Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/26/2004 12:00:00 AM

Cómo invertir su dinero en 2004

Para quienes no le teman al riesgo habrá grandes posibilidades en el mercado accionario. Para los cautelosos, los expertos recomiendan las inversiones en renta fija y en pesos., 63149

Por tercer año consecutivo, la inversión estrella en el país fue la renta variable. Las acciones en Colombia se valorizaron un 45 por ciento en promedio en 2003, mucho más que cualquier otra opción de inversión. Así, quien hubiera comprado 10 millones de pesos en acciones de la Bolsa de Colombia a comienzos de año habría ganado cuatro millones y medio al final.

El segundo lugar fue para la finca raíz. Los precios de los inmuebles en Colombia se valorizaron un 12 por ciento y los ingresos por arrendamiento crecieron un 8 por ciento. Sumados arrojan una rentabilidad anual del 20 por ciento. Nada mal para una inversión que típicamente se valora dentro de un horizonte de largo plazo.

A los que metieron su plata en títulos de renta fija también les fue bien, especialmente si lo hicieron en papeles del gobierno colombiano. Los bonos de deuda externa (Yankees) tuvieron un rendimiento, en pesos, del 16 por ciento. Los papeles de deuda interna, TES, rentaron el 15,3 por ciento.

En general, este mercado de deuda pública registró en 2003 una rentabilidad superior al 15 por ciento. En parte, la alta rentabilidad de estos papeles estuvo relacionada con la revaluación del año pasado, que llevó a los inversionistas a vender dólares para meter la plata en otras alternativas más rentables.

Sin lugar a duda, la peor inversión en 2003 fue comprar dólares. La tasa de cambio pasó de 2.864 pesos por dólar el primero de enero a 2.778 pesos por dólar el 31 de diciembre, acumulando una revaluación de 3 por ciento. En cambio, a los que compraron euros les fue bien. El euro se revaluó un 25 por ciento frente al dólar y un 17 por ciento respecto al peso colombiano.

En materia de finanzas personales, ya ninguna alternativa parece ser tan obvia como antes. Hoy, las tasas de interés son tan bajas que si se deja la plata en una cuenta de ahorros, se estaría perdiendo valor. Los famosos CDT de las abuelitas pagan un interés anual del 6,5 por ciento, lo mismo que la inflación.

La gente se enfrenta cada vez a una decisión más difícil, porque aparte de necesitar toda la voluntad y toda la disciplina, también requiere buena información, buen criterio y buena suerte al tomar las decisiones.

Que esperar

Antes de saber en qué invertir hay que analizar las perspectivas de la economía, tanto en Colombia como en el exterior.

Para el año 2004 el consenso entre los expertos consultados por SEMANA es de un crecimiento de la economía colombiana superior al 3 por ciento, una inflación del 6 por ciento y una devaluación del 7 por ciento. Estas proyecciones sirven para formarse una idea de cómo se van a mover las cosas durante el año.

La economía interna podría consolidar su recuperación en 2004, a juzgar por los indicadores de producción y consumo. El año pasado cerró con un ambiente de optimismo generalizado. Los resultados y las expectativas de casi todas las actividades económicas se recuperaron y los bancos volvieron a prestar a las empresas y a las personas. La mayor confianza se tradujo en una mayor inversión. Prueba de esto fue el crecimiento del 18 por ciento en la formación bruta de capital durante 2003.

A corto plazo será clave para la economía colombiana cuál sea el impacto de la reforma tributaria tanto en las finanzas del Estado como en los bolsillos de las personas.

Si el hueco fiscal se agrava, podría frenar el crecimiento económico, hacer que la inversión privada se vaya a otro país y volvería más vulnerables las inversiones financieras. Lo que más preocupa este año es el aumento del déficit fiscal y de la deuda pública debido a que no se aprobó el referendo y por el incremento en el gasto de seguridad en 2004 (700.000 millones de pesos). De otro lado, el riesgo de más impuestos puede frenar la recuperación de la demanda interna.

En el mediano y largo plazo existen otros factores como la evolución del conflicto armado en el país y el comportamiento de las economías de los principales socios comerciales de Colombia, como Estados Unidos, Venezuela y Ecuador.

En un año en el que el país comenzará a negociar un Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos, lo que ocurra con la economía mundial tiene un impacto más que obvio para Colombia.

Desde esa óptica, las noticias son buenas. En efecto, las proyecciones del Fondo Monetario Internacional, FMI, indican que en 2004 la economía mundial crecerá un 4 por ciento, impulsada por la vigorosa reactivación de la economía de Estados Unidos, que crecería un 4,5 por ciento y en menor medida por la Zona Euro (1,8 por ciento). Además, como es año electoral en Estados Unidos, el gobierno estará interesado en mostrar resultados económicos favorables, lo que se prevé inducirá un mayor crecimiento, a pesar de la difícil situación fiscal existente en la actualidad.

La situación con Venezuela empezó a normalizarse desde octubre pasado, cuando ese país se acogió al convenio de la Aladi para normalizar los pagos a los exportadores colombianos. Por los lados de Ecuador se espera un buen desempeño el próximo año, gracias a incrementos en la actividad petrolera.

La proyección para los países de Europa no es alentadora. Después de haber registrado un crecimiento de apenas 0,4 por ciento en 2003, el FMI espera que ese continente crezca un 1,8 por ciento en 2004.

Donde poner la plata

Ahora que la economía comienza a dar signos de mejoría hay que mirar más hacia el futuro. Aprender a ahorrar más y también a invertir mejor. Pero, sobre todo buscar mejores oportunidades para poner a rentar la plata.

El primer consejo de inversión para este año es no meter todos los huevos en la misma canasta. O, en términos financieros, no meter todos los ahorros en el mismo activo, en la misma moneda o en el mismo país. Diversificar es la mejor opción para manejar riesgos y rentabilidad.

El segundo consejo es este: antes de lanzarse a comprar acciones, bonos o dólares, piense qué tanto hígado tiene para soportar una pérdida. Como mínimo, debe identificar cuál riesgo es capaz de asumir y cuánto tiempo está dispuesto a dejar la plata invertida.

El tercer punto es mantener la calma. No es conveniente subirse y bajarse de una inversión como si se tratara de un juego de niños. Hay que tratar de esperar los plazos recomendados para obtener mejores rendimientos. Se necesita aprender a manejar el estrés del inversionista.

Para los temperamentos prudentes, las inversiones en pesos son aconsejables, ya que este será un año marcado por la incertidumbre en el precio del dólar. Los dólares fueron la peor inversión en 2003 y se espera que en el corto plazo sigan perdiendo valor, sobre todo frente al euro.

Las personas de perfil conservador deben mirar las inversiones en renta fija. No obstante, aquellas atadas a la DTF, como las cuentas de ahorros y los CDT, podrían continuar con bajas rentabilidades frente a otras alternativas, aun si el gobierno colombiano decide aumentar las tasas de interés en el segundo semestre del año.

Otra opción en renta fija, para los que estén dispuestos a arriesgarse más, son los títulos de deuda interna que emite el gobierno (TES). Para 2004, a pesar de la incertidumbre existente en el tema fiscal, se espera que los TES continúen siendo una inversión atractiva en el mercado local. Es también probable que los bonos en dólares que emite el gobierno, Yanquees, que el año pasado tuvieron una rentabilidad de 19,6 por ciento en dólares (16 por ciento en pesos) sean también una buena opción de inversión.

También vale la pena mirar los bonos corporativos de empresas y entidades financieras colombianas que por lo general pagan tasas atractivas. Sin embargo, como con todo, los hay buenos y los hay malos. Para reducir riesgos hay que irse por los que tienen calificación AAA, que aunque a veces rentan menos, definitivamente son menos riesgosos.

Para los más avezados, hay oportunidades de invertir y ganar, tanto en Colombia como en el exterior. En el mercado de renta variable, las perspectivas de buen comportamiento de la economía interna y externa se deberán reflejar en los resultados de las empresas que cotizan en bolsa, tanto en la colombiana como en la de Nueva York.

La teoría financiera dice que cuando las tasas de interés bajan, los precios de los activos (especialmente las acciones de empresas) deben subir. Esto es precisamente lo que sucedió en Colombia el año pasado. Por lo tanto, las acciones podrían volver a registrar un crecimiento muy positivo durante 2004.

El año pinta bien para los que estén pensando en comprar vivienda. La valorización de los inmuebles se espera sea del 14 por ciento, lo que sumado a los ingresos por arrendamiento del 8 por ciento arroja una rentabilidad para la finca raíz de 22 por ciento.

Si decide no hacer las inversiones directamente, porque no se siente bien preparado para hacerlo o porque no tiene tiempo para estudiar las alternativas, siempre están disponibles los fondos voluntarios de pensiones y los fondos de valores. Estos tienen la ventaja de que, al reunir un número grande de inversionistas, consiguen mejores tasas. También muchas veces tienen acceso a ciertos papeles que no pueden ser adquiridos por las personas naturales. Además ofrecen ventajas tributarias para el ahorrador.

Al fin de cuentas, si tiene la suerte de que le sobre plata en 2004, compare con cuidado las distintas alternativas y recuerde que no todo lo que brilla es oro. Y, el mejor consejo, lea con atención este especial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.