Lunes, 16 de enero de 2017

| 1996/02/19 00:00

CON EL ACELERADOR A FONDO

En 1996 el IVA disparo los precios de los vehiculos en Colombia. Con esta medida los automoviles tendran un incremento hasta del 15 por ciento., 27795

CON EL ACELERADOR A FONDO


Definitivamente este año no parece ser uno de los mejores en materia de politica economica, pues las noticias no son nada alentadoras en el campo de la construcción, ni en en cafetero, ni mucho menos en el bananero y, como si fuera poco, en el sector automotor no se queda atras. Este, especialmente es el reglon de automoviles, atraviesa por uno de sus peores momentos por culpa de la ley 223 del 20 de diciembre de 1995 de la reforma tributaria, la cual modifico el impuesto a las ventas con tarifas diferenciales del 20, el 35, el 45 y el 60 por ciento de acuerdo con la capacidad del motor en centrimetros cubicos y el precio del vehiculo.
Tal parece que el IVA arranco con todo, golpeando aunos y activando a otros. Según esta ley, que comenzo a regir a partir del primero de enero y en la cual se reclasificaron y ampliaron los rangos, los vehiculos ensamblados en en país hasta 1.400 cc estan gravados con el IVA del 20 por ciento, de 1.400 hasta 1.800cccon el 35 por ciento de más de 1.800cc con el 45 por ciento y los vehiculos que, sin importar su cilindrada, pasen de más de 35 millones de pesos,a pagaran un impuesto del 60 por ciento.
Esta nueva reglamentación no fue bien recibida por los comerciantes de automoviles en el país, pues algunos como Alfredo Pombo, gerente general de Automercantil Mercedes Benz, ha calificado esta medida como una discriminación directa contra Alemania, país considerado como el segundo comprador de productos colombianos. Otros como Mauricio Sighinolsi, gerente comercial de Distoyota, se ha referido a ella como una ley arbitraria y el comun de los importadores considerada que las reglas de fuego no son nada claras. Por ello ya se ha presentado más de una queja ante una situación que tiene contra la pared a los vehiculos importados de la gama alta, los cuales son realmente los más afectados.
Marcas como Mercedes Benz, BMW, Audi, Volvo, Citroen, Peugeot y en menor escala Toyota, Hyundai y Honda, se han visto perjudicados severamente ya que sus precios se han casi duplicado, incrementandose en un 8, un 10 hasta un 15 por ciento.
Este es el caso del Citroen Xantia de 2.000 cc que paso de 31.800.000 pesos a 34.200.000 pesos porque su impuesto subio del 35 al 45 por ciento. De acuerdo con Enrique Parra, jefe de ventas de esta marca, esta confusa medida hara que las ventas se reduzcan en un 20 por ciento.
Pero no menos preocupante es la situación que afronta los vehiculos que por su cilindrada pagaban un impuesto del 20 o el 35 por ciento, porque en la actualidad si sobrepasan los 35 millones de pesos deberan cancelar el 60 por ciento del IVA.
Y es que esos 20 y 25 puntos de diferencia se reflejan en los 10 o 15 millones de pesos que se le incrementaran al precio final de estos vehiculos, dejandolos inalcanzables aun para la clase más pudiente del país. Un ejemplo de esto es el de la Burbuja Land Cruiser de 4.500 cc que paso de 64.350.000 pesos en 1995 a 90.090.000 pesos en 1996, o el Mercedes Benz C280, que de 65.701.000 pesos quedó en 73 millones de pesos.

LOS MOTIVOS
Todo parece indicar que aparte de recaudar más ingresos para el fisco, el objetivo de este aumento es el de disminuir el parte automotor, que a raiz de la apertura se incremento desmesuradamente en un pais que no estaba listo ni en infraestructura ni en legislación y mucho menos en controles.
Pero según expertos como Mauricio Sighinolsi, Noel Ardila de Sofasa y Gonzalo de Narvaez de Hyundai esta medida que reducira las ventas de vehiculos en la gama de lujo es un treinta y cincuenta por ciento, sera inutil ya que los volumenes altos de ventas siempre se presentan y seguiran presentandosen en los rangos medios y bajos.
Sin embargo las tres ensambladoras nacionales contaron con algun sacrificio. En el caso de Sofasa con el Renault Laguna de 2.000 cc, que paso de 30.000 millones de pesos a 33 millones, Chevrolet Colmotores con el Cavalier automatico, que de 25 millones paso a 29.392.000 pesos, y la Compañía Colombiana Automotriz con el Mazda Alegro.

GANADORES Y PERDEDORES
A pesar del sacrificio de los vehículos de lujo no todo es tan malo con la nueva dis- posición del gobierno, porque por un lado se frenará poco o mucho el crecimiento del número de vehículos en el país, y por el otro se reactivará el mercado y la comercialización de los usados.
Pero, definitivamente y sin lugar a dudas, los grandes beneficiados con la reforma son los automóviles de menos de 1.800cc ensamblados en el país; los que se encontraban en el rango de O a 1.300cc que, como el Ford Festiva, rebajó su tarifa del 35 al 20 por ciento de IVA, lo que implicó una disminución de precios en sus cuatro versiones con una diferencia de uno y dos millones de pesos.
Y por último el negocio redondo será para los diplomáticos, que son en últimas los que más demandan este tipo de automóviles y por las características de sus cargos no pagan impuestos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.