Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1982/08/23 00:00

¿COLOMBIA INDEFENSA?

Según el General (r) José Joaquín Matallana, la lucha antiguerrillera ha implicado un abandono de la defensa nacional.

¿COLOMBIA INDEFENSA?

"Para la defensa, nuestras, fuerzas militares carecen hoy por hoy de elementos fundamentales que estén a la altura del espíritu de combate de nuestros hombres, por fortuna excelente.
Puntos vitales y de alto valor estratégico son en nuestro país Bogotá, Barrancabermeja, Cartagena, Buenaventura, Cali, Medellín, Barranquilla, los complejos industriales de la Guajira y, desde luego, San Andrés, cuya posición es vital para consolidar y hacer efectiva la soberanía, ya hoy reconocida por la mayor parte de los países limítrofes del área mediante tratados, que hay que abonarle al penúltimo gobierno, para establecer nuestro mar patrimonial en esa zona. Uno se pregunta, en caso de conflicto, cómo podría un gobierno o un mando militar colombiano, conducir las acciones si Bogotá está absolutamente desprotegida como hoy lo está, si Barrancabermeja no tiene cómo defenderse y de allí depende toda la actividad vital de la Nación, porque es el sitio en donde equivocadamente hemos concentrado y seguimos concentrando el altísimo porcentaje de la producción de hidrocarburos, no obstante que las fuerzas militares han advertido sobre la inconveniencia de este error desde el punto de vista estratégico.
Carecemos en forma total de defensa aérea y de defensas de costa en los puntos vitales. La defensa aérea ante las capacidades actuales de las fuerzas aéreas de los probables agresores, sólo puede hacerse eficazmente mediante una combinación de medios electrónicos de alerta oportuna, aviones con capacidad de interceptar en todo tiempo y a toda hora las aeronaves atacantes y cohetes modernos tierra-aire, que tengan un alto porcentaje de efectividad contra los aviones enemigos. Nada de eso hay."
SOLO EL FRENTE INTERNO
"Considero que las Fuerzas Militares de Colombia, por razón de la violencia política, la subversión que las ha empañado totalmente en los últimos veinte o treinta años, se han alejado muy seriamente de su responsabilidad primaria de prepararse para la defensa de la soberanía y de la integridad territorial. Hoy vemos un dispositivo de nuestras fuerzas militares que, prácticamente, está concebido para hacer frente a los problemas internos, pero sin ninguna previsión de un problema de orden internacional que infortunadamente no es descartable.
Es cierto que se han hecho esfuerzos por la dotación de las fuerzas armadas en los últimos años. Recientemente vimos un acto oficial en el cual el señor Ministro de la Defensa le hacía un reconocimiento al Presidente de la República por los esfuerzos que este gobierno ha hecho hacia las fuerzas militares. Yo no podría desconocerlo. Pero las fuerzas militares como tales no tienen la potencia suficiente para hacer frente a un conflicto internacional.
El ejército por razón de la lucha contra-guerrillera se ha orientado por un fuerte incremento de la infantería y de la policía militar y no posee los elementos de combate para hacer frente a una fuerza regular.
El tanque es, hoy por hoy, en el mundo entero un factor fundamental de lucha. La gran discusión, después de las ojivas nucleares entre las dos grandes potencias enfrentadas, es la de la bomba de neutrones. Los Estados Unidos, no obstante ser un país de filosofía democrática y cristiana, tuvo que apelar a esta arma que la opinión pública ha tildado de sucia, de moralmente sucia, pues está concebida para matar a los seres humanos dejando intactos los bienes materiales. Esa bomba se ha previsto para hacer frente a los tanques rusos.
En otros niveles, el tanque ha jugado un papel en las guerras insurreccionales. Es el caso del Vietnam.
Todos aquellos que tuvimos oportunidad de ver los últimos capítulos de esa guerra, presentados magistralmente por la televisión norteamericana, nos dimos cuenta de lo que son unos pocos tanques bien empleados en una lucha contra fuerzas regulares, y en una guerra insurreccional.
Además estamos viendo el papel del tanque en el conflicto del Medio Oriente. Pues bien, el ejército nuestro no tiene el tanque. Tuvo hace muchos años, algunos de modelo treinta y nueve que lógicamente, desaparecieron, pero carece del arma blindada fundamental para hacer frente a cualquier conflicto regular.
Yo no puedo engañar a la opinión pública: lo que se mostró en el desfile del 20 de julio no son tanques. Son apenas carros blindados que vienen dotados de un cañón de noventa milímetros. Son vehículos con llantas, propios de dotación de las unidades de reconocimiento, para la caballería... Peró en ningún caso, tanques. Los tanques son vehículos de mayor blindaje que se desplazan sobre orugas y que poseen una artillería de mayor alcance, así como la dotación, digamos, sofisticada en la parte electrónica, para tiro. Y para hacer frente al tanque, se necesitan tanques. Un vehículo de los que ha mostrado la prensa no puede hacerle frente a un tanque."
MAS AVIONES
"Nuestra Fuerza Aérea hizo un esfuerzo hace diez o más años por modernizarse y adquirió un escuadrón de aviones Mirage. Sin embargo, las condiciones técnicas y de alcance de esos aviones no son, a mi manera de ver, suficientes para hacer frente a los peligros que hoy afronta el país. Se requiere indudablemente una fuerza aérea mucho más numerosa, mucho más potente, con aviones que le den suficiente radio de acción para cubrir las zonas del territorio nacional que están en peligro o que puedan estarlo como San Andrés y Providencia.
En cuanto a la Fuerza Naval, es bien sabido que desde cuando Colombia entró en el Programa del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR, entregó la autonomía, que antes entonces había tenido para escoger sus misiones militares y su armamento. Se confió exclusivamente en la ayuda que podría darle una potencia como los Estados Unidos en ese terreno. El país se descuidó y confió al Tratado y a la ayuda norteamericana obligaciones que antes venía cumpliendo. En este siglo solamente el gobierno del General Rojas Pinilla hizo el esfuerzo para dotar al país de dos destructores pesados de primera calidad: los dos destructores 20 de julio y 7 de agosto que están inactivos desde hace muchos años. Ahora el gobierno ha adquirido buques de menores condiciones de combate que, al fin y al cabo, representan una relativa modernización de la Armada."
SIN MISILES
"Ni en el Ejército ni en la Fuerza Aérea tienen misiles, proyectiles dirigidos, que ya han cumplido más de un cuarto de siglo en otras fuerzas armadas. El país los requiere. También me parece que Colombia puede pensar seriamente en orientar su estrategia de acuerdo con las realidades vistas en el conflicto de las Malvinas. Porque a la hora del conflicto vienen los intereses, los pactos vigentes, los tratados militares y a la hora de la verdad se le pueden cerrar al país las líneas de provisión de sus elementos críticos para la defensa nacional. Eso tienen que pensarlo muy bien nuestros gobiernos y nuestros mandos militares.
Y deben dejar de un lado la filosofía política para orientar esa dotación y esos programas de armamento y ser más realistas. Si la Argentina hubiera tenido más fácil acceso, a los países socialistas en el momento de su enfrentamiento con un país del área occidental, la situación podría haber variado fundamentalmente. A mí me parece que si hubiera dispuesto en ese momento de la aviación que tiene el Perú, la situación para la Flota Británica habría sido muy crítica y a lo mejor el desenlace del conflicto de Las Malvinas hubiera sido diferente.
Yo creo que decir estas verdades, lejos de atentar contra la seguridad nacional, es un servicio que se presta al país, porque estas verdades son conocidas a cabalidad por todos los países, muy particularmente por nuestros vecinos o probables agresores, en tanto que la opinión pública las ignora". Declaraciones para Germán Castro
Caycedo Programa "Crisis " (R. C. N.).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.