Viernes, 20 de enero de 2017

| 1997/06/23 00:00

CARLOS VALDERRAMA

Además de un gran jugador, 'El Pibe' ha sido el director de orquesta de la Selección Colombia en las canchas de juego.

CARLOS VALDERRAMA

el deportista Carlos 'El Pibe' Valderrama no ha ganado la Copa del Mundo. Ni la Copa América. Ni la Copa Libertadores. Tampoco le fue muy bien en Europa y en su carrera no ha anotado muchos goles. Sin embargo en su hoja de vida tiene un triunfo que quizás vale tanto o más que todo lo anterior: sacar al fútbol colombiano del anonimato y transformarse en un símbolo mundial de este deporte, mérito suficiente para meterse entre los principales protagonistas de los últimos 15 años. Nacido el 2 de septiembre de 1961 en el famoso barrio Pescadito de Santa Marta, Valderrama es el único futbolista colombiano que ha sido elegido como el mejor jugador de América, istinción recibida en dos ocasiones, una en 1987 y la otra en 1993. En 1988 'El Pibe' se convirtió en el quinto colombiano en la historia del fútbol nacional que salía de las fronteras nacionales para jugar en un club extranjero. Su traslado del Cali al Montpellier de Francia por una suma considerada escandalosa para la época _dos millones de dólares_ se convirtió en una vitrina definitiva que permitió que los clubes extranjeros se fijaran en los jugadores criollos. Gracias a él Colombia apareció en el panorama futbolístico internacional y su paso por el balompié galo inició un éxodo que ha llevado a más de 20 futbolistas nacionales a jugar en reconocidos clubes del exterior. De su mano el combinado nacional dirigido por Francisco Maturana volvió a un mundial de fútbol luego de 28 años de ausencia, aquel Italia 90 donde su juego fino, su velocidad mental y sus pases milimétricos lo erigieron en una de las figuras del torneo. Lo único que le faltaba para redondear su brillante trayectoria era un título. Y lo conseguiría en el olimpo de su carrera, a los 32 años, una edad en la que paradójicamente muchos futbolistas están pensando en el retiro. Con sus virtudes intactas, el samario consiguió con el Junior su primer campeonato profesional, el torneo rentado de 1993, a la vez que se transformó nuevamente en el eje de la selección que vapuleó a Argentina 5-0 y se clasificó invicta al mundial de Estados Unidos. Para ese entonces 'El Pibe' ya era considerado un monstruo del balompié internacional y un ídolo de las multitudes, al punto que fue llamado por el naciente fútbol estadounidense como una de las principales estrellas para promocionar el deporte más popular del mundo en el reino del béisbol y el baloncesto. Y no le ha ido nada mal, pues en la primera temporada fue elegido como el jugador más valioso del torneo. Aunque ya han pasado muchos años desde cuando debutó en el Unión Magdalena en 1979, 'El Pibe' todavía conserva la característica que lo ha hecho único: una mente ágil que recorre la cancha mil veces más rápido que sus piernas. Quizás por eso no ha tenido reemplazo y con 35 años cumplidos es considerado como el patriarca sin otoño de la Selección Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.