Jueves, 23 de febrero de 2017

| 1989/08/28 00:00

CENTROS COMERCIALES

CENTROS COMERCIALES

BAJO EL MISMO TECHO
Esta es la era de los centros comerciales. En todas partes hay uno, grande o pequeño, moderno o clásico, de muchas o pocas plantas, pero siempre un lugar adonde confluyen todos los compradores en busca de cualquier cosa, desde un tornillo hasta un automóvil, para hacer el mercado, comer o simplemente ir al cine.
Ya desde la época del Renacimiento y el Barroco surgió la primogénita idea de una calle comercial. Esta era un lugar donde todos los trabajadores de un gremio se reunían y asentaban sus detalles y sus almacenes. Era, al mismo tiempo, un lugar de reunión adónde se iba no sólo a comprar, sino tambien a conversar.
Algunas de estas calles se techaron, generalmente con cristales, para proteger el lugar de las inclemencias del clima, dando paso al nacimiento del pasaje comercial, antecedente directo de los centros actuales.
Pero de esos viejos pasajes hasta hoy se ha recorrido un largo camino. El comercio ha evolucionado y se ha ido especializando cada vez más, y con él los lugares en que se asienta. Se crearon, en principio, pequeños centros donde sólo se encontraban unos productos específicos, pero poco a poco esos centros se fueron agrandando y diversificando, hasta llegar a los de hoy, a los que no sólo se va para comprar, sino que son sitios amables, lugares de reunión donde se puede ir simplemente a comer, a pasear y a divertirse.
El auge de los centros comerciales en la actualidad es tan grande que en todas las ciudades hay por lo menos uno, y en algunas abundan. Los hay de todos los estilos y con diferentes especialidades. La comodidad de poder conseguir todo lo que necesite bajo un mismo techo, fácilmente y con diversidad de almacenes para escoger, y tener, además, establecimientos bancarios y corporaciones financieras, correo, diferentes restaurantes -tanto elegantes como de comidas rápidas- y lugares de esparcimiento es algo que le encanta a cualquier persona. Por eso, mientras mas servicios pueda prestar un centro comercial, tanto mejor.
Y es que hoy en día ya pocos quieren ir de calle en calle para comprar todo lo que necesitan, con la incomodidad por las congestiones de tránsito, el parqueo, las demoras, si se puede ir a un solo lugar donde se encuentra todo lo que se necesita, más comodamente. El parqueo, sobre todo si es gratuito, es una de las principales ventajas de estos centros. Poder dejar el auto cerca y seguro es de gran importancia, y es algo que atrae a la gente al centro comercial.Por tanto, la amplitud del parqueadero y el fácil acceso al mismo son condiciones indispensables que debe cumplir todo centro comercial de categoría.
Hay que tener en cuenta, por otro lado, la ubicación del centro. Casi siempre los centros comerciales se construyen en lugares estratégicos, adonde siempre sea fácil llegar, ya sea a pie, en transporte público o en vehículo particular. Siempre hay un centro comercial cerca, porque ahora se estan construyendo en todas partes, y esto da la posibilidad de escoger el centro más completo, el más agradable o el más cercano para ir a comprar.
Muchos centros, además de su función puramente mercantil, cumplen también una notable función social. Son lugares de encuentro y de esparcimiento, símbolos del lugar donde se ubican e importantes focos cívicos y culturales. En algunos centros se realizan interesantes actividades especiales, se presentan grupos de música, coros, espectáculos, exposiciones de todo tipo, lo que convierte a cada centro en un lugar aún más atractivo.
Principalmente en las fechas especiales, como la Navidad, el Día de la Madre, el Día del Padre, el del Amor y la Amistad, el Día de las Brujas, etc., los centros comerciales suelen llenarse de color pues su decoración se realiza con especial esmero y generalmente se programan concursos y actividades interesantes.
Otra gran ventaja que tienen algunos centros comerciales es que brindan especial recreación para los niños, con juegos, atracciones o simplemente algunos triciclos para que los pequeños se diviertan mientras sus padres pueden dedicarse a hacer sus compras tranquilamente, tomando todo el tiempo necesario porque saben que sus hijos estan contentos, vigilados y que no corren ningún peligro.
Los centros comerciales se han constituido, además, en la mejor vitrina del diseño. La ingeniería se pone al servicio del comercio para construir espacios más sólidos, seguros y cómodos, y la arquitectura para hacerlos más bellos y funcionales. Se crea, entonces, una especie de sana rivalidad entre los diferentes centros, a cual más atractivo y completo. El ingenio de los profesionales que se dedican a lograrlo se agudiza para intentar que cada centro sea el meJor.
La regla en diseño es la armonía y la belleza, cuidando, claro esta, que la arquitectura del centro comercial no desentone ni rompa bruscamente con el entorno, porque para ser originales y modernos los centros no tienen que ser extravagantes. Simplemente deben ser lugares amables y acogedores, amplios y cómodos, donde los compradores se sientan totalmente a su gusto.
Muchos centros comerciales, como lo indican a veces sus nombres, se han convertido en verdaderas ciudadelas comerciales, asentadas en inmensos terrenos. Y muchos centros como focos de progreso que son, tienen a su alrededor importantes planes de vivienda, complemento arquitectónico y urbanístico.
Estos planes de vivienda suelen ser amplios, agradables, llenos de zonas verdes. Los hay tanto de conjuntos unifamiliares como multifamiliares y con viviendas de todos los tamaños.
Por la complejidad de los centros comerciales en la actualidad, la administración de los mismos cumple un importante papel. Desde allí se solucionan todos los problemas que se presenten en las instalaciones y los servicios y se organizan las actividades, las ferias, las temporadas de descuentos, el aseo y el orden de estos establecimientos.
Lo que busca, en definitiva, todo centro comercial es dar una buena y satisfactoria respuesta a todas las necesidades de los compradores y usuarios, brindarles una excelente atención para dejar en ellos el deseo de volver al centro, cada vez que necesiten comprar o simplemente cuando quieran mirar vitrinas y divertirse.
Si de algo no cabe duda es de que el progreso del comercio y del país y el empuje de su gente se ve claramente reflejado en los grandes centros comerciales que día a día se estan construyendo en todas las ciudades, a cual más grande, más completo, más audaz en su diseño, más especializado o más bello.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.