Jueves, 19 de enero de 2017

| 1991/02/25 00:00

COMO INVERTIR SU DINERO EN 1991

COMO INVERTIR SU DINERO EN 1991

AGRICULTURA Y GANADERIA
El campo ha sido tradicionalmente un area de riesgo y 1990 no fue la excepción.
La actividad ganadera continuó golpeada por la inseguridad reinante en las áreas productoras, especialmente de la Costa Atlántica. Y en el sector agrícola, productos como el arroz y la soya, que habían sido las estrellas en años anteriores, acabaron siendo fuente de problemas. En otros ramas, en cambio, hubo cultivadores que hicieron su agosto. Los precios de la papa, por ejemplo crecieron en más de un 70 por ciento algo lógico al parecer después de varios años de depresión.
La actividad ganadera, en general ha sufrido un gran detrimento en los últimos años, como consecuencia de factores de orden público que han obligado a muchos ganaderos a suspender la producción y, en muchos casos, a tener que abandonar sus fincas. De allí que la población ganadera del país haya disminuido considerablemente en el periodo.
El año pasado marcó, sin embargo! un quiebre en las tendencias que venian presentándose desde mediados de 1987, en materia de extracción ganadera. El segundo semestre de 1990, en particular, se caracterizó por la transición de una prolongada fase de liquidación a una de retención, lo que permitió la recuperación de los precios del ganado en pie. En la Feria de Ganado de Medellín, una de las más importantes del país, el precio del kilo en pie subió cerca del 30 por ciento en menos de cuatro meses (ver recuadro).
Y si los factores relacionados con el orden público mejoran y llegan a buen fin los procesos de paz que se adelantan con grupos como el EPL y el PRT, que actúan en zonas predominantemente ganaderas, es factible que la retención se prolongue y que los precios del ganado se mantengan altos durante un buen periodo de tiempo. Eso haria de la actividad ganadera una excelente oportunidad de inversión para los próximos años.
En el sector agrícola, la incertidumbre sigue siendo una de las caracteristicas predominantes. Aparte de la situación de orden público y las demás dificultades conocidas, todo indica que el Gobierno desea limitar los aumentos en los precios de los alimentos, dentro de la política de lucha contra la inflación. Y no hay claridad todavía sobre cuál será el impacto sobre el sector del proceso de apertura económica. Según una entidad tan prestigiosa como el Cesa,

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.