Miércoles, 17 de diciembre de 2014

| 1994/05/02 00:00

'CAFE':CON AROMA DE EXITO

La nueva telenovela de RCN demuestra que los colombianos prefieren las historias de amor y los temas regionales a la truculencia de los dramas pasionales.

'CAFE':CON AROMA DE EXITO

DESDE HACE DOS MESES Y MEDIO LOS COlombianos no hablan de otra cosa: Café. La nueva telenovela de RCN, que apareció en un momento en que las producciones nacionales parecían disputarse la audiencia con base en la truculencia y el erotismo, ha logrado con la trillada fórmula del rico enamorado de la muchacha pobre atrapar a los televidentes y llegar a un apreciable rating de 55 puntos. . Aunque la historia responde al viejo estereotipo del género televisivo, lo cierto es que esta producción cuenta con dos ingredientes que hacen que el éxito logrado hasta el momento no sea sólo fruto de la casualidad: uno, mostrar la cara desconocida del mundo que gira alrededor del negocio del café, el producto insignia de los colombianos. Y dos, tener como protagonista a Margarita Rosa de Francisco, en su primer papel después de varios años de ausencia del país.
Detrás del relato de amor está otro factor determinante: un excelente elenco en su mayoría compuesto por profesionales de reconocida trayectoria que en las manos de Pepe Sánchez, como director, ha logrado combinar actuación con un buen trabajo en exteriores y demostrar, una vez más, que las producciones nacionales están muy por encima de los "culebrones" extranjeros.
La historia de Café no comenzó el 19 de enero de 1994, cuando salió al aire a las ocho de la noche, por el Canal A. La historia real se inició en marzo de 1991, como parte de la política de la programadora RCN TV de llevar a la pantalla chica grandes temas nacionales. Ya había saboreado el éxito del rating con La Vorágine, María, La casa de dos las palmas, Azúcar, La otra raya del tigre y La potra zaina. Pero al contrario de las anteriores, Café no fue concebida como una historia sino como un tema. Hace tres años, el entonces gerente de la programadora, Guillermo Restrepo, se lo propuso a Fernando Gaitán (escritor y periodista de 33 años, autor de La fuerza del poder) como reemplazo de Azúcar.
Gaitán se entregó a una exhaustiva investigación, básicamente de tipo literario, sobre el café. Luego de un primer acercamiento para conocer la atmósfera, ver ambientes, personajes, se dio a la tarea de buscar todo lo que se había escrito hasta el momento sobre el café. La primera gran sorpresa fue encontrar que no había suficiente información. Tan solo pudo dar con La cosecha, una novela de los años 40, que no es muy representativa del mundo cafetero actual. "Está muy bien escrita, pero es una novela negra porque es un uníverso cafetero muy pobre", opina el libretista. En su recorrido por la zona cafetera -después de haber leído la obra- encontró que no había mayor relación con la época actual y por ello tomó muy pocos elementos de base para llevarlos a la historia de los 90. Más que literatura, se tropezó con una gran cantidad de estudios económicos, macroeconómicos y de impacto social y muchos tratados sobre el producto.
Por eso Gaitán tuvo que arrancar de ceros. Luego de varias entrevistas con gente vinculada al mundo cafetero, logró sacar la constitución de los grupos económicos, sociales y de producción y cuáles eran sus universos. De esto se desprende que existen unas familias tradicionales muy ricas y con apellidos enraizados dentro de las costumbres "paisas". Contrario a éstos estaba el mundo de los recolectores del grano.
A mediados de 1993 comienza un trabajo de reportería con los recolectores, una especie de gitanos que van por todo el país, sin lugar de residencia, sin un punto de retorno, que se beben en el pueblo la poca plata que se han ganado de la cosecha. Este itinerario atrapó al escritor de Café, quien vio una serie en la historia de alguien que se enamora de una mujer errante.
Es el perfil de la andariega el que marca la pauta para concebir el personaje de Gaviota en la telenovela. "Me pareció bellísimo y trágico al mismo tiempo". El nombre surge de una canción típica de la región, "Gaviota traidora", interpretada por las hermanas Calle. En cuanto al personaje masculino, Sebastián Vallejo, decidió tomar el concepto tradicional -del rico que se enamora de la muchacha pobre- porque mientras exista el conflicto de clases no se puede pensar en que es un tema traquiao. Sebastián sale de una de esas familias que mandan sus hijos a estudiar al exterior. Para darle un itinerario al amor de Gaviota y Sebastián, escoge el mundo de los recolectores. A la par con la historia de amor, se cuentan los pasos del café hasta llegar al exterior, desde la misma recolección, el procesamiento del grano por la trilladora, el trabajo mismo de los exportadores, de los cuales tampoco había nada escrito. Todos estos elementos hicieron que Fernando Gaitán día tras día enriqueciera la historia de Café, que con su rating ya marcó un importante antecedente televisivo no sólo por la actuación del elenco con que cuenta, sino también por el tratamiento del tema.
Pero no se puede negar que gran parte del éxito de Café tiene que ver con el carisma de Margarita Rosa de Francisco. Para Pepe Sánchez, el director, la actriz llegó a Café con su propia propuesta. Cuando ella tuvo el libreto en las manos, se fue a la zona cafetera a estudiar el comportamiento y la idiosincrasia de la mujer paisa. De esa manera había estudiado mucho el acento, la sutileza para manejar el cuerpo y las manos. "Se trataba simplemente de darle un matiz de dulzura. No había contradicciones sobre lo que yo pensaba del personaje. En el trabajo los dos nos exigimos mutuamente verdad en las escenas. Yo la considero una actriz con un alto grado de profesionalismo que tiene en cuenta todos los factores que integran el personaje".
Con este concepto del conocido director, se reafirma la madurez que como actriz y como mujer está mostrando Margarita Rosa.

LOS EXPERTOS OPINAN

Maria Cristina Guerrero,
Directora de 'Elenco'
La calidad de esta serie no se pone en duda. Lo que es muy discutible es el ritmo acelerado que lleva. Puede sucederle lo que le pasó a La potra zaina, que por demasiado rápido perdió algo de su público. Vale la pena destacar la labor actoral de Margarita en el manejo de los modismos y acentos regionales. Es posible que este personaje haga historia y deje a un lado a la 'Mencha' para consagrarse como Gaviota.


Magdalena Larrota,
Directora de 'Solo una mujer'
El público colombiano difiere del resto de Latinoamérica, pues exige que le cambien de libretos y los ambientes. En Café la historia no difiere mucho de los temas que manejan otras telenovelas extranjeras, pero está enriquecida con una variedad de matices y el manejo de exteriores.


Gloria Gómez,
Actriz de televisión
Lo que más me gusta es la frescura con que se maneja el tema. La vida alrededor del café está muy bien reflejada. A la gente siempre le ha gustado saber cómo se mueve el negocio cafetero, el juego de poder alrededor de este asunto, las vivencias en torno a la temporada de la cosecha, cosas que hasta ahora se están observando a través de Café. La dirección de Pepe Sánchez le ha dado un realce inusitado a esta serie de televisión. El es un especialista en darle naturalidad y brillo a los actores a su cargo.


Carlos Duplat,
Director de televisión
Se nota un deseo de salir de los estereotipos que pululan en nuestra televisión. Es bueno que haya una oxigenación en el manejo de temas y libretos, pero sucede que las realidades de un sector social no se muestran tal como son, sino como se pretende que deben ser, lo que quita peso a una producción. Sin embargo, es una de las series que están haciendo algo por salir de ese marco conceptual que se está produciendo con las novelas, que tienden a parecerse a los "culebrones" mexicanos y venezolanos.


Carlos Muñoz,
Actor de televisión
La gente ya está cansada de violencia. Ahora los seriados deben divertir. Café es una producción que se encarga de cambiar la dura realidad que enfrentan los colombianos, pues maneja temas que reconfortan, relajan y ofrecen nuevas opciones a los televidentes. Fernando Gaitán es uno de los mejores libretistas del país y aquí lo demuestra, pues aborda un asunto muy colombiano, con todos sus ingredientes tanto positivos como negativos, pero sin agobiar al público con los típicos melodramas de otras épocas. La sensualidad de Margarita Rosa es factor importante para el impacto. Se nota una profunda evolución. Gaviota es un personaje interpretado en una forma muy fresca y muy bien trabajada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×