Viernes, 20 de enero de 2017

| 1999/11/22 00:00

COLOMBIA FALSA

Mientras la industia de la falsificación nueve millones de dólares en el pais no hay un solo <BR>preso por ese delito.

COLOMBIA FALSA

A COLOMBIA SE LE CRECIO EL ENANO CC el tema de las falsificaciones. Lo que
hasta hace poco era visto como una simple actividad marginal derivada del rebusque o la economía
informal, hoy es considerado como un peligroso flagelo que tiene su orieen en orzanizaciones
criminales com parables con las redes del narcotráfico. "Los falsificadores son una mafia tan fuerte
como cualquier otra con la salvedad de que los delitosson excarcelables y con el agravante de que hoy
en Colombia no hay una sola persona que esté en la cárcel pagando una condena por este ilícito",
afirma Jairo Martínez, jefe de la División de Policía Judicial del DAS.
Por mucho tiempo el tema de los falsificadores se ha tratado a nivel de bandas, de pequeñas familias,
de astutos comerciantes y de vendedores callejeros por el simple hecho de que no afectan
directamente la integridad personal sino la economía nacional y la de las empresas particulares.
Pero hoy en día el problema es de tal magnitud que, según un estudio contratado por la Andi, la
falsificación y adulteración de alimentos, licores, medicamentos y artículos de consumo masivo en
1998 le costó a la industria legal 86.772 millones de pesos, equivalentes al 4,25 por ciento de la of erta
nacional.
Sin embargo, y a pesar de que este estudio fue realizado con todo el rigor científico, las cifras no
convencen a una parte del sector privado, que considera que el problema es seis o siete veces mayor.
"La falsificación es muchas veces la fachada de otros delitos más grandes que mueven importantes
sumas de capitales", afirma Fernando Marulanda, presidente del comité antipiratería del Consejo de
Empresas Americanas.
Para los falsificadores la clave del éxito está en copiar productos de alto consumo masivo, tales como
prendas, artículos y accesorios de prestigiosas marcas y artículos que reciben una alta exposición en
publicidad. Su especialidad es reproducir lo que la gente quiere o necesita tener pero pagando un
menor precio: dólares, ropa de marca extranjera, libros, licores, medicamentos, discos
compactos,sofware, videos, alimentos, joyas, elementos de aseo... una lista que resultaría
interminable.

LA LUCHA APENAS COMIENZA
En el gobierno hay una gran prisa por garantizar la protección de la propiedad intelectual. La razón de
esta urgencia tiene que ver con el hecho de que a partir del primero de enero de 2000 Colombia pue de
verse sometida a una serie de sancio nes internacionales de tipo económico por permitir que se
cometan estas infrac ciones. En este sentido, a partir del próximo año, cualquiera de los 160 países
que hacen parte de la Organización Mundial de Comercio puede exigirle a Colombia el cumplimiento de
los tratados interna cionales suscritos para la protección de la propiedad intelectual.
Una tarea casi imposible. Basta con echarle un vistazo a los semáforos y andenes de las zonas
comerciales de las grandes ciudades del país para encontrar, especialmente en diciembre, todo un
mercado persa de productos piratas: muñecos de Aventuras en pañales, Teletubis, gafas Ray Ban,
videos con los más recientes estrenos del cine mundial, libros como el Algebra de Baldor y El mundo
de Sofía, cigarrillos Marlboro, corbatas, calculadoras, etc.
Y las cifras y los hechos hablan por sí solos. Según el abogado penalista Carlos Matiz, de la firma
Estrategia Jurídica, que representa a Levi's en más de 25 procesos penales por falsificación de esta e
marca, "el 95 por ciento de los Levi's que se venden en el país, incluso en los más prestigiosos centros
comerciales, son falsos".
La situación de los jeans ha llegado a tal punto que el año pasado en Medellín se decomisaron 16.000
Levi's falsificados que iban a ser exportados hacia Alemania. De otro lado, marcas reconocidas como
Diesel, Unlimited. Americanino y Marithé Francois Girbaúd se ven en la obligación de cambiar
regularmente de talles en la confección que les permitan diferenciar los originales de las copias.
Peor aún es la situación de las empresas de videos, en donde de 36 firmas que existían en el país hace
tres años hoy sólo sobreviven tres. La piratería enterró las 33 restantes pues son muy pocas las
empresas que pueden sobrevivir en un mercado en el cual el 85 por ciento está en manos de los
piratas. Según el presidente de Colvideos y gerente de Rodven Discos y Videos, Jorge Renecoret; esto
le cuesta a la industria legal del video perdidas anuales superiores a los 100 millones de pesos".
Pero si por el terreno de los videos y los jeans llueve por la industria de los libros no escampa. "El
sector editorial pierde anualmente cerca de 10.000 millones de pesos por causa de la pirateria, con un
problema adicional, y es la desmotivación que genera en los escritores el hecho de no percibir un solo
peso por cada libro que se vende en las calles", según afirma Margarita Ramírez, directora ejecutiva de
la Cámara Colombiana del Libro.

PERDIDAS MILLONARIAS
La situación es aún más delicada si se tiene en cuenta que en Colombia se ha desarrollado una cultura
complaciente con las falsificaciones. En este país ya nadie se molesta si un amigo compró un producto
falsificado ni se sorprende cuando se entera de que falsificaron la sentencia completa de un tribunal de
justicia. Hechos que les cuestan miles de millones de pesos tan to al sector privado como al Estado.
En el caso de la industria fonográfica, por ejemplo, las pérdidas estimadas en los últimos años van por
el orden de los 20 millones de dólares y se calcula que la piratería del casete supera el 60 por ciento
del mercado legítimo mientras la del disco compacto ya va por el orden del 10 por ciento. Esta cifra,
según la Asociación Colombiana de Productores de Fonogramas =Asincol=, es muy preocupante por el
poco tiempo que tiene este producto en el mercado.
De acuerdo con esta entidad, que agrupa a las 20 empresas discográficas más importantes, por cada
disco compacto pirata que se vende el productor de fonogramas pierde alrededor de 10.000 pesos, el
autor y el intérprete 1.100 cada uno y el Estado deja de recaudar 3.200 pesos en impuestos a las
ventas.

PENAS IRRISORIAS
En Colombia los delitos por falsificación, robo de marcas y derechos de autor rara vez llevan a prisión.
La inmensa mayoría de los detenidos son puestos en libertad luego de rendir indagatoria. Y,
usualmente, la condena máxima que otorga la ley es de seis meses con derecho a la excarcelación.
Por lo demás la legislación no se ocupa de actividades conexas, como la distribución, venta o
almacenamiento, ya que ni siquiera están en el Código Penal. "Lo peor es que toda el agua sucia nos
cae a los jueces y fiscales, que somos tildados de corruptos cuando dejamos en libertad a estos
delincuentes, pero lo hacemos para cumplir con la ley", afirma el fiscal Rafael Antonio Perea.
De ahí que la principal queja del sector privado sea que no hay ningún tipo de acción de la justicia. Es
el caso de Rafael Picciotto, gerente de Pedro Domecq, quien hace dos años no denuncia aningún
falsificador porque "o los dejan libres a los tres días o les avisan que los van a coger. Hay desidia por
parte de las autoridades ".
No obstante para Jairo Martínez, jefe de la División de la Policía Judicial del DAS, el problema no está
en la falta de efectividad en las capturas sino en las fisuras de la legislación: "Nosotros los atrapamos y
ellos los dejan en libertad para no agravar más el problema carcelario".
Más allá del cruce de acusaciones muchas multinacionales y empresas nacionales se han visto en la
obligación de asumir la defensa de sus marcas no sólo en el frente legal sino en el operativo. Según el
jefe de seguridad de una multinacional de productos alimenticios su compañía destina 200 millones de
pesos anuales para el pago de abogados, informantes y otros colaboradores. "En una oportunidad
tuvimos que capacitar a los 600 empleados para ejercer un control en el mercado y detectar muestras
falsas. Pero el entusiasmo se acabó cuando después de hacer una denuncia el juzgado no sólo dejó
libres a los falsificadores sino que nos empapele pidiéndonos infinidad de documentos".
El círculo vicioso de la falsificación también se alimenta de la alta carga fiscal, cuya evasión representa
otro incentivo para el productor ilegal. En este sentido el ejemplo más grave lo of rece el aguardiente.
Según Alfonso Santos, director de la Asociación Colombiana de Industrias Licoreras, para producir una
botella la inversión que debe hacer una licorera es de 1.350 pesos. Sin embargo el precio final es de
alrededor de 10.000 pesos, debido a la cantidad de impuestos. "Esto no sólo hace atractiva la
adulteración sino también el contrabando", dice el directivo. Hoy por hoy 20 por ciento del aguardiente
que circula en el mercado es adulterado, según muestra el estudio de la Andi.
Finalmente, el consumidor es el último eslabón de la cadena y uno de los grandes responsables de
este negocio (cuando no es engañado). Al respecto hay un importante ingrediente cultural en el cual el
ciudadano se debate entre la legitimidad de lo público y lo privado. "Los colombianos no reconocemos
como legítima la propiedad privada ni en su origen ni en su función dentro de la sociedad", dice la
socióloga Norma Rubiano. En este país cualquiera siente que tiene derecho a apropiarse de bienes y
servicios por el sólo hecho de que están a su alcance. "Es decir dice la socióloga prima la cultura de la
papaya".

EL CARTEL DE FRANKLIN
A UNQUE PAREZCA increíble fabricar dólares falsos es un negocio más rentable que el tráfico de
droga. Según el general Ismael Trujillo, director de la Dijin, un fajo de 10.000 dólares falsos en billetes
de 100 dólares, vendidos a 40 dólares cada uno, representa en el mercado de Estados Unidos 40.000
dólares buenos, mientras que en un paquete de coca del mismo tamaño se ganan apenas 25. 000
dólares".
De ahí que la falsificación de moneda extranjera sea uno de los ilícitos más atractivos especialmente en
un país como el nuestro donde los falsificadores, adulteradores y estafadores se dan el lujo de practicar
estas actividades a sabiendas de que no estarán en la cárcel más de seis meses.
De acuerdo con el Servicio Secreto de Estados Unidos, Colombia es el productormás sofisticado de
dólares tanto en calidad como en cantidad. La calidad es tan buena que a simple vista cuesta trabajo
diferenciar un billete bueno de uno malo", dijo a SEMANA un experto norteamericano. Según la Dijin,
en el último año la producción ilegal se duplicó en Colombia (las autoridades decomisaron, en 16
operativos, 16 millones de dólares falsos), al tiempo que las autoridades norteamericanas han reportado
que 56 por ciento de los billetes ficticios que circulan en Estados Unidos son colombianos.
El problema es de tal magnitud que en Estados Unidos las autoridades ya disponen de perros
entrenados especialmente para detectar el olor del dinero falso en Miami, Nueva York, Newark, Los
Angeles, Houston y Chicago.

Perlil del falsilbador
Los falsificadores de moneda extranjera, generalmente, no son matones ni criminales de grueso calibre.
Son hombres que oscilan entre los 40 y los 65 años, con nivel de estudios me dio bajo y con
conocimientos en artes gráficas. Es frecuente encontrar en Colombia que este 'oficio' lo desempeñe
toda una familia que hereda, de generación en generación, los conocimientos tipográficos. Según la
Dijin, las principales bandas operan en Bogotá y Cali, en los sectores donde están localizadas las
litografias comerciales que sirven de fachada. Para producir semanalmente un millón de dólares los
falsificadores solo necesitan una habitación de dos metros por dos metros, un operario, una máquina
litográfica, los negativos y las planchas.

Cómo reconocerun billete falso
Los billetesde 100 dólares siguen siendo los preferidos de los falsificadores y para reconocerlos
auténticos hay una serie de caracteristicas básicas:
1- Hilo de seguridad: El original tiene un hilo de polímero en sentido vertical con las palabras 'USA 100'
impresas. Estas se ven al trasluz en ambas caras del billete. El hilo emite un resplandor rojo bajo la luz
ultravioleta.
2- Retrato: El retrato de Benjamin Franklin es más fácil de reconocer y está descentrado.
3 Marca de agua: El original lleva una marca de agua con la efigie de Franklin, visible por ambas caras
al trasluz.
4 Indicadores de Reserva Federal: Todo billete cuenta con un número y una letra (A1) debajo de la serie
del lado izquierdo y el sello 'United States Federal Reserve System'.
5 Microimpresiión: El billete tiene varias palabras impresas a escala micrométrica,casi imposibles de
reproducir. En el anverso, en la esquina inferior izquierda, se lee 'USA 100'. Sobre la chaqueta de
Franklin dice 'United States of America'.
6 Líneas concéntricas finas: Las lineas finas que aparecen detrás del retrato de Benjamín Franklin y del
Independence Hall no deben presentar la más minima alteración.
7 Tinta que cambia de color: El número dela esquina inferior derecha, en el anverso del billete, se ve
verde de frente y negro desde otro ángulo.
8 Números de serie: La combinación única de 11 números y letras aparece dos veces en el anverso del
billete.

FRAUDE PLASTICO
Según Incocrédito, mienbras en 1998 se regisbraron de fraudaciones con dinero plástico por 6.300
millones de pesos en 1999 esta cifra podrá llegar a los 14.000 millonesde pesos.
Para prevenir estos ilícitos las entidades financieras han adoptado como mecanismo de conbrol el
monitoreo sobre los hábitos de consumo de los clientes y sobre el de las ventas de los
establecimientos comerciales. Cualquier cambio abrupto en estos parámebros es considerado una
señal de alerta para bloquear la tarjeta o a investigarel almacén.
La legislación sobre el delitofinanciero es muy laxa en Colombia, ya que no se considera que atente
criminalmente contra la sociedad sino que se ve como una contravención.
De acuerdo con Incocrédito, cerca del 50 por ciento de los fraudes investigados se hacen mediante la
clonación de la banda magnética.
Para clonar una tarjeta de crédito se necesita un computador, una impresora, un escáner y un lector
de infommación para reproduciria en un plástico.
Las bandas consiguen estos datos a través de empleados de las entidades bancarias. Por cada banda
magnétca que se les permita leer los estafadores pagan alrededor de 100.000 pesos.
Sin embargo la tarjeta ficticia puede venderse en el mencado negro entre 400.000 y 500.000 pesos. El
comercio puede ejercer un control si verifica que el número impreso en la tarjeta coincide con el del
recibo expedido por el aparato.
A otros delincuentes les basta con alterar parte de una tarjeta auténtica. Reciclan plásticos vencidos o
roban originales y cambian parte de la información impresa en el alto relieve.
Con el auge de las compras a través del Internet, Visa y Maste Card combaten el 'ciberfraude'
asignándole a tarjetahabientes y establecimientos comerciales claves de seguridad de 18 dígitos.
Para evitar el fraude
Las entidades bancarias y las corporaciones aconsejan evitar el fraude si se siguen los siguientes
consejos:
1 Verificar que en el extracto aparezcan las transacciones que realizó durante el mes.
2 Firmar la tarjeta apenas la recibe.
3 Cerciorarse de que la empresa de mensajeria le entregue la tarjeta en un sobre sellado.
4 Retirar siempre del cajero el recibo de comprobante de la operación.
5 No aceptar la colaboración de extraños al momento de realizar la transacción.
6 No prestar la targeta.
7 No digitar la clave frente a personas extrañas.
8 No facilitar información sobre la tarjeta de crédito telefónicamente o a terceros a menos que esté
realizando compras por telemercadeo.

LETRAS APOCRIFAS
Colombia sigue ocupando el primer lugar enbe los países falsificadores de libros en América iabna.
Según informa Margarita Ramírez, directora de la Cámara Colombiana del Libro, la mayoria de obras de
autores reconocidos y las que llegan al pais con réconds de ventas en otros lugares son pirateadas en
menos de ocho díás después de su lanzamiento al mercado". Elsector editorial es uno de los más
golpeados por la falsificación, especialmente porque detrás de esto hay un problema social grave ya
que la gente trata de ver al pirata como un mecenas de la cultura y no como el gran hampón que está
robando a todo el mundo a evadir el pago de los impuestos", afirma Mónica Torres, secretaria técnica
del Convenio Antipirateria en Colombia.
Para las editoriales está claro que existen varios 'carteles del libro' que roban y copian las obras para
venderlas en un mercado ilegal que puede representarla tercera parte del negocio en Colombia. Para el
editor pirata las ganancias son sustanciosas porque imprime best sellers a muy bajo costo, sin pagar
los derechos ni regalías.
En 1999 los libros más pirateados han sido Fruto terapia, La ley del monte, El milagro más grande del
mundo y El mundo de Sofia. La reproducción parcial de una obra también es una violación al derecho
de autor. Frente a esta situación la Cámara Colombiana del Libro creará el Centro Colombiano de
Derechos Reprográficos, que otorgará los permisos para que las obras literarias, textos escolares o
universitarios puedan ser fotocopiados y se encargará de recaudar una remuneración compensatoria
para autores y editores. Segun una investgación, la fotocopia le cuesta al sector editorial cerca de
10.000 millones de pesos al año, si se tiene en cuenta que en Bogotá, Medellín y Cali existen cerca de
900 fotocopiadoras en los alrededores de las universidades y que en 10 meses de trabajo contínuo
producen más de ocho millones de fotocopias de libros.

Así es un 'chiviado'
1 Si lo venden en un semáforo.
2 La intensidad de la impresión puede variar de una página a otra.
3 Las letras, fotografías y dibujos de la carátula son borrosos.
4 Usualmente los libros piratas no se imprimen en color, pues esto aumenta los costos, aun que la
carátula trata de ser siempre lo más fiel a la original.
5 El papel es delgado y de mala calidad.
6 El libro pirata suele ser más pequeño que el original con el fin de ahorrar costos.
7 Por lo general se omiten páginas con la información legal, el índice, la introducción, etc.

LAS PINTAS DE MODA
Colombia es un pequeño paraíso terrenal para los falsificadores de marcas célebres de ropa y calzado.
Los empresarios afectados estiman que de este negocio viven unas 200.000 familias que, en sus
pequeños y muy artesanales talleres, confeccionan todo tipo de prendas y accesorios: jeans, camisas,
camisetas, corbatas, zapatos, carteras, morrales, billeteras, etc.
El negocio es tan bueno que actualmente en pleno corazón de Bogotá hay un centro comercial de
cuatro pisos con cerca de 150 locales en los que es posible encontrar infinidad de marquillas, garras,
botones, taches, cremalleras, etiquetas, códigos de barras y todo lo que un confeccionista necesita
para imitar las marcas (nacionales y extranjeras) mejor posicionadas en el mercado. Lo cierto es que
con una inversión de sólo 1.000 pesos cualquier persona puede comprar el kit completo (botones,
taches, marquillas, etc...) que le permite convertir un jean 'chiviado' en un original Levis, Diesel, Un
limited, Marithé Francois Girbaud o Calvin Klein.
Precisamente este es uno de los grandes temores por los cuales muchas compañías extranjeras se
resisten a posisionar sus marcas en Colombia, en donde una parte de la producción textil va a parar a
los talleres clandestinos, de Medellín, Cali, Ibagué y Bogotá. Ciudades donde los abogados
especializados en derecho de de propiedad intelectual y de marca estan trabajando intensamente para
combatir un flagelo que además de surtir el mercado interno ya está en capacidad de exportar.

Cómo reconocer un Diesel original
Después del Levis, uno de los jeans más reproducidos ilegalmente en Colombia es el Diesel. Sin
embargo reconocer un original es sencillo si se tiene en cuenta que:
1 Los taches siempre son de colores diferenes a los botones y están contramarcados.
2 Los pasadores son dobles y sus costuras no dejan bulto en la pretina.
3 Actualmente todas las prendas Diesel tienen una etiqueta roja rematada con una cintilla plateada
que, si se observa con lupa, dice Diesel sucesivamente.
4 En el bolsillo relojero la marquilla va en diagonal y ensamblada en el bolsillo, no sobrepuesta.
5 Los bolsillos son ciento por ciento en algodón.
6 La cremallera tiene la contramarca YKK.
7 La costura lateral externa va abierta. La del chiviado es cerrada.

UN TRAGO AMARGO
La clave está en la tapa
Si algún día las industrias licoreras deciden adelantaruna campaña para prevenirel consumo de licor
adulterado el centro de todos los mensajes giraría en torno de la tapa, la cual tiene unas caracteristicas
cuando el licores legal:

* El torque para abrir una tapa es de máximo ocho libras de presión, sin esfuerzos especiales.
* Al abrir la mayoria de botellas se escuchan ocho toquecitos correspondientes a los ocho puentes que
unen la tapa al anillo de seguridad. Solo en el caso del whisky Buchananns, que tiene cuatro puentes,
y de las botellas con tapa irrellenable la plástica similar a una copita no se cumple esta norma. En el
licor adulterado la tapa cede sin sonar porque usualmente va pegada.
* La litografia de la parte superior va impresa y no en calcomanías o stickers y debe ser resistente a la
rayadura de una uña.
Por lo anterior, una vez ingerido el contenido hay que retirar el anillo de aluminio de la botella y destruir
la tapa. Si con esto no se logra desestimular la adulteración por lo menos le complica mucho la vida a
los falsificadores.

Contra la intoxicación
La intoxicación por licor adulterado se manifiesta con dos síntomas: el adormecimiento de las manos y
la visión de una serie de estrellitas. La forma más rápida y efectiva para contrarrestar estos efectos es
ingerir tres veces la cantidad de un licor auténtico, ya que su grado de etanol ayuda a eliminar la
saturación de metanol en el organismo y lo neutraliza.
EI aguardiente sigue siendo la bebida alcohólica más adulterada, seguida por el ron y el whisky. Según
un estudio sobre falsificación realizado por la Universidad Externado de Colombia, de una oferta de
243.000 millones de pesos en venta de aguardiente, el monto de la falsificación y adulteración llega a
51.107 millones de pesos. De acuerdo con esta investigación, 20 por ciento del mercado nacional de
este licor está controlado por redes de falsificadores.
Además del alto impacto que la adulteración tiene sobre la economía de las licoreras, las rentas de
partamentales y el presupuesto para hospitales y educación, el mayor peligro lo representa la salud de
las personas. Un licor adulterado puede causar la muerte o la ceguera permanente de quien lo
consume. En el caso del ron amarillo, el brandy y el whisky el color se logra con carmelo de panaderia
la adulteración se hace con mezclas peligrosas para la salud por su alto contenido de metanol o
formol.
Aunque la identicación cientifica del licor faIsificado sólo puede realizaze en un laboratorio, hay una
serie de pautas que hacen posible un conocimiento pereliminar de una botella de licor adulterado. De
acuerdo con Alfonso Santos, directorde la Asociacidn Colombiana de Industrias la clave para
evitar consumir licor adulterado esta en la tapa, por lo que la persona lo primero que tiene que exigir si
se encuentra en un establecimiento es que la botella sea abierta en su presencia.
Para la producción ilegal los falsificadores usualmente recurren a las botellas y tapas recicladas.
Algunas veces los mismos proveedores les suministran Ias etiquetas.

PIRATAS EN CINTA
Una de las industrias más golpeadas es la de los fabricantes y distribuidores de videos, que tienen que
hacer hasta lo imposible porsobrevivir en un mercado que está colonizado en un 85 por ciento por
piratas.
El panorama en este sector es desolador. Las películas 'chiviadas' se venden en los semáforos por un
precio irrisorio. Mientras una película original cuesta alrededor de 30.000 pesos, una ilegal se puede
conseguir por 5.500 pesos, precio que ni siquiera representa el valor de una entrada a cine.
Para el presidente de Colvideos, Jorge Rencoret, la agremiación que reúne a las únicas tres compañías
distri buidoras de películas que han sobrevivido a la recesión y la piratería (Video Rodve, Video Factory
y Cine Colombia), "el problema es que en Colombia falta mucha moralidad en las personas que se
refleja en su forma de pensar, pues la gente cree que el que no aprovecha la oportunidad para hacer un
negocio es un bobo y esto es lo que fomenta el contrabando y la pirateria".
Colvideos calcula que de las 700 tiendas de alquiler que hay en el país, 95 por ciento ofrece copias
ilegales y sólo firmas de mucho prestigio, como Blockbuster y Betatonio, tienen en sus estanterias
videos legales.
Para los expertos, la piratería del video tiene su origen en poderosas organizaciones internacionales
que son capaces de sacar al mercado películas antes de que sean vistas en las salas de cine. Este es
el caso del filme El Rey León II, que sin haber siquiera salido en Estados Unidos apareció desde el
mes de marzo en el mercado colombiano.

Las más copiadas
En el último mes los 10 videos más pirateados fueron:
1. Tarzán (no ha salido ofi cialmente en video casero)
2. El Rey León II (no ha sido llevada al cine)
3. Loco por Mary
4. Mulan
5. Winnie Pooh
6. Bichos
7. Hormigas
8. La vida es bella
9. Shakespeare in Love
10. Contra el enemigo
Cómo reconocer el falso
La clave está en el empaque. Las películas piratas vienen en cajas de cartón de baja calidad, aveces no
están plastficadas y el color del empaque es mucho menos definido.

UN DOLOR DE CABEZA
¿Qué cosa hay en este país que no se pueda "falsificar?, se preguntaba el abogado Jaime Tovar luego
de asistir, la semana pasada, al allanamiento de una bodega en Bogotá en donde se decomisaron
1.000 cajas de preservativos. Porque en Colombia no hay límites para el que quiere hacer dinero fácil. Y
aunque la industria farmacéutica no había sido contaminada con estas actividades ilegales desde hace
10 años comenzó a preocuparse por el asunto.
Los productos más imitados son los de mayor venta en el mercado, como los antibióticós, los
analgésicos, los antiinflamatorios, los antihistamínicos y los talcos medicinales, en cuya fabricación se
emplean placebos, productos legítimos mezclados con sustancias inocuas o aquellos que están
vencidos y a los que simplemente se les cambia la fecha de expiración.
En el caso de los talcos medicinales, los frascos se llenan con fécula de maíz, leche en polvo, talco
industrial o de menor calidad.
En los decomisos adelantados por las autoridades se han encontrado envases rellenos de papel
periódico y una poca cantidad del producto original. La imaginación de los adulteradores es tal que, en
un decomiso de 40.000 cajas de cápsulas contra la gripa efectuado recientemente en Medellín, se
encontró que el contenido era fécula de maíz mezclada con azucar.
Según un médico especialista en fármacos consultado por SEMANA, aunque la mayofia de sustancias
sustitutas no afectan el organismo si aumentan las complicaciones de la enfermedad; sin embargo hay
casos en los que la vida de las personas puede correr peligro si se le administra por vía intravenosa un
antibiótico chiviado".
Las investigaciones adelantadas en este campo dejan ver que los negocios y farmacias localizadas en
los barrios periféricos de las grandes ciudades, así como en los pequeños municipios y áreas rurales,
es donde con mayor frecuencia se está distribuyendo la droga pirata, ya que en estos sitios los
controles son prácticamente inexistentes. Así mismo, también se ha visto que estos laboratorios
ofrecen comisiones a los droguistas por la venta de sus productos.
Para evitar caer en el engaño es recomendable comprar en sitios reconocidos, evitar la automedicación,
no dejarse engañar por descuentos exagerados, exigir medicamentos originales y hacer respetar la
fórmula despachada por el médico.

EL VIRUS DE LA PIRATERIA
Hace 15 días en Medellin las autoridades allanaron 40 locales comerciales de los reconocidos centros
comerciales Monterrey y San Diego, en donde decomisaron 300 discos compactos y 40 computadores
que tenian programas preinstalados sin la debida licencia de uso.
Operativos como estos, sin embargo, representan victorias pirricas frente al enorme oceano de copias
ilegales que tiene inundado el mercado y que en 1998 le hizo perder a la industria mundial del sohvare
once mil miilones de dólares por el no pago de las licencias.
En Colombia, según el abogado Eduardo Quijano, asesor de Indusoft, 50 por ciento de la pirateria se
presenta cuando una persona copia un programa y lo reproduce varias veces, ya sea para su uso
personal o el de su empresa; otro 30 por ciento acostumbra preinstalario en los computadores que
tiene para la venta como obsequio para el comprador; un 20 por ciento lo reproduce en CD Room para
comercializario y otro porcentaje muy pequeño lo trae de los paises asiaticos, que son los pioneros en
esta industria ilegal.
Estos programas se venden a precios que están muy por debajo del distribuidor autorizado. Por
ejemplo, mientras los programas más utilizados por la, gente (Windows, Word, Excel, Power Point,
Access, Foxpor, Autocat, Antivirus de Mcaffe, llustrator y Photo Shop) tienen un valor aproximado de
4.000 dólares, en el mercado negro es posible encontrarios en un solo CD Room porescasos 100.000
pesos.
En este sentido la gue rra contra la pirateria tiene como objetivo concientizar a los compradores de que,
si bien la copia resulta más barata, a largo plazo desestimula la innovación de productos, ocasiona
millones de dólares en multas, elimina puestos de trabajo, reduce los fondos para investigación y
expone los equipos al riesgo de introducir virus informáticos.

CONSUMO MASIVO
El año pasado el DAS decomisó un cargamento completo de supuestas latas de atún, cuyo contenido
resultó ser comida para gatos. De no haber sido por las autoridades estos enlatados habrian ido a parar
por obra y gracia de astutos falsificadores a la mesa de miles de colombianos. La noticia, sin embargo,
mereció una pequeña reseña en los periódicos y no tuvo mayor trascendencia. Como tampoco la ha
tenido el hecho de saber que los falsificadores no tienen escrupulos a la hora de emplear polvo de
ladrillo o arena en la fabricación de un producto con tal de lograr que la coloración y la textura sean
similanes a la del original.
Entre los productos más falsificados se encuentran la mayonesa y la salsa de tomate, pues se
obtienen artesanalmen

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.