Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/11/2010 12:00:00 AM

Consecuencias inevitables

Casi dos millones de colombianos son afectados por la ola invernal. ¿Qué relación hay entre la pérdida de biodiversidad y este fenómeno?

Han pasado casi 50 años desde que la biodiversidad empezó a perderse en el mundo. Según un modelo del biólogo Edward Wilson, de la Universidad de Harvard, la Tierra pierde 30.000 especies cada año.

Colombia no es la excepción. Aunque son escasas las especies que han desaparecido en el país, llegó la hora de empezar a ejecutar acciones que favorezcan y salvaguarden el medio ambiente. La temporada invernal por la que pasa Colombia no es una venganza de la naturaleza. Las lluvias han existido siempre en la historia natural, solo que en esta época el uso indiscriminado del suelo en actividades agrícolas y pecuarias, la minería y la construcción de infraestructura traen como consecuencias la erosión, la deforestación y, por supuesto, el cambio climático, que empezaron a pasar la factura de cobro.

La catástrofe que vive hoy el país se da porque, aunque existe una gran riqueza de especies de fauna y flora, en palabras de Brigitte Luis Guillermo Baptiste, subdirectora del Instituto Alexander von Humboldt, "nuestros ecosistemas no están tan saludables". Han sido intervenidos tanto que de su estado natural no queda casi nada, y cuando los presionan no pueden recuperarse: cambian poco a poco su estructura y su funcionamiento. Por ejemplo, en la región Andina, que tiene el mayor número de personas afectadas por el invierno, solo queda el 20 por ciento de sus ecosistemas en estado natural.

Como manifiesta Beatriz Uribe, ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, en las zonas rurales la agricultura y la ganadería repercuten sobre los ecosistemas. "La desprovisión de cobertura vegetal y el cambio de los paisajes en extensiones significativas, la desecación de humedales  y otras acciones asociadas a estas actividades hacen que los fenómenos de inundación sean más drásticos, pues los niveles de retención de agua son menores", afirmó.

Queda claro que la biodiversidad es más que una lista de plantas y animales. Lo realmente relevante de la diversidad biológica es su factor de resistencia. El conjunto de los factores que la conforman soporta la vida sobre el planeta.

Cuando se alteran y se les da usos indebidos, vienen los problemas. A lo que hay que sumarle que los planes de ordenamiento territorial con que cuentan los municipios del país no son fuertes ni siquiera en el papel. A pesar de que en 2007 se dictó el Decreto 3600 al que se le incluyó la estructura ecológica principal, para tener en cuenta el medio ambiente, aún no están claras las especificaciones para lugares catalogados como suburbanos. Es decir, los asentamientos que ahora se encuentran en zonas de alto riesgo.

Como lo manifiesta Helmut Espinosa, docente e investigador de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, "mientras no se piensen las cosas de forma integral y se deje de último lo ambiental, nada va a cambiar". No se pueden seguir haciendo planes de desarrollo sin tener claro los de ordenamiento territorial .

Orlando Rangel, doctor en biología y miembro del Instituto de Ciencias Naturales de la Univesidad Nacional, comparte esta percepción y agrega que si se sigue alterando el orden natural de las cosas, las consecuencias van a ser peores. Para los expertos consultados, las soluciones deben ser reubicar a las personas que tienen algún riesgo. Deben ser pensadas a largo plazo y, como manifiesta Espinosa, hay que ajustar, revisar y rediseñar los planes de ordenamiento en busca de generar un desarrollo urbano incluyente. No más viviendas de interés social de 32 metros cuadrados en las periferias de las ciudades. A las personas se les debe garantizar la posibilidad de vivir de una forma digna y al medio ambiente, a su vez, la forma de conservarse.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.