Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2005/02/28 00:00

Ciudadanos combustible

Terpel está convencida de que saber vivir en comunidad es tan importante y esencial como leer y escribir. Sabe, además, que los ciudadanos son el combustible para que una sociedad funcione.

Ciudadanos combustible

En noviembre pasado, Medellín empezó a ver el deambular de unos llamativos personajes que se hacían llamar 'Los Ciudadanos'. Eran 95 personajes que transitaban por las calles de la ciudad vestidos con chaleco y gorra amarillos, camiseta azul y pantalón rojo. Algunos llevaban grandes y coloridas sombrillas; otros, cámaras y micrófonos de juguete para entrevistar a las personas sobre las normas de tránsito. Su misión era la misma: mejorar los niveles de convivencia entre los peatones y los transportadores urbanos de la ciudad.

Este programa es uno de los proyectos piloto de la recién creada Fundación Terpel. El objetivo es uno: según la Secretaría de Tránsito y Transporte de Medellín, la ciudad pone un muerto cada día en accidentes de tránsito. Por eso se buscó reducir la mortalidad en, por lo menos, cuatro puntos clave de la capital paisa: las glorietas de Fatelares y Alpujarra, la calle décima con las Vegas y la Avenida Oriental con la Playa.

Los resultados, hasta el momento, han sido alentadores. En sólo dos meses de campaña, el respeto por los semáforos, el uso de los puentes peatonales y de las bahías para recoger pasajeros aumentó entre 5 y 15 por ciento. Aunque algunos aún no se acostumbran a que les recuerden cómo ser buenos ciudadanos. Juan Carlos Toro, estudiante de artes escénicas de la Universidad de Antioquia, recuerda que uno de esos días en los que trabajaba como 'Ciudadano' para la campaña, un hombre lo amenazó con un cuchillo por impedirle cruzar la calle en semáforo en verde. "El señor se fue molesto, pero vivo", afirma. De resto, los paisas han asumido la campaña con gratitud. Tanto es así que la fundación la piensa extender a otras regiones del país. Catalina Ortiz, directora ejecutiva de la Fundación Terpel, confirma que Manizales será la próxima ciudad en presenciar a los 'Ciudadanos' coloridos por sus calles.

Paralelo a este proyecto, la fundación trabajó desde octubre con el programa 'Enseña Ciudad'. Estudiantes y docentes de sexto grado de escuelas de escasos recursos fueron llevados a diversos lugares culturales para que empiecen a apropiarse de Medellín y de esa forma se fomente el desarrollo de las competencias ciudadanas. Los primeros en participar fueron 750 estudiantes de los corregimientos de San Cristóbal y Palmitas. Pero la fundación pretende que este año el programa llegue a 10.000 personas entre alumnos y docentes.

Con los programas 'El Ciudadano' y 'Enseña Ciudad', la Fundación Terpel busca que los colombianos se apropien de sus ciudades, sean mejores ciudadanos y entiendan que aprender a vivir en comunidad es el combustible para que una sociedad funcione.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.