Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/2012 12:00:00 AM

Con las instituciones, ni pío

No son apolíticos, pero no confían en ciertas entidades ni en la política tradicional.

En los últimos años el movimiento juvenil y estudiantil ha estado presente en varias de las decisiones más importantes del país. Con marchas, plantones y protestas, los jóvenes han hecho sentir que ellos también cuentan y tienen mucho que decir sobre el futuro nacional. Sin embargo, a la hora de preguntarles sobre las instituciones políticas tradicionales se muestran reacios y distantes. ¿Por qué pasa esto?

SEMANA consultó, acerca de los resultados del estudio, a Martha Lucía Gutiérrez, directora del Observatorio Javeriano de Juventud; Juliana Cubides, coordinadora del Observatorio de Juventud de la Universidad Nacional, y al psiquiatra Álvaro Franco.

Un 58,6 por ciento de los jóvenes consultados no cree en el presidente, un 55,8 por ciento desconfía de los alcaldes y al Congreso le va peor: un 74,13 por ciento no cree en esta institución. Más de la mitad de los encuestados no supo o no quiso responder si se siente representado por un partido político. Todo esto es muestra de que los jóvenes están decepcionados de la política tradicional porque perciben que las instituciones son corruptas y están manipuladas.

Escándalos como la parapolítica y la farcpolítica, Agro Ingreso Seguro, las chuzadas del DAS y el carrusel de la contratación en Bogotá, entre otros, aumentaron la desconfianza de la juventud de cara a las prácticas y cargos políticos. Por eso, aunque la generación es fiel creyente de la democracia, percibe que en Colombia la participación no es transparente y desconfía de quienes ostentan el poder y sus intereses.

Según los expertos, muchos jóvenes se distancian frente a prácticas y espacios institucionales y no se quieren comprometer con los partidos porque realmente no se sienten identificados con ellos. Para el porcentaje restante que sí encontró afinidad con un partido también hay explicación: el porcentaje de La U está ligado a que muchos jóvenes solo han vivido en gobiernos de esta tendencia, el segundo lugar del Partido Liberal se da porque es una opción no radical que, dentro de lo tradicional, se acerca a lo social y, finalmente, el tercer lugar del Partido Verde representa la herencia de la ola.

Los jóvenes, además, desconfían de las instancias jurídicas. Según los expertos, esto se debe a la decepción frente a los fallos judiciales, las bajas condenas en delitos graves y a la lentitud del aparato de justicia.

Por otra parte, también se muestra reacio a la Policía un 55,4 por ciento. Para las fuentes consultadas, esto se debe a que esta generación tiene relación constante con la fuerza civil, sobre todo cuando participan en movimientos de protesta. El Ejército es el único que sale bien librado, con un 64,0 por ciento de credibilidad.

Sin embargo, para los expertos, el pesimismo de los jóvenes con las instituciones no puede ser entendido como una muestra de que estos son apolíticos, pues ellos son protagonistas en otras formas de lo político que van más allá de lo electoral. Ellos no quieren saber ni pío de las instituciones tradicionales, pero con su movilización en asuntos como la educación superior, los tratados de libre comercio y la paz ellos hacen política en otros campos a su manera.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.