Martes, 24 de enero de 2017

| 2004/09/24 00:00

Colombia virtual

La movilidad, convergencia y virtualización son tres conceptos que dominarán la tecnología que usarán los colombianos en 2020.

Colombia virtual

En los últimos años tres términos se han vuelto comunes en el momento de hablar de tecnologías de información y comunicaciones: la 'virtualización', la 'movilidad' y la 'convergencia'. El primero corresponde a la construcción de ambientes controlados que involucran variables diversas y que recrean un entorno o espacio casi real; el segundo representa la posibilidad para cualquier persona de utilizar los medios tecnológicos indistintamente de su ubicación momentánea, permitiendo desarrollar las actividades regulares sin restricciones; el último, la convergencia, representa la optimización en el uso de las tecnologías al permitir a través de un mismo medio o con un solo dispositivo realizar tareas que hasta el momento se hacen de forma independiente.

Algunos ejemplos de virtualización los podemos encontrar en los simuladores de vuelo, en los modernos sistemas de enseñanza médica y algunos 'laboratorios virtuales'. En movilidad es cada vez más frecuente el uso de los computadores y asistentes personales con redes inalámbricas en las organizaciones y los espacios públicos. En convergencia ya es común la utilización de dispositivos multifuncionales (como los teléfonos celulares que incluyen asistentes personales, cámaras de video y dispositivo de juegos), como también lo es el uso de redes de datos para la transmisión de todo tipo de información, incluyendo las comunicaciones telefónicas.

En los próximos 16 años seremos testigos de grandes logros y desarrollos en estas tres dimensiones de la tecnología y en áreas como la nanotecnología, la biotecnología y la robótica. El aprovechamiento en Colombia de esta evolución tecnológica dependerá de las decisiones que tome el Estado en la siguiente década, de las inversiones que tanto el Estado como el sector privado hagan en pro del fortalecimiento y modernización de la infraestructura y, por obvias razones, de las posibilidades económicas de los individuos y las organizaciones, pues si bien el costo de la tecnología disminuye, la incorporación de tecnología de punta requiere inversiones significativas.

Del PC al electroPC

Son varios los aspectos de la vida cotidiana que sufrirán transformaciones inducidas por el uso de la tecnología, en el ámbito personal, empresarial y gubernamental, siempre y cuando se entienda que la tecnología es un medio y no un fin en sí mismo.

Los hoy conocidos computadores personales (PC) sufrirán una gran transformación gracias a los avances en el reconocimiento de la voz, en el reconocimiento de la escritura manuscrita y en el reconocimiento e interpretación de los movimientos corporales, de tal forma que dispositivos como el teclado y ratón ya no serán necesarios. Así mismo las pantallas del PC podrán ser sustituidas por los televisores de alta definición, los dispositivos de proyección y los cascos y lentes que crean un entorno virtual tridimensional. También, aun cuando no será masivo, se desarrollarán interfaces directas cerebro/computador.

La capacidad de cómputo estará distribuida en varios dispositivos interconectados por redes de alta velocidad orquestados por un dispositivo central que no necesariamente estará visible al usuario, como lo está hoy la unidad central del PC; dentro de los elementos con capacidad de computación se encuentran los electrodomésticos, las consolas de entretenimiento y los dispositivos móviles multifuncionales.

El almacenamiento de información no estará limitado por la capacidad de los discos duros de los usuarios, pues existirán grandes repositorios de información. Gracias al desarrollo tecnológico en este aspecto y a la masificación de redes de banda ancha, los usuarios no adquieren elementos para almacenar la información sino contratan los servicios de almacenamiento de ésta, lo cual garantizará la protección de la información y la disponibilidad de la misma desde diversas ubicaciones geográficas. No será necesario transportar archivos en medios de almacenamientos móviles como disquetes, llaves de memoria o CD/DVD, tampoco será necesario preocuparse por la protección de la información, pues el proveedor de servicios de almacenamiento contará con acuerdos de niveles de servicio que garantizarán la disponibilidad e integridad de la información.

La masificación del uso de dispositivos de identificación que funcionan con radiofrecuencia eliminará los códigos de barra y permitirán un mejor control de los objetos y los inventarios. Los grandes supermercados y las grandes líneas industriales de producción serán las que impulsen esta masificación, optimizando al máximo el nivel de inventarios tanto de materia prima como de producto terminado. Los electrodomésticos inteligentes como la nevera y los dispositivos de conteo que se colocarán en las despensas llevarán un control de las existencias y se comunicarán con los supermercados para realizar los pedidos correspondientes avisando al propietario para que éste autorice la transacción de pago electrónico. Los sistemas de posicionamiento global y georreferenciación permitirán determinar la ubicación de los objetos y hasta de las personas; ya podremos saber muy fácilmente dónde dejamos las llaves o dónde están nuestros hijos.

Los microprocesadores incrementan los niveles de seguridad en los medios de transporte. Habrá mayor control apoyado en estos microprocesadores y menos en los seres humanos; los vehículos estarán dotados de estos elementos con el fin de disminuir las probabilidades de accidentes.

El computador, por lo tanto, estará incorporado en muchos de los elementos que manipularemos diariamente y podremos decir que nuestras casas, oficinas y vehículos estarán ampliamente "computarizados".

Gobierno virtual

Para una adecuada planeación y toma de decisiones, el gobierno requiere de un excelente manejo de información transformándola en conocimiento, para lo cual ha de desarrollar complejos y robustos sistemas de información que intercambiarán datos de forma expedita y segura, elevando el nivel de calidad y oportunidad de la información. En la interacción de los ciudadanos y los empresarios con las entidades estatales ya no será necesario el aporte de datos que ya alguna entidad estatal posee; los certificados, constancias y demás elementos de verificación no serán necesarios pues la información estará disponible para su consulta en la fuente primaria, con los respectivos mecanismos de protección de la privacidad.

El 'Gobierno Electrónico' o 'Gobierno en Línea' será una realidad en 2020. Los procesos de participación democrática como elecciones, referendos y consultas populares contarán con el apoyo de las tecnologías de información y comunicaciones, incluyendo esquemas biométricos de identificación ciudadana y el voto electrónico, que garantizarán mecanismos transparentes, óptimos y más económicos. Así mismo, la participación democrática se verá beneficiada por la disponibilidad de diferentes canales de comunicación con el Estado que permitirá al gobierno informar permanentemente sobre sus actividades y planes, como también recoger las inquietudes, sugerencias y necesidades de los ciudadanos en todo momento.

Gracias a la movilidad, el concepto que hoy tenemos de 'entidades del Estado' pasará de ser un conjunto de oficinas con funcionarios públicos al a ser una oficina virtual disponible en todo momento y lugar, con múltiples soluciones de autoservicio y desarrollo de los trámites en línea y sin papel.

También se crearán nuevos riesgos: el ciberespacio se constituye en el nuevo campo de batalla, se empiezan a ver ataques lógicos a la infraestructura tecnológica. Colombia desarrollará una cuarta rama independiente, diferente de Armada, Ejército y Fuerza Aérea, para manejar su seguridad interna y externa en el ciberespacio.

Las tecnologías del futuro generarán oportunidades de trabajo, estudio y negocios. Trabajar o estudiar virtualmente será común. Las soluciones de teleinmersión, la disponibilidad en red de la información, las herramientas colaborativas, las comunicaciones multimedia, las bibliotecas virtuales, los laboratorios virtuales, las videoconferencias de alta calidad de video, entre muchas otras herramientas, estarán disponibles para que los colombianos aprovechemos diversas opciones de trabajo, estudio y negocios existentes dentro y fuera del territorio nacional.

No será necesario hablar de comercio electrónico, pues la compra y venta de bienes y servicios a través de las redes de datos será una práctica corriente, razón por la cual no diferenciaremos el comercio electrónico del comercio tradicional; ambas son opciones que utilizaremos según nuestro interés y conveniencia.

En el hogar, el área de entretenimiento mostrará mayor desarrollo tecnológico en los próximos 16 años. Las hoy conocidas consolas de juegos se convertirán en verdaderos centros de entretenimiento, ofreciendo a los habitantes diversas opciones en todos los rincones de sus casas, tales como videos, música, juegos individuales y juegos a través de las redes. Se podrá disfrutar de muchos eventos en vivo transmitidos por las redes, se tendrá una buena oferta de video por demanda, una casi ilimitada selección de música y un excelente portafolio de juegos y competencias en la cual participarán personas ubicadas en diferentes partes del mundo. Los dispositivos de virtualización crearán un ambiente de entretenimiento que invitará a los colombianos a estar más tiempo en sus hogares.

No se puede prever el nivel de masificación y los índices de penetración que tendrán estas nuevas tecnologías en el país, pero sí es posible indicar que lo escrito en este artículo es factible. No obstante, existirán muchos otros desarrollos tecnológicos que veremos en Colombia en el año 2020, que no han sido mencionados. Para los niños y adolescentes de ahora, todo ello será normal; para nosotros los adultos, nos espera un gran proceso de adaptación.

* Ingeniero y profesor universitario

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.