Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/15/2004 12:00:00 AM

Colombia migra a celular

Aunque hace 10 años un celular parecía un objeto exótico, hoy la telefonía móvil domina el mercado de las telecomunicaciones en Colombia.

La telefonía celular ha propinado un duro golpe a los sistemas telefónicos tradicionales. En Colombia hay más teléfonos móviles que fijos y no pocas personas han decidido cerrar sus líneas de cobre para reemplazarlas por los planes pospago que ofrecen los operadores móviles. En armonía con la tendencia mundial, los operadores móviles empiezan a dominar el mercado de transmisión de voz en el país con más de 7,6 millones de usuarios, para una penetración del 15,7 por ciento, que aun con su dinámica asombrosa de duplicación en dos años sigue siendo baja en relación con los países de mayor penetración en Latinoamérica.

La ministra de Comunicaciones, Martha Pinto de Hart, señaló hace poco que el sector móvil tuvo ingresos de 11 billones de pesos durante el año 2003 y destacó que "el gran crecimiento del sector móvil no sólo ha servido como motor de desarrollo para el sector de las telecomunicaciones colombiano, adicionalmente sus aportes al fondo de comunicaciones han servido para adelantar los programas de telecomunicaciones sociales". Estos aportes, junto con los ingresos del sector, crecerán aún más.

Los operadores de telefonía fija tenían que moverse y así lo han hecho los más sólidos, como ETB (Bogotá) y EPM (Medellín), que se asociaron para entrar en el negocio móvil con la creación de Colombia Móvil y su marca OLA. Es claro que el negocio jugoso está en la telefonía inalámbrica y a esa mina se han dedicado. Paralelamente, estos operadores se vieron obligados a crear planes de cargo fijo mensual para mantener atractivo el servicio y evitar la pérdida de terreno en el cada vez más competido mercado de las telecomunicaciones.

Sin embargo, el negocio móvil está aún en pañales en el país, si se compara con las tendencias internacionales. Los servicios de voz siguen siendo la fuente principal de ingresos de los operadores móviles, en tanto que los servicios de datos ocupan apenas el 2 por ciento de sus ingresos. Esto quiere decir que los colombianos todavía utilizan el celular fundamentalmente para hablar, en tanto que en el resto del mundo la transmisión de datos como mensajes cortos, mensajes multimedia y el acceso a Internet ocupan alrededor del 20 por ciento. La misma situación afrontan los operadores de comunicación fija, cuyos ingresos fundamentales provienen de la transmisión de voz local y en larga distancia. La transmisión de datos, entonces, es una oportunidad de negocio para todos los operadores, que deberán estar listos con servicios de valor agregado para el momento en que los colombianos se lancen a esta modalidad de comunicación que en otros países es ya masiva.

Con el crecimiento del mercado móvil se avecina una batalla entre los operadores por la conquista de ese mercado en expansión. La llegada de un tercer operador amplió el mercado porque no solamente OLA creció muy rápidamente sino que los otros dos operadores -Comcel y BellSouth- también lo hicieron, demostrando que hay espacio suficiente para una competencia variada, inclusive, por qué no, para un cuarto operador. La firma Pyramid Research estima que en Colombia habrá 14 millones de usuarios en 2008. Con un mercado de ese tamaño, el impacto sobre las tarifas será más notable que el observado a la fecha y finalmente los beneficiados serán los usuarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.