Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/14/1985 12:00:00 AM

CON LOS PELOS DE PUNTA

¿Será el minoxidil la panacea que hará nuevamente sonreír a los calvos?

Si los kilos de más son el dolor de cabeza de las mujeres, la calvicie es la mayor preocupación de los hombres. Durante muchos años, miles y millones de dólares se han invertido en investigaciones para determinar qué es lo que produce la caída del pelo y cómo se puede detener o hacer que vuelva a nacer. Hasta hace poco, las noticias eran desalentadoras y los calvos habían tenido que resignarse a su suerte y a ver cada día en el lavamanos de su baño cómo iban desapareciendo uno tras otro los pelos que antes cubrían sus cabezas. Sin embargo, parece que ahora el panorama se ve despejado, como las cabezas de quienes sufren con la calvicie. La Clínica para el Cabello del Centro Médico de la Universidad de Nueva York está investigando una droga llamada minoxidil, bajo el supuesto de que ha hecho crecer el cabello en varios casos de calvicie. El método es simple. El minoxidil, un líquido de color del Chablis, se frota en las partes calvas o semicalvas de la cabeza dos veces al día. Cerca de la mitad o la tercera parte de quienes han ensayado el tratamiento han visto crecer en forma considerable su cabello. Otra tercera parte ha visto nacer uno que otro cabello en sus calvas cabezas o al menos ha visto detener el proceso de la caída. El resto ha visto muy poco cambio con el medicamento en sus actuales concentraciones.
Pero cuando la droga opera, supera cualquier otra alternativa: repetidas idas al salón para "tejer" el pelo o para acondicionar la peluca o el dolor y el costo de la cirugía para transplantes de cabello.
El minoxidil no es una de esas singulares sustancias similares a aquellas para reducir hernias o aumentar el busto, que se anuncian en las páginas traseras de los folletos de supermercados. Es una droga que actualmente se consigue y que está aprobada por el Departamento de Alimentos y Drogas (FDA) de los Estados Unidos, aunque en otra forma y con otro propósito, y es comercializada por una firma farmacéutica líder, la Upjohn de la Kalamazoo, Michigan.
Hace cinco años, la Upjohn consiguió la aprobación de la FDA para mercadear el minoxidil (el nombre comercial es Loniten) para casos severos de presión sanguínea alta. Pronto, algunos de los pacientes tratados con Loniten empezaron a quejarse de que les crecía cabello en todas partes. Los que eran calvos comenzaron a ver que en sus brillantes cabezas afloraba una especie de pelusa y algunas mujeres desarrollaron algo parecido a un bigote. El vello del cuerpo se les empezó a ver más largo, fuerte y grueso. Para algunos era una bendición, para otros no tanto.
El potencial se hizo evidente, y por consiguiente comenzaron a surgir las preguntas. ¿Si la droga fuera administrada como loción, crecería el pelo sólo en las áreas deseadas, sin ningún efecto sobre la presión sanguínea? ¿Es posible que quien se unte religiosamente la loción recupere su aspecto juvenil?
Hace cerca de dos años, Upjohn comenzó tratamientos químicos con más de 2 mil pacientes en 28 localidades en todo el país, un paso necesario antes de solicitar a la FDA la aprobación para comercializar el minoxidil como una droga contra la calvicie. Los investigadores determinaron que una concentración del 5% o menos no tiene efectos sobre la presión de la sangre. El estudio, que terminó en junio pasado, fue seguido por otro que se inició en septiembre y que tenía por objeto determinar cuál es la dosis aconsejable.
Aún antes de que terminara el primer estudio, se vio cómo el pelo de algunos pacientes iba creciendo. Entre ellos figuraba el doctor Joel J. Kassimir, el director de la Clínica para el Cabello, quien había comenzado a perder pelo al final de su adolescencia. Usó la loción dos veces al día durante ocho meses y ahora la utiliza todas las noches antes de irse a la cama. Actualmente, tiene una "atractiva" cabellera.
El patrón típico de la calvicie masculina -nada en la coronilla y una franja a los lados de la cabeza- se debe a la presencia heredada de una enzima en algunas células del crecimiento del cabello del cuero cabelludo. Esta enzima actua sobre la hormona testosterona, que la transforma en una forma que acorta el ciclo de vida del cabello, hasta que finalmente sólo crece como una pelusa prácticamente invisible. La gente que no ha heredado esta enzima no sufrirá de calvicie. La mayoría de las veces la calvicie comienza a sentirse alrededor de los 30 años, aunque todos los hombres con el tiempo experimentan un progresivo debilitamiento de su cabello.
El minoxidil parece que opera mejor en hombres que empiezan pronto el tratamiento, cuando su cabello se está debilitando o volviéndose ralo. Mientras más pelo se tenga, aun si es sólo pelusa, mayores las probabilidades de éxito. Resultados a largo plazo no se tienen todavía, pero según los investigadores "ninguna de las personas que se sometieron a la prueba ha empeorado. Probablemente habrá que usar la loción toda la vida para evitar la posterior caída del cabello, aunque tal vez menos frecuentemente cuando la persona vea que la caída del cabello se ha detenido".
Hay algunos médicos que no están convencidos del éxito del minoxidil. Un profesor de dermatología de la Universidad de Nueva York que ha investigado la droga, afirma que los resultados de las investigaciones son "generalmente desilusionadores". Piensa que el tratamiento local con la hormona progesterona, que bloquea la enzima de la calvicie, "es mucho más prometedor". Sin embargo, se sabe que gran número de dermatólogos, tal vez aplicando el refrán de que la peor diligencia es la que no se hace, están recetando la droga a sus pacientes.
El veredicto todavía no está dado, pero el minoxidil sí parece disminuir la caída del cabello e incluso hacer que le crezca nuevo a un pequeño porcentaje de personas. Lo que no está claro todavía es cómo trabaja la droga. En forma de píldora, como agente antihipertensivo, trabaja dilatando las arterias periféricas, y algunos investigadores han demostrado que la más concentrada, la loción al 5%, dilata los vasos del cuero cabelludo, durante cerca de una hora después de que el líquido ha sido frotado sobre él. Pero la gente no se queda calva debido a una disminución del abastecimiento de sangre en el cuero cabelludo. Si así fuera, los transplantes de pelo no sobrevivirían, cuando la verdad es que son exitosos en casi todos los casos. Aún más, otros métodos para incrementar el flujo sanguíneo hacia el cuero cabelludo, tales como los masajes y varias drogas que dilatan los vasos, rara vez, si no nunca, incrementan el crecimiento del cabello. De manera que, ¿por qué funciona el minoxidil?
Otros efectos, posiblemente hormonales, pueden estar involucrados. Un reciente estudio médico indica que el minoxidil puede disminuir el envejecimiento de las células capilares de tal manera que se prolonga la fase de crecimiento del cabello. En un momento indeterminado, cerca del 90% del pelo se encuentra en una fase de crecimiento. El resto, se encuentra en fase de renovación. Sin embargo, en un momento determinable genéticamente, se empieza a perder también el pelo que está en el final de la fase de crecimiento. Estos pelos son los que aparecen sobre el lavamanos después de que la persona se ha peinado o cepillado el cabello. Eventos tales como el embarazo o el parto pueden súbitamente enviar más células capilares a la fase de renovación, probablemente debido al stress. Si la fase de crecimiento se prolongara, el cabello sería más largo y más fuerte y podría permanecer más tiempo pegado al cuero cabelludo. Pero a la mayoría de los calvos no podría importarles menos cómo trabaja el minoxidil. Lo único que quieren es untárselo. Como dice el doctor Kassimir, "cuando comenzamos nuestro estudio no tuvimos que buscar los pacientes. Ellos simplemente llegaban: doctores, actores, modelos...".
A pesar de que el minoxidil no ha sido aprobado por la FDA como agente del crecimiento del cabello, y no podrá ser por esta misma razón comercializado antes de 1987, Upjohn sostiene que sin embargo muchos norteamericanos se están frotando en la actualidad el producto sobre su cuero cabelludo. Cada uno de los dermatólogos entrevistados, o bien han recetado ya el producto, o bien conocen a un colega que lo ha hecho. La razón consiste en que el minoxidil ha sido aprobado como droga contra la elevada presión sanguínea, y no es ilegal que un médico instruya a un farmacéutico para que muela las tabletas, extraiga la droga activa, y produzca una loción aplicable sobre el cuero cabelludo.

Una onza de loción -que alcanza para cerca de un mes de tratamiento- cuesta alrededor de US$ 85, aunque se dice que algunos médicos del área de Nueva York están vendiéndoles a sus pacientes la misma cantidad por un precio de entre US$ 150 y US$ 200. Pero también parece que algunos médicos están prescribiendo la loción en una concentración demasiado débil para producir algún efecto. Cuando el minoxidil sea aprobado, si es que es aprobado, su precio descenderá dramáticamente, entre otras cosas porque ya no será necesario producir la loción a partir de las pastillas que controlan la presión sanguínea.
Para muchos, el minoxidil es una alternativa atractiva ante medidas temporales como las pelucas o el pelo entretejido. Y ciertamente menos dolorosa -y probablemente más económica- que la cirugía de los transplantes de cabello, que consiste en tomar pequeños segmentos de cuero cabelludo de la nuca para colocarlos en lugares donde se ha desarollado la calvicie.
La mayoría de los doctores que prescriben minoxidil dicen que si el paciente ha durado mucho tiempo como Yul Brynner, las oportunidades de que la droga le ayude a recuperar el cabello son escasas. Pero algunos pacientes que evidentemente convivieron varios años con el "Brynner look" contradicen esta teoría, y ofrecen como argumento su propio caso. "Yo fui muy calvo, dice uno de los pacientes, durante 15 años sólo tuve una pequeña circunferencia de pelo, y eso me acomplejaba, desempeñando un trabajo en el que debo tener mucho contacto con el público. Después de tres meses de tratamiento con el minoxidil comencé a ver que me crecía pelo, hasta cubrir toda mi calvicie. Aún sigue creciendo y volviéndose más grueso". En la actualidad este ex calvo está "muy orgulloso" de su nuevo pelo, a pesar de que le ha ocasionado ciertas molestias, como la de obtener un nuevo pasaporte. "Soy una persona completamente diferente", exclama con una amplia sonrisa.
Ahora sólo resta esperar el diagnóstico final de la FDA. Sólo entonces sabremos si es cierto que el minoxidil es la milagrosa panacea que volverá a hacer sonreír a todos los calvos del mundo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.