentra una joya del departamento que hasta hace unos años era desconocida para muchos. Este municipio, bañado por los ríos Meta y Upía, es un muelle de comercio internacional y tiene las playas naturales más extensas y limpias de la Orinoquia. Se trata de Cabuyaro, una de las mejores opciones en el Meta para disfrutar de la naturaleza y la tranquilidad de un espacio privilegiado y único.

Así lo reconoce el alcalde del municipio, Luis Alfonso Medina Martínez. “Los cabuyarenses vivimos en un verdadero paraíso que ahora ha tomado la importancia que desde hace más de 200 años nos merecíamos”. Este municipio abre sus puertas a los viajeros y los invita a disfrutar de una de las ofertas ecoturísticas más completas de la región. La situación geográfica con cuatro vías de acceso a la cabecera municipal y sus paisajes son dos de los principales factores que lo favorecen. Los recursos paisajísticos, la pesca y la navegación por el río Meta son escenarios naturales disponibles para atender al turista.

“Los que vienen quedan encantados por el paisaje, pero dicen que lo más lindo es el calor de los habitantes. Es que tenemos gente buena, y este es un territorio de paz”, afirma José Maya Burbano, asesor del municipio. Cabuyaro también es el escenario del Festival Río y Playa, un evento que desde hace ocho años anualmente atrae a miles de visitantes de toda la región. Son tres días de pura fiesta. Fútbol playa, desfiles, música, demostraciones y competencias de deportes náuticos, y hasta un reinado para coronar la Chica Verano Río y Playa, hacen parte de esta celebración. En enero, cantantes y agrupaciones de la talla de Andrés Cabas, Wilfrido Vargas, Silvestre Dangond, ‘el Cholo’ Valderrama, Giovanny Ayala y Pipe Bueno prendieron los ánimos para los visitantes que se tomaron las más de 100 hectáreas de playas.

Pero en el municipio hay más que el verano. En julio, por ejemplo, se dan cita en Cabuyaro los mejores cantantes llaneros en el marco del Festival de la Canta Criolla en el Viso de Upía, y en noviembre las protagonistas son las arpas y las mujeres en el Festival Regional del Arpa y el Reinado del Atardecer Llanero.

Una de las líneas turísticas que se han fortalecido en los últimos años es la religiosa. El padre Wilson Javier Andrade, quien lidera la fiesta del Señor de los Milagros que se celebra en septiembre, dice que la devoción a este santo ha logrado que se consolide un grupo de peregrinos que nunca faltan a la cita. “Vienen porque es una expresión de la fe muy bella. Hacemos la procesión en el río Meta, que es hermoso, y además hay una velada musical”, declara.

Y para continuar con estas fiestas y aumentar la cantidad de visitantes, el municipio tiene claro que debe invertir en infraestructura. La actual administración piensa construir un malecón sobre el río. Se trata de un proyecto ambicioso hecho con materiales que respeten la naturaleza, así como la manga de coleo local, que al ser inaugurada recientemente se convirtió en el único recinto de ese tipo en el mundo hecho de material reciclado.

“Cuando se consolide el malecón, va a ser un proyecto meramente turístico, algo que se convierta en el símbolo del municipio –agrega José Maya–; esta tierra embruja, tanto a los visitantes como a los que vienen por comercio. Queremos que no solo vengan de paso, sino que quieran volver”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.